home,TAREA-IIPC

IV Congreso de Estudios sobre el Renacimiento: “Sabios y saberes”

Especialistas locales y extranjeros revisitarán el primer movimiento cultural humanista a partir de distintas tradiciones teóricas. Además, José Emilio Burucúa y Luis Marques brindarán dos conferencias magistrales. Será los días 26, 27 y 28 de agosto en el Centro de Estudios Espigas de la UNSAM (CABA). Actividad gratuita con inscripción previa —cupos limitados—.

El IV Congreso de Estudios sobre el Renacimiento: “Sabios y saberes” reunirá a especialistas destacados para discutir algunos problemas del período que se inició en Europa durante los siglos XV y XVI y que tuvo manifestaciones ambivalentes en el resto del mundo.

Durante el siglo XIV, en Europa comenzó a consolidarse un nuevo tipo de sabio, que un siglo después recibiría el nombre de “humanista”. Para algunos, fue una reencarnación del antiguo retórico que luchaba con los filósofos por espacios de saber y de poder, y así como antes había sido entre Isócrates y Platón, después fue entre humanistas y escolásticos (Kristeller; Starn). Según otros, fue el resurgimiento del filósofo crítico antiguo, inquieto y rebelde, dispuesto incluso a dar testimonio con la muerte, como Sócrates (Garin). Se encuentran también quienes afirman que, a buena distancia de toda rebeldía, aquel humanista era en realidad un cortesano: un bufón o adorno de príncipes (Grafton).

Muchos postulan que el erudito legitimó el poder imperial estableciendo árboles genealógicos, panegíricos, palacios, bibliotecas y obras literarias que justificaron la traslatio imperii (Pagden). Otros señalan que —por el contrario— los humanistas fueron actores políticos importantes, defensores de ideas republicanas y libertarias (Baron). También están aquellos que sostienen que los humanistas fueron un nuevo tipo de intelectual que respondió a los cambios socio-económicos experimentados durante el fin del feudalismo y el comienzo del capitalismo: la vuelta a la Antigüedad sería un intento de encontrar nuevos pensamientos y acciones que, frente a los heredados y ya insuficientes de la Edad Media, les permitieran ser más versátiles frente a estos cambios (Heller).

En ese orden, se reconocieron la creación y transformación de nuevos espacios de saber (Quondam), tales como las academias, las cortes, los colegios, los cenáculos del humanismo civil e incluso el teatro (Cedrati). Para otros, con la Contrarreforma tuvo lugar el desarrollo de un sabio específicamente católico, que se postulaba como portavoz de un saber universal (Biondi).

Por último, también se ha estudiado la emergencia de algunas mujeres que, en un intento por luchar contra el disciplinamiento propio de la época, lograron construir saberes en espacios que hasta entonces habían sido reductos de los varones (Carandini).

El programa completo, acá.

Cuándo: 26, 27 y 28 de agosto de 2019

Sede: Centro de Estudios Espigas de la UNSAM (Perú 358, CABA)

Informes e inscripción: [email protected]

 

Nota actualizada el 5 de agosto de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *