IDAES

Se inauguró la Biblioteca Roberto Benencia en la Unidad Penitenciaria 47

Se trata de una iniciativa conjunta de Escuela IDAES y el CUSAM impulsada por el docente e investigador Santiago Canevaro, que gestionó la donación de casi 3 mil títulos para la creación del espacio.

La inauguración se realizó el lunes 29 de agosto, e implica la apertura de un espacio hasta entonces inexistente en el marco de la Unidad Penal Abierta N° 47. Sobre la iniciativa, el docente e investigador de EIDAES Santiago Canevaro explicó que “lo que se donó son casi tres mil títulos de literatura que formaban parte de la biblioteca personal del sociólogo e investigador Roberto Benencia. Lo interesante es que Benencia era un sociólogo anfibio, con un costado ligado a la literatura muy fuerte y una postura creativa, donde se cruzaban constantemente el eje sociológico y el literario. Por eso, en conjunto con la familia, se decidió realizar esta donación que inaugura un nuevo espacio en el CUSAM”.

De la presentación participaron, además de Canevaro, la compañera de Benencia, Adriana quien lo definió como “un sociólogo rural”. Estuvieron presentes también el Subsecretario de Desarrollo Territorial de UNSAM, José Garriga, y la Secretaria Académica de EIDAES, Lucía Álvarez. Por parte del Servicio Penitenciario Bonaerense tomaron parte Adolfo Cersosimo (Jefe del Servicio Penitenciario San Martín), María Parra (Secretaria del Complejo), María José Pertosi (directora de la Unidad 47) y José Domínguez (Subdirector de la Unidad y encargado del régimen abierto).

Además, durante la actividad se realizacon lecturas organizadas por Sofía Muiños, coordinadora del régimen abierto de CUSAM, junto con Florencia Miguel, coordinadora de Arte y Cultura del CUSAM.

Roberto Benencia fue investigador del CONICET y docente de la Universidad de Buenos Aires. Formó a una generación de investigadores con una mirada humanista de la investigación social, y fue pionero en el trabajo interdisciplinario. En su carrera académica se entrecruzan investigaciones sobre mercados laborales locales, hogares rurales y campesinado, y estudios sobre procesos migratorios regionales y las economías étnicas.  Trabajó con población migrante que se asentaba en centros urbanos y también desempeñó una extensa carrera fuera del ámbito de AMBA. Siempre tuvo una mirada comprometida con la situación del país y con los grupos más desfavorecidos de la escala social. Sus trabajos han sido reconocidos tanto por su fecundidad intelectual como por su empatía con las acciones y demandas de los grupos sociales más desprotegidos. Un rasgo que excede su labor como investigador pero que la complementa era su pasión por la lectura, la escritura y la poesía. Donada por su familia, la biblioteca de casi tres mil libros que hoy forma parte del universo del CUSAM conecta una mirada socual y comprometida de la realidad con un heterogéneo y frondoso universo literario local e internacional.

 

, , , , , ,

Nota actualizada el 9 de septiembre de 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *