#CulturaUNSAM

El ciclo “Bocetados” se presenta en el Centro de las Artes UNSAM

El domingo 24 de abril, las coreógrafas Celia Argüello Rena y Diana Szeinblum presentan en el edificio de Sánchez de Bustamante una nueva propuesta escénica, que indaga en la relación de la danza con el espacio. Será en el marco del Festival de Danza Emergente de Buenos Aires (FIDEBA). ¡Reservá aquí tus entradas!

Texto y fotos: Damasia Patiño Mayer

Ideado por artistas del mítico Café Müller, el ciclo Bocetados surge del trabajo escénico planteado por sus realizadores en el transcurso de cuatro encuentros —de tres horas de duración cada uno— y la posterior presentación en público de ese proceso: dos ‘bocetos’ que se estrenarán en el Centro de las Artes UNSAM el 24 de abril a las 21.

Los participantes son las bailarinas y coreógrafas Celia Argüello Rena*, Diana Szeinblum** y el director escénico Silvio Lang. En esta entrevista, Rena y Szeinblum cuentan de qué trata la propuesta y comparten algunos detalles de la experiencia.

¿Cómo surgió la idea del proyecto?

Celia Argüello Rena: A mí me entusiasmó la idea de trabajar con Diana y con Silvio. Confío en este encuentro, en este tiempo y en ser fiel a la propuesta de Café Müller. Es la primera vez que trabajamos juntos. Ellos dos son mis referentes, mis maestros. Para mí, está buenísimo.

Diana Szeinblum: Hoy me divierten las propuestas que me saquen del lugar en donde suelo trabajar, que me impongan nuevas exigencias, que me lleven a otros estadios. Salir de lo que ya conozco de mí. A esta altura, todo lo que pueda descubrir es bienvenido.

El boceto que van a presentar, ¿tiene un tema?

D. S.: Sí, hay un tema que tiene que ver con el espacio. Es la primera vez que Café Müller saca este ciclo de su sala y lo lleva a un lugar tan grande. Siendo un boceto y teniendo una sola persona, es inevitable que eso se vuelva tema. Es muy difícil hacer oídos sordos a ese espacio.

¿De qué manera lo trabajan?

C. A.: Todo va a estar formado por pruebas relacionadas con los posibles modos de ocupar ese espacio, de relacionarse.

D. S.: Yo le decía a Celia que tratáramos de hacer pruebas en relación con los modos en que una persona puede dar cuenta de ese espacio. Relación persona-espacio, espacio-persona, inmensidad-cuerpo, cuerpo-inmensidad, el límite, el contorno, especialidad, potencia, contemplación. Hoy trabajamos eso.

Un boceto suele ser una etapa previa de otra cosa. ¿Ustedes visualizan un futuro para este boceto?

D. S.: El futuro es el boceto, pero es un lindo pensamiento eso. Que no haya nada más que el boceto. Y que el espectador pueda también practicar eso, ver cómo se construye algo porque, en general, el espectador no ve esa parte del proceso. Es interesante que pueda practicar ver un boceto.

C. A.: No hay futuro, es algo único.

¿Qué formato va a tener la presentación?

D.S..: Va a tener un cierto desparpajo. Celia se pinta en escena… Va a verse mucho más el mecanismo que la obra terminada. Pero no necesariamente hay que ser coreógrafo o bailarín para disfrutarlo.

C.A.: Me parece que tiene algo de “cocina”, que a un espectador normal le puede interesar más que a un coreógrafo que está acostumbrado a vivir eso.

Celia, ¿podrías contar un poco lo que estás haciendo con Silvio?

C. A.: Él vino con pautas para trabajar con la arquitectura, los límites y las líneas. También usamos la voz. En un espacio como el de Sánchez de Bustamante hay un tema del llenado con el sonido muy contundente. Usamos el sonido de la voz, textos no.

¿Qué representa Café Müller dentro del espacio de la danza?

D. S.: Es el único lugar de Buenos Aires dedicado exclusivamente a este arte. Un espacio independiente que tiene una programación 100 % danza. A través del FIDEBA realizan propuestas de extensión hacia otros espacios, en este caso, el Centro de las Artes UNSAM.

¿Cuál es la situación de la danza en este momento en Argentina?

D. S.: La diferencia entre lo que pasa afuera y acá es que afuera la danza es un trabajo. Si bien hay universidades estatales, como la UNSAM o la UNA, donde muchos bailarines van a formarse, el problema está en qué hacer después. No hay ningún trabajo establecido para que la gente tenga adónde ir después.

C. A.: Acá la danza contemporánea aparece y desaparece, no está instalada. En otros países hay compañías estables en todas las ciudades, con teatros preparados para recibir danza…

D. S.: Allí los museos grandes también están abiertos para coreógrafos y para obras performáticas. Acá no hay posibilidad de entrar. Hay un montón de coreógrafos pensando obras para museo y los museos no están abiertos para recibirlos.

C. A.: Está bueno que el Estado acompañe las iniciativas que vayan surgiendo. Hay un montón de gente interesante, jóvenes con mucho potencial. La creatividad no cesa.

 

Día y horario: domingo 24 de abril a las 21

Lugar: Centro de las Artes UNSAM, Sanchez de Bustamante 75, CABA

La entrada es gratuita con reserva previa a través del siguiente enlace:

https://www.eventbrite.com.ar/register?orderid=acd26644fa8f11e582c722000b2a8b0b&client_token=9c7f090cbd0143c898260851bd4aea2b&eid=24323120107

 

* Diana Szeinblum es bailarina y coreógrafa. Bailó en Teatro General San Martín bajo la dirección de Oscar Araiz. Estudió en la Folkwang Tanz Schule (Alemania). Bailó con la Compañía FTS bajo la dirección artística de Pina Bausch (Alemania) y trabajó con coreógrafos como Bausch, Linke y Dietrich, entre otros. Creó las obras Secreto y Malibú —subsidiada por Antorchas—;  A la hora de oro, para el Ballet del Teatro San Martín; 34 metros; un video-danza sobre la obra musical de Kaguel para el Centro de Experimentación del Teatro Colón; Alaska, subsidiada por Prodanza; La mesa es un pedazo de madera, para el Centro de Experimentación y Creación del Teatro Argentino; Brasilia, realizada a pedido del Museo de Arte Contemporáneo de Chicago; Una cosa por vez, subsidiada por Prodanza; Sansón, para la Compañía Nacional de Danza Contemporánea; y Los contempladores, performance realizada para la Bienal de Performance 2015 (BP15) en Buenos Aires. Entre los premios que recibió, se destacan el Certamen Metropolitano de la Ciudad de Buenos Aires, Teatro del Mundo 2002, nominación Trinidad Guevara 2002, Premio Trinidad Guevara 2003 y nominación Teatro del Mundo 2007. Además, participó en la gira con Secreto y Malibú, Alaska y Una cosa por vez por Estados Unidos, América Latina, Europa y Asia.
** Celia Argüello Rena es intérprete, directora y docente dedicada a las artes del movimiento. Licenciada en Composición Coreográfica (Universidad Nacional de las Artes), ha recibido becas y subsidios del Fondo Nacional de las Artes, el Instituto Nacional del Teatro y Prodanza. Obtuvo el primer premio en la Bienal Arte Joven 2014 con una residencia en el ADF, Estados Unidos. Dentro de su repertorio se encuentran Te lo dedico, Un traslado, Muestrario, Azúcar, Villa Argüello, De cómo estar con otros y Diógenes al sol, codirigida con Juan Pablo Gómez y coproducida con el Festival Internacional de Buenos Aires 2015.

Nota actualizada el 14 abril, 2016

No están permitidos los comentarios.