Escuela de Política y Gobierno, Extensión EPyG

Julia Dupuy: “Es muy importante empezar a formar gestoras deportivas”

Galería

Julia Dupuy es la cara argentina que representó a las jugadoras en su lucha para que la FIFA confirmara la organización del primer mundial femenino de futsal. Es, también, estudiante de la Diplomatura en Política y Gestión Deportiva de la Escuela de Política y Gobierno de la UNSAM. “La lucha es por todas, porque nosotras también jugamos”, arenga en esta nota.

Por Lucas Varin

Tras siete años de lucha, el reclamo internacional de mujeres deportistas en el ámbito del futsal finalmente logró uno de sus principales objetivos: el futsal femenino tendrá su primera Copa del Mundo organizada por la FIFA.

Julia Dupuy, estudiante de la Diplomatura en Política y Gestión Deportiva de la Escuela de Política y Gobierno (EPyG) de la UNSAM y jugadora del Poio Pescamar, de Pontevedra (España), fue la representante argentina en el video que en 2022 congregó a jugadoras de distintos países unidas en un mismo grito. “La igualdad no puede ser una promesa”, exigía la estudiante deportista mirando de frente a la cámara. “Estando todas juntas nos dimos cuenta de que las condiciones estaban dadas para tener un mundial”, cuenta ahora.

Julia terminó de entrenar el 26 de diciembre y miró su celular: tenía muchos más mensajes que de costumbre. Algunos la felicitaban y otros eran de incredulidad. Pero ella no entendía qué estaba pasando hasta que entró a Twitter y vio la noticia oficial de la FIFA confirmando la organización de la Copa. “Me puse a llorar muchísimo. Fue una sensación que no me olvido más: alegría por todas y un alivio muy grande”, dice la subcampeona de América en 2019, que afirma: “La lucha es por todas”. La número 7 de la selección argentina hoy sueña con poder representar al país en el primer mundial de futsal femenino.

Desde 2015 que el sindicato de jugadoras de futsal viene luchando por la igualdad en el Mundial. En 1989 se organizó el primero para varones, que en Lituania 2021 celebró su décima edición. A fines de 2022, la FIFA anunció que organizaría el primer torneo femenino. “Más allá de esta victoria —dice Dupuy—, las desigualdades persisten”.

¿Qué objetivos de esta militancia van más allá del Mundial?

Los objetivos son seguir demostrando la fuerza que tenemos las jugadoras, pero también las y los deportistas en general. Habíamos empezado hace mucho tiempo esta lucha, pero nunca se había sentido tan fuerte esto de alzar la voz como ahora que lo hicimos todas juntas. Por eso nuestro lema “Si somos más se nos escucha más”. Quedan muchísimas desigualdades, quizás la del mundial era la más notoria, pero hay muchas más: la Champions League Femenina no existe, pero la masculina ya tiene varias ediciones jugadas. No solo hablo de competiciones sino de lo que generan: visibilidad, patrocinadores, contratos profesionales. Queda mucho por conquistar y este fue un gran paso que igualará el terreno de juego.

La Asociación de Jugadoras se creó en 2010 y solo tiene socias en España. ¿Cuál es el próximo paso? 

El próximo paso es conseguir la oficialidad en la FIFA como Sindicato de Jugadoras de Fútbol Sala. Queremos ser las interlocutoras de las jugadoras de fútbol sala. Un sindicato es un organizador de personas, en este caso de jugadoras, en busca de derechos que nos pertenecen.

¿Cuál es la importancia de que haya un mundial femenino de futsal?

Va a ser un antes y un después. Si no hay competencias a nivel internacional, no hay interés por parte de las federaciones de empezar a tener un proyecto de crecimiento. De hecho, muchos países que no tienen selecciones femeninas tendrán el incentivo de crear una. También será un gran cambio en lo que respecta a patrocinio, visibilidad, televisación, empezar a tener referentes y un montón de casos más. Es, también, una lucha ganada porque fuimos las jugadoras las que pusimos la cara, las que protestamos, las que jugamos y las que ponemos el cuerpo. ¿Qué más podemos hacer que unir a jugadoras de distintos países hablándole a la cámara a la federación más poderosa de todas?

¿Cómo se vincula lo que estás cursando en la Diplomatura con tu rol en esta cruzada?

En la Asociación de Jugadoras estoy en un rol de gestión. Me encanta estar, también, desde este lugar del deporte. Trato de formarme en aquello por lo que vengo luchando, por aquello de lo que yo quiero ver el cambio. Tiene que haber muchísimas más mujeres en la gestión deportiva, que al fin y al cabo es otro de los puestos de dirección en donde se toman decisiones. Es muy importante empezar a formar gestoras deportivas. Y las universidades tienen un rol clave: educar para una sociedad más igualitaria y equitativa, que en definitiva sea mucho más libre.

En ese camino de formación, Julia ya dio su primer paso.

Acompañar la lucha

Damian Stazzone, campeón del mundo con Argentina en 2016, capitán y referente de San Lorenzo, y también egresado de la Diplomatura en Política y Gestión Deportiva de la UNSAM, contó que hablaron con el plantel durante la Copa del Mundo de Lituania 2021, en la que Argentina se coronó subcampeón: “Estamos a disposición de lo que necesiten. Tampoco queremos levantar una bandera de la que no nos corresponde ser protagonistas. Nuestro lugar es el de acompañar esa lucha, los reclamos, tratar de difundir lo que se pueda y siempre tratando de estar en contacto con las pibas para ver qué necesitan, cómo podemos ayudar o ser útiles”. 

Por su parte, Demian Krynski, entrenador de futsal y director de la Escuela Femenina Fútbol Queens, quien cursó la Diplomatura en 2020, destacó: “Tenemos una coyuntura espectacular para que la práctica del deporte siga sumando adeptas. Ojalá que pronto podamos tener éxitos deportivos en la rama femenina y que alguna de las 2000 chicas que ya pasaron por nuestra escuela puedan representar a la selección”.

, , , , , , , , , ,

Nota actualizada el 27 de marzo de 2023

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *