Escuela de Economía y Negocios, Publicaciones-eeyn, Sin categoría

Cristian Folgar, docente EEyN, participó en la Audiencia Pública para determinar la Tarifa de Energía Eléctrica 2022

Miembro del Centro de Investigación en Economía y Planeamiento Energético y Director de la Licenciatura en Economía de la Escuela de Economía y Negocios participó del evento organizado por el Ente Nacional Regulador de Electricidad.

Las empresas transportistas y distribuidoras del sector energético expusieron la situación que atraviesan, exigiendo apoyo económico. En este marco, Cristian Folgar, representando a la Universidad Nacional de San Martín, mencionó el objetivo de la audiencia, que fue presentar los tres componentes de los costos finales de las tarifas: el de generación, de transporte y de distribución. Durante su presentación, Folgar también hizo referencia a las restricciones desde el punto de vista macroeconómico, teniendo en cuenta que uno de los grandes componentes que forman parte del costo final de las tarifas que pagan los usuarios es el subsidio y, según afirmó, “al día de hoy no sabemos exactamente con qué grado de libertad y los límites con los que cuenta presupuestariamente el Estado para mantener, incrementar o reducir el nivel de subsidios. Esto, lógicamente, va a terminar condicionando las tarifas”

 

Desde el punto de vista de los desafíos tarifarios que afronta el país, Folgar destacó que, aunque el Estado subsidia parte del costo, a veces, no cubre los costos económicos de funcionamiento. Y agregó que el gran desafío de los últimos 20 años es que el subsidio sea sustentable y de calidad, para que así sea posible abonar las facturas, sea con las de transporte o de las de distribución, de propiedad estatal o cooperativas. “Lo paradójico es que teniendo costos que no remuneran los costos económicos, a buena parte de la demanda le cuesta pagar las facturas”, remarcó. 

 

A partir de esta situación se presentan los dilemas de los subsidios, a los cuales Folgar describe como “injustos, no financiables y que terminan agravando el problema que se busca mitigar en un principio”. Es por eso que se pregunta ¿para qué subsidiamos? y ¿cuántos ingresos podemos destinar a subsidios? y afirmó: “Gran parte de la sociedad no tiene ingresos disponibles para pagar los costos económicos. Además, el subsidio siempre debe ir a los sectores de menores ingresos. Hay que tener en cuenta que subsidiar la demanda siempre es más eficiente y beneficia más a estos sectores, que el subsidio a la oferta”. 

 

En el cierre de su presentación destacó que, en el escenario 2022, “vamos a importar menos gas de Bolivia y se va a reemplazar por gas importado de otros lugares del mundo, a costos muchísimo más altos”. Estamos, también, viviendo un período de sequía que esperamos que se revierta; la demanda eléctrica está creciendo y, dado el contexto del mercado internacional, van a aumentar los precios de los combustibles que importamos, cualquiera sea el tipo”. 

 

La charla se encuentra completa en este link. 

 

, , , ,

Nota actualizada el 16 de junio de 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *