Escuela de Economía y Negocios

Conocemos a Yonathan Robledo: primer graduado de la EEyN en obtener una beca doctoral en CONICET

Robledo es graduado de la Licenciatura en Economía de la Escuela de Economía y Negocios de la UNSAM. Conversamos con él para conocer su proyecto y las expectativas que tiene al ser el primero en conseguir una beca doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Con el proyecto de investigación “Equilibrio general en modelos de generaciones superpuestas con períodos de dimensión infinita y competencia imperfecta”, y la dirección de Matías Fuentes, coordinador e investigador del Centro de Investigaciones en Economía Teórica y Matemática Aplicada de la Escuela de Economía y Negocios (CIETyMA-EEyN-UNSAM), Yonathan Robledo obtuvo una beca doctoral de CONICET. El área de interés en la que se forma, tal como él describe, se encuadra en: “el estudio del equilibrio general no competitivo en economías no convexas y con externalidades, tema que pertenece a la rama de la Economía Matemática y la Microeconomía”.

Desde la EEyN le consultamos qué sentía al ser la primera persona en alcanzar esta beca en la Escuela:

“Ser el primer graduado acá de la EEyN, en recibir la beca del CONICET, lo siento muy fuerte, hablando en criollo. Fuerte en el sentido de que uno se esfuerza día a día para cumplir con sus objetivos. En mi caso, ahora estoy estudiando la Maestría en Economía en Di Tella. Para uno al estudiar día a día, al aprender, al haber adquirido experiencia, entrar a CONICET es muy fuerte porque justamente es algo difícil. Hay que tener mucho mérito por detrás, capaz también un poco de suerte, pero por sobre todo es fundamental la persona que te acompaña, que en mi caso es Matías Fuentes”. 

¿Por qué aplicaste a la beca? ¿Cuándo se generó ese interés por el campo de la investigación?

“El área de investigación me interesó mucho cuando empecé a cursar Microeconomía 1 con Matías Fuentes y Álgebra Lineal con Juan Martínez. Ellos tienen una dedicación al dar la materia que se nota y que es contagiosa, ese es el motivo. Ellos me inspiraron a querer hacer lo mismo:  la posibilidad de generar conocimiento y de aprender mucho más. En ese sentido, me fui incorporando al trabajo con ellos en el CIETyMA, uno de los centros de investigación de la EEyN”. 

¿Qué posibilidades implica la obtención de esta beca para tu futuro como profesional?

“En una primera instancia la posibilidad de doctorarme y obtener el Doctorado en Economía Matemática. Pero en un futuro, implica la posibilidad de comenzar con la carrera de investigador en alguna universidad como la Escuela o en algún otro país. También tener posibilidades de investigar afuera o de ejercer la docencia que es otra de las prácticas que me gusta mucho. 

Por otro lado, dentro del ámbito de la investigación, uno se relaciona con muchos profesionales en diferentes áreas, hay una especie de interconexión con todas las disciplinas. Por ejemplo, en la EEyN, hay investigadores/as en Economía como es mi caso pero también investigadores/as de Turismo, de Sociología, de Filosofía. Eso está bueno porque en esa interrelación uno aprende de esos otros perfiles y ámbitos académicos que no necesariamente son de la misma disciplina. Ese es un aspecto positivo de la investigación tanto como el de poder manejar tus horarios y tus tiempos investigando el tema que te interesa”. 

¿Qué le dirías a otros/as estudiantes que se interesen por el campo de la investigación?

“Que busquen hablar con las personas que se dedican a la investigación, que pregunten de qué se trata, que evalúen las motivaciones de esas personas. Obviamente que la recomendación de consultar con los/as investigadores va aparejada con el interés por el estudio. 

Hay muchas personas que cuando se reciben se dedican a la empresa, al ámbito público o, al ámbito académico. Si se quieren dedicar a este último, hay que adentrarse en el estudio, saber con qué personas hablar para sacarse las dudas y para conocer los procesos de presentación para una beca o los requerimientos del mismo ejercicio de la investigación. Tener la información, conocer que para doctorarse, se puede ser becario doctoral. También que la persona con la que se referencien, les explique cuáles son las tareas de un/a investigador/a: la presentación de papers, la participación en Jornadas y Congresos, entre otras actividades”.

Robledo obtuvo, previamente, una beca de la EEyN-UNSAM de un año de duración que tuvo como objetivo acompañarlo en su postulación a CONICET, con la preparación del plan de trabajo y su integración efectiva al CIETyMA. Esta política de becas para hacer más efectivo el proceso de postulación a CONICET es llevada adelante por la Secretaría de Investigación de la EEyN con el apoyo de Vicerrectorado de UNSAM

, , , , , ,

Nota actualizada el 16 de mayo de 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *