CUSAM,Instituto de Artes Mauricio Kagel

Juan Falú en la inauguración del ciclo “El arte abre la cárcel”

Galería

El nuevo ciclo del CUSAM y el Servicio Penitenciario Bonaerense estrenó escenario con tres muestras de teatro y un concierto a cargo de estudiantes de la Licenciatura en Música Argentina de la UNSAM. “Aquí estamos a la par y compartiendo el arte, que es una de las manifestaciones más poderosas de la dignidad humana y la libertad”, dijo Falú, director de la carrera, quien el martes 2 fue homenajeado por el Congreso de la Nación.

Por Ivana Blanco. Fotos: Juli Jons

El ciclo “El arte abre la cárcel” es un espacio impulsado por el Centro Universitario San Martín (CUSAM) y el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que busca transformar las lógicas y los prejuicios sociales que existen en la cárcel a través del arte. 

De su inauguración participaron internxs de diferentes unidades penitenciarias y estudiantes y docentes del Instituto de Artes Mauricio Kagel (IAMK). Además estuvieron presentes Lalo Paret, responsable del Programa de Articulación y Desarrollo Territorial de la UNSAM; Marcos Perearnau, coordinador de Arte y Cultura del CUSAM; Natalia Ojeda, directora del CUSAM; Juan Falú, director de la Licenciatura en Música Argentina del IAMK; y Gabriela Ríos, jefa de Cultura del Servicio Penitenciario Bonaerense. 

Las compañeras de la Unidad N.º 46 compartieron algunas piezas creadas en el Teatro del Oprimido, un taller a cargo del Grupo Osadía que trabaja con la improvisación a partir de escenas que terminan mal, pero que impulsan a pensar finales alternativos. “Los talleres son importantes para nuestra mente, cabeza y espíritu. En estos espacios sentimos que podemos escaparnos. Agradecemos a las chicas que vienen de afuera y que nos enseñan a valorar y a pensar. Nos dan fuerzas y energía porque estamos apagadas”, dijo una de las participantes. 

Después se presentó La Tini, una obra de teatro escrita y protagonizada por Carmen Quintana, estudiante del CUSAM e integrante del Taller de Actuación. “Ella presentó el proyecto y decidimos producirlo. Agregamos un día más en la semana para trabajar la obra y experimentar con el texto. Cada ensayo nos conmueve, por eso quisimos compartir esta primera parte”, contó Sebastián Ostapow, director de la pieza.

Por último, la compañía Sueños de Libertad de la Unidad N.º 5 de Mercedes ofreció una obra-homenaje por el Día del Padre que hizo reír y llorar a todxs lxs espectadorxs. Las obras de Sueños de Libertad son autogestionadas y producidas por los mismos internos, desde el guión hasta la puesta en escena. 

La Licenciatura en Música Argentina del IAMK cerró la jornada con un concierto a cargo de estudiantes y docentes dirigidos por Juan Falú, guitarrista, compositor y director de la carrera. “Somos músicos, profesores y estudiantes de música de la UNSAM. Nos dedicamos a la música argentina, especialmente al folklore y al tango”, dijo Falú antes de empezar a tocar. “Hoy los teloneros tendríamos que haber sido nosotros. Lo que hicieron fue hermoso, muy emocionante. Surge de las entrañas de estos espacios, en los que hay que encontrar la libertad interior desde el arte, el pensamiento y la solidaridad”.  

Más tarde, Falú habló de la música como un “vehículo de dignidad”. “No venimos aquí con pena ni a sentir compasión por nada, venimos a entregar música, que es una energía linda y positiva para ustedes y para nosotros. Porque la dignidad no depende del lugar en el que uno esté. La dignidad es una conquista personal y social que se alcanza estemos donde estemos. Hay mucha gente que está afuera, pero que no tiene dignidad ni libertad. Siempre vamos a combatir a ese que está afuera sin dignidad y mutilando la libertad de los otros. Sentimos que aquí estamos a la par y compartiendo el arte, que es una de las manifestaciones más poderosas de la dignidad humana y de la libertad. Estamos muy agradecidos de que nos reciban”.

Perearnau contó que la idea del concierto en el CUSAM fue de Falú. “Después de la presentación de la Diplomatura, Falú se acercó y dijo ‘Quiero tocar acá’. Eso significó mucho para nosotros, nos dice que algo estamos haciendo bien. Nos desvivimos pensando cómo transformar la cárcel. Sabemos que el arte es la salida, el arte abre la puerta”.

Del encuentro también participaron el subdirector general de Educación del SPB, Walter Burgos; el jefe del Complejo Penitenciario San Martín, Guillermo Paoletti; el secretario del mismo complejo, Ricardo Méndez; el director de la Unidad N.º48, Adolfo Cersósimo; la subdirectora de Administración de la Unidad N.º 5, Paola Banegas; y el director del CENS N.° 460, Marcelo Fredes.

Con más de cincuenta años de trayectoria, el guitarrista, compositor, docente y director de la Licenciatura en Música Argentina de la UNSAM fue reconocido el martes 2 de julio por el Congreso de la Nación.

Falú es una figura clave del folklore argentino. Creó y dirige el Festival Guitarras del Mundo, que desde hace veinticinco años constituye un espacio central para el instrumento en el país.

El homenaje fue en el Salón Delia Parodi del Congreso de la Nación (Av. Rivadavia 1864).

 

, , ,

Nota actualizada el 4 de julio de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *