home,Instituto de Investigaciones Biotecnológicas

UNSAM y CNEA esterilizarán y envasarán hisopos para los testeos de PAMI

Galería

Autoridades de la UNSAM, la Comisión Nacional de Energía Atómica, el PAMI y el Ministerio de Producción firmaron un convenio que permitirá ampliar la cantidad de testeos de COVID19 en grupos de riesgo, mediante la incorporación de entre 30 mil y 50 mil hisopos para extracción de muestras de pacientes.

Por Alejandro Zamponi. Fotos: Pablo Carrera Oser

 

En el marco de la emergencia sanitaria y la necesidad de reforzar la cantidad de testeos diarios que se efectúan a afiliados al PAMI con sintomatología asociada al COVID-19, cuatro instituciones firmaron un convenio el 23 de septiembre en el Campus UNSAM para ampliar la disponibilidad de un insumo fundamental en medio de la pandemia: los hisopos que se utilizan para extraer muestras. El convenio se produce a partir de la donación por parte de la empresa Terragene de 30 mil hisopos (con posibilidad de ampliar a 50 mil), que deben ser envasados y esterilizados. Fue firmado por el titular de la Secretaría de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, Ariel Schale; la directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich; el presidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Osvaldo Calzetta Larrieu; y el rector de la UNSAM, Carlos Greco. También participó del encuentro el presidente de la Agencia del Ministerio de Ciencia, Fernando Peirano.

Los hisopos donados deben ser acondicionados y envasados individualmente y luego esterilizados para poder ser utilizados como método para tomar muestras. La UNSAM que lidera diversos proyectos de investigación y transferencia de tecnología con diferentes sectores científicos involucrados en la lucha contra el COVID-19, estará a cargo del acondicionamiento y el envasado manteniendo rigurosas normas de seguridad e higiene, garantizando la trazabilidad de los materiales recibidos, entregandolos rotulados en un empaque secundario. Luego, dichos insumos serán remitidos por el PAMI a la CNEA para ser tratados con radiación ionizante.

“Cuando uno firma un convenio, materializa la vocación de trabajar en favor de la sociedad, en este caso motivados por un grave problema sanitario. La Universidad está predispuesta siempre a aportar su conocimiento para mejorar la vida de la gente, junto a las áreas de gobierno que nos interpelan y sostienen con sus aportes. Eso hace posible que nuestros investigadores expresen su aptitud y actitud de responder oportunamente a las necesidades de la sociedad”, dijo el rector Carlos Greco.

“PAMI es el mayor comprador de medicamentos de la Argentina y la mayor obra social de América Latina. Conseguir hisopos y barbijos en una escala tan grande se nos hizo difícil. Poder contar con el sector científico tecnológico, el sector universitario y otras áreas de gobierno para que nos asistan es un alivio y un motivo de celebración. Es un vínculo que queremos reforzar”, dijo Luana Volnovich, directora ejecutiva del PAMI.

“Con la Universidad de San Martín estamos muy acostumbrados a trabajar -dijo Osvaldo Calzetta Larrieu, presidente de la CNEA-. De hecho tenemos dos institutos en conjunto. Hasta hace muy poco pertenecíamos al Ministerio de Producción. Con PAMI no es el caso, pero nos puso muy contentos cuando nos plantearon esta oportunidad de colaborar. Esto es producto de 70 años de trabajo contínuo y la capacidad de responder ante las necesidades de la sociedad argentina”. 

Para Peirano, presidente de la Agencia de la Ministerio de Ciencia “esto tiene que ser una enseñanza de cómo sacar provecho a esas capacidades que tiene Argentina y que van a ser las que le permitan ponerse de pie, como es el sistema de Ciencia y Tecnología y las Universidades”.

Ariel Schale, Secretario de Industria, sostuvo por su parte: “Las capacidades más potentes anidan en la articulación y colaboración de nuestras capacidades manufactureras y científico tecnológicas. La OMS detectó 25 productos esenciales y tenemos la capacidad para producir los 25, de los cuales nuestra industria ya estaba produciendo 23. Hisopos era uno de los insumos que no se producían y ahora están acá. Los otros eran los guantes de latex, que tenemos todo para empezar a hacerlos”. 

Tras la firma del convenio marco, la comitiva visitó las empresas de base tecnológica CHEMTEST e INMUNOVA instaladas en la Fundación Argentina de Nanotecnología (FAN), dentro del Campus.

Actualmente CHEMTEST está produciendo 150 mil kits ELA CHEMSTRIP por mes para diagnóstico rápido de pacientes con COVID19, tengan síntomas o no. La planta de producción trabaja a su máxima capacidad y satisface la demanda de un amplio número de instituciones públicas y privadas. Los socios fundadores de la empresa, que son investigadores del IIB, planean invertir para duplicar la capacidad de producción y comenzar a exportar. Además, están por lanzar y empezar a producir test serológicos de COVID19, de formato rápido. Estos test sirven para diagnosticar pacientes que cursaron la enfermedad, sin síntomas, ni diagnóstico previo.

INMUNOVA desarrolló un suero hiperinmune para tratar pacientes diagnosticados con COVID19 durante la primera semana desde la aparición del primer síntoma. El desarrollo logró inhibir la acción del virus en pruebas de laboratorio y actualmente está siendo probado en más de 20 hospitales argentinos. Está previsto que en octubre finalice la etapa de reclutamiento, que consiste en inyectar dos dosis del suero en un conjunto de pacientes que es monitoreado para medir la efectividad del tratamiento.

 

, , , , , ,

Nota actualizada el 23 de septiembre de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *