#ComunidadUNSAM

Dengue: Recomendaciones para su prevención

La UNSAM brinda algunas recomendaciones para el cuidado de la salud y la eliminación del mosquito Aedes aegypti, vector de la enfermedad viral que ya se desencadenó en la Argentina.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti. El contagio se produce solo cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona infectada y luego pica a otras personas: la enfermedad no circula de persona a persona ni a través de objetos o leche materna.

De acuerdo con el último boletín epidemiológico del Ministerio de Salud de la Nación, en la Argentina ya se registraron 1 fallecimiento por dengue, 748 casos confirmados y 4089 que están siendo investigados. Asimismo, ya se han registrado zonas con circulación viral autóctona en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Corrientes, Formosa, Misiones, Salta, Jujuy y La Rioja.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Fiebre alta acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y en las articulaciones
  • Náuseas y vómitos
  • Cansancio intenso
  • Aparición de manchas en la piel
  • Picazón o sangrado de nariz y encías

Ante estos síntomas, es importante acudir de inmediato al médico para recibir el tratamiento adecuado y no automedicarse. Se recomienda no tomar aspirinas ni ibuprofeno y no aplicarse inyecciones intramusculares.

¿Cómo prevenir?

Como no existen vacunas ni medicamentos contra el dengue, la medida más importante para prevenirlo es la eliminación de todos los criaderos de mosquitos. Hay que descartar todos los recipientes que contengan agua, tanto en el interior de las casas como en sus alrededores.

  • Tirá latas, botellas, neumáticos, trozos de plásticos y lonas, bidones cortados y todo tipo de recipiente que no utilices para que el mosquito no pueda depositar sus huevos.
  • Si no podés eliminar los recipientes porque los necesitás, evitá que acumulen agua dándolos vuelta (baldes, palanganas y tambores) o vaciándolos frecuentemente (portamacetas y bebederos).
  • Cambiá el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o de lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordá frotar las paredes de los recipientes con una esponja para desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.
  • Rellená los floreros y portamacetas con arena húmeda.
  • Mantené los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.
  • Limpiá las canaletas y desagües de lluvia de los techos.
  • Tapá los tanques y recipientes que se utilicen para recolectar agua.

Para evitar la picadura del mosquito, tené en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Usá siempre repelentes siguiendo las recomendaciones del envase.
  • Utilizá ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante actividades al aire libre.
  • Colocá mosquiteros en puertas y ventanas y, cuando sea posible, usá ventilador o aire acondicionado en las habitaciones.
  • Protegé cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.
  • Utilizá repelentes ambientales, tabletas y espirales.

¡La fumigación no es suficiente!

La aplicación de insecticidas es una medida que permite eliminar mosquitos adultos, pero no huevos ni larvas. Su implementación debe ser evaluada por las autoridades sanitarias: solo se recomienda en momentos de emergencia y siempre debe ser acompañada por la eliminación de todos los recipientes que acumulen agua en las casas y espacios públicos.

Nota actualizada el 30 de marzo de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *