Escuela de Economía y Negocios, Sin categoría

Economía energética en Argentina: claves para satisfacer las necesidades de la transición

Las investigadoras CONICET-IIESS Carina Guzowski, María María Ibáñez Martín y Florencia Zabaloy reflexionaron sobre la pobreza energética en Argentina, en el marco del ciclo sobre Transición Energética organizado por la Escuela de Economía y Negocios. El evento fue moderado por Cristian Folgar, investigador del Centro de Investigación en Economía y Planeamiento Energético (CIEPE-EEyN -UNSAM).

Guzowski, Ibáñez Martín y Zabaloy, especialistas en economía de la energía presentaron un trabajo que realizaron en conjunto sobre pobreza energética, en el contexto de la actual transición energética motorizada por el cambio climático. El encuentro, “Transición Energética Justa: La pobreza energética en Argentina”, comenzó con la definición de energía por parte de Carina Guzowski: “un bien social y estratégico para todas las actividades de la sociedad”. A partir de este estudio, las investigadoras se enfocaron en saber cómo se satisfacen las necesidades de servicios energéticos de quienes menos tienen. 

 

Por su parte, María Florencia Zabaloy destacó que, hoy en día, la pobreza energética “está asociada a la pobreza en combustible y está referida al acceso a energía moderna y no contaminante”. Desde un enfoque mesoeconómico, Zabaloy la definió como “falta de satisfacción de servicios energéticos fundamentales para la vida humana”. Y aseguró: “Hay múltiples factores que inciden en el acceso a los servicios energéticos: cuestiones sociales, laborales y de educación, entre otros”. 

 

A continuación, María María Ibáñez Martín afirmó que se considera energéticamente pobre a “un hogar donde se utilizan combustibles tradicionales como leña, carbón, kerosene o residuos, para la cocción de alimentos”. Siguiendo los datos de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, señaló que “el 0,4% de los hogares argentinos son pobres energéticos y se concentran principalmente en el NOA y el NEA”. A partir de esta información, también encontraron que hay más posibilidades de sufrir pobreza energética tanto en hogares con menor nivel educativo y de menor edad, como en hogares monoparentales. 

 

Las tres investigadoras llegaron a la conclusión de que más que medir la pobreza energética conviene caracterizarla, ya que existe en diferentes grados; además, destacaron que no se trata de un fenómeno dicotómico, sino más bien de uno multidimensional. Al finalizar el encuentro, se les consultó sobre la potencial contradicción entre cambiar los hábitos de consumo y la promoción de hidrocarburos convencionales en el contexto nacional actual. “Yo creo que no hay una contradicción. Creo que no es gas o energías renovables. La transición energética en Argentina debe unir ambos, pensando en una descarbonización de la matriz y pensando a futuro en una nueva manera de consumir energía”, afirmó Guzowski.

 

Las charlas sobre Transición Energética, organizadas por el CIEPE, se realizan una vez por mes. Allí, expertos y analistas invitados dialogan sobre los desafíos y oportunidades que representa la transición energética en nuestro país. Se pueden ver en nuestro canal de Youtube

 

, , , , ,

Nota actualizada el 24 de septiembre de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *