Escuela de Economía y Negocios

Ha-Joon Chang inauguró el ciclo “Democracia y Desarrollo: Argentina a 40 años” de la Escuela de Economía y Negocios

Galería

“Argentina se encuentra en una situación muy preocupante por la baja inversión en investigación y desarrollo”, dijo el reconocido economista surcoreano en la conferencia magistral organizada por la EEyN y Fundar, realizada el lunes 8 de mayo en el Campus Miguelete de la UNSAM.

“¿Cómo se aumentan las inversiones? Bajar los impuestos y eliminar regulaciones no siempre es la respuesta. Los inversores también buscan infraestructura, desarrollo, mano de obra calificada: no es tanto los impuestos sino lo que se obtiene con ellos”, alertó Chang ante un auditorio colmado. “No necesito recordarles que la inversión es capital para la acumulación de capacidades y también para el desarrollo. Sin esa inversión no se puede crecer, no se puede aumentar la productividad. Una vez más Argentina tiene una perspectiva bastante preocupante, según estándares internacionales tiene un muy bajo nivel de inversión. ¿Cómo suponen ustedes que van a aumentar su productividad sin inversión?”, provocó el economista. 

La conferencia magistral de Ha Joon Chang se realizó en el Auditorio del IIB del Campus Miguelete y se tituló: “En búsqueda del desarrollo: capacidades productivas y macroeconomía”.  Fue organizada en conjunto entre la EEyN y Fundar en el marco del lanzamiento de un ciclo de actividades destinadas a debatir sobre los desafíos de la democracia y el desarrollo que organiza este año la Escuela de Economía y Negocios de la UNSAM por motivo de cumplirse los 40 años de la vuelta a la democracia. 

Antes de su alocución, el reconocido economista participó de una reunión y realizó una visita guiada a la UNSAM con la Vicerrectora de la universidad, Ana María Llois; el Decano de la EEyN, Marcelo Paz; la Secretaria de Internacionalización y Cooperación Internacional de la UNSAM, Valeria Pattacini, el Subsecretario de Desarrollo e Innovación de la UNSAM, Diego Comerci;  la Secretaria de Investigación de la EEyN, Lucía Vincent; el presidente de Fundar, Sebastián Ceria, y el director ejecutivo de Fundar, Martín Reydó. 

En el auditorio se encontraban autoridades de la UNSAM y de Fundar, representantes de la Embajada de Corea y de la Cancillería argentina, miembros de empresas coreanas como Samsung y Peabody, investigadores y estudiantes de distintas universidades. 

La primera en tomar la palabra fue Lucía Vincent, quien dio la bienvenida,  agradeció a Ha-Joon Chang por brindar la conferencia, a Fundar por la organización en conjunto y a todos los presentes. “Es un evento de gran relevancia para la Escuela de Economía y Negocios de la UNSAM porque con esta conferencia damos comienzo al ciclo “Democracia y Desarrollo: Argentina a 40 años”, que llevaremos adelante desde la Escuela con el propósito de reflexionar y abrir el debate sobre los desafíos de la democracia al cumplirse 40 años desde su recuperación y las perspectivas de desarrollo a futuro”, dijo Vincent. 

La moderación del evento estuvo a cargo de Jimena Rubio, investigadora de Fundar, quien resaltó la relevancia de que se realizara en una universidad pública. “En Fundar creemos, junto a la gente de la UNSAM, en la importancia que tiene abrir estos espacios para discutir políticas de desarrollo productivo para Argentina. En ese sentido la presencia de Chang es una muy buena noticia. Es alguien que siempre estimula, que siempre desafía a pensar las ideas predominantes dentro de la política económica”, sostuvo.  

Lo primero que hizo Ha-Joon Chang al comenzar su conferencia fue resaltar que en 1962 el ingreso per cápita en Argentina era de 1.163 dólares y el de Corea del Sur 106. En 2021, el de Argentina pasó a 10.636 y el de Corea del Sur a 34.977. A lo largo de la conferencia, se encargó de explicar el porqué. 

“Argentina tiene muy poca inversión en investigación y desarrollo: solo el 0,5 % del PBI, y queda en la esfera académica. Hay muy pocos puentes entre la investigación y el desarrollo”, afirmó, al tiempo que remarcó que Corea del Sur destina el 4.6 % del PBI a la investigación y el desarrollo, Estados Unidos el 3.5 %, Suecia el 3.4 % y Alemania el 3.2 %. “En ese sentido, Argentina está en un lugar muy preocupante”, consideró. 

Para que los países puedan crecer, los gobiernos, según Ha-Joon Chang, deben tener políticas industriales “muy fuertes” en cuanto a la protección, los servicios y la investigación y el desarrollo. También sostuvo que muchos países desarrollaron su industria “a través del proteccionismo y los subsidios”, pero que luego, cuando se volvieron poderosos, promovieron el libre comercio, línea que profundiza en su reconocido libro “Pateando la escalera” (Anthem; 2002). “Es como que alguien que llegó a la cima con una escalera después la patee para que nadie más suba”, agregó. Asimismo, resaltó la importancia de proteger a las industrias incipientes “hasta que puedan competir” en los mercados internacionales. 

Otro aspecto a tener en cuenta para el reconocido economista surcoreano está relacionado con los “estándares laborales”. Según explicó, “si se bajan las leyes laborales se destruye la calidad de la fuerza de trabajo. Si se permite que en las empresas trabajen 15 horas por día los trabajadores, eso significa que van a estar cansados y que no van a producir bien. Con estas regulaciones las empresas van a sufrir porque tendrán una ventaja y las otras empresas tendrán que hacer lo mismo y todos tendrán una baja de calidad. Paradójicamente, tener regulaciones es bueno para el negocio. Se necesitan estrategias de desarrollo del mercado privado”. 

Ha-Joon Chang también resaltó la importancia de que las políticas industriales estén acompañadas de contextos macroeconómicos “correctos”. “Creo que las cuestiones industriales y las macroeconómicas tienen que tener un diálogo. No se puede resolver este problema simplemente mirando un lado de la moneda”, concluyó. 

Luego de la conferencia, Matías Kulfas, director del Doctorado en Ciencias Económicas de la EEyN, estuvo a cargo de realizar un comentario sobre las palabras de Chang. En primer lugar, Kulfas le agradeció al economista surcoreano por su “brillante” conferencia. “Además de sus aportes académicos, el profesor ha tomado la posición de trabajar en la divulgación de sus ideas en una gran cantidad de libros y artículos. Busca transmitir estas ideas de una manera más llana, para que puedan ser leídas no solo por el público académico. Ese es un aporte que me gustaría destacar”, dijo. Para finalizar, se abrió un espacio para el intercambio con preguntas del público, que volvieron sobre los desafíos que enfrenta la Argentina, no solo en términos económicos sino también políticos. 

Al despedirse, Chang firmó autógrafos de sus libros y se tomó selfies con investigadores y estudiantes que se acercaron para felicitarlo y reconocerlo por su valiosa trayectoria. 

Podés volver a ver la conferencia en este link

Ha-Joon Chang es reconocido en el mundo por sus aportes teóricos y críticos a la economía política, cuyos postulados han tenido un gran impacto en la discusión económica global. Escribió una veintena de libros, en los que desarrolló una crítica a la ortodoxia neoclásica en economía y defendió la importancia del Estado en el desarrollo económico y la necesidad de políticas proteccionistas y de regulación financiera para una economía más justa y equitativa. Es docente de la SOAS University of London, fue profesor en la Universidad de Cambridge (Inglaterra) durante 32 años y asesoró económicamente a diversos países y organizaciones no gubernamentales, así como a las Naciones Unidas y a organizaciones financieras multilaterales como el Banco Mundial.

 

Fue la primera conferencia del ciclo “Democracia y Desarrollo: Argentina a 40 años”, que continuará este jueves con la clase abierta del Doctorado en Ciencias Económicas de la EEyN sobre  “Recursos naturales y desarrollo”, que brindará el economista Jorge Katz.

, , , ,

Nota actualizada el 11 de mayo de 2023

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *