#OrgulloUNSAM,Escuela de Humanidades,Lectura Mundi

Rita Segato en la Feria del Libro: “Construyamos nuestra propia desobediencia”

Galería

Con un discurso estimulante, la directora de la Cátedra de Pensamiento Incómodo de la Escuela de Humanidades y Lectura Mundi de la UNSAM abrió la 45.º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Participaron funcionarios, diplomáticos y organizadores del evento.

Por Gaspar Grieco. Fotos: Pablo Carrera Oser

Aplausos, gritos y pañuelos verdes dieron la bienvenida a Rita Segato en el Salón Jorge Luis Borges de La Rural. Ante un auditorio colmado de funcionarios, diplomáticos, educadores y militantes feministas que coreaban el ya clásico “aborto legal en el hospital”, la antropóloga abrió la 45.º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires con un discurso tan incómodo como provocador.

Segato enumeró sus “siete virtudes de la desobediencia” y expuso algunos de los postulados que a partir del 30 de abril se harán carne en la Cátedra de Pensamiento Incómodo de la Escuela de Humanidades (EH) y Lectura Mundi de la UNSAM. “Nuestro feminismo pertenece a un mundo en el que, aun en las metrópolis blanqueadas, la vincularidad es vital y puede y debe ser conservada por el amparo que nos brinda y la felicidad que nos trae”, dijo.

Siempre fiel a su estilo latinoamericanista, la antropóloga señaló que la lógica del patriarcado se inscribe en la “acumulación capitalista” que siempre entra en tensión con “el arraigo comunal”. “Nuestra lógica, la lógica que permitió sobrevivir a tantos siglos de masacre en nuestro continente, no es una lógica monológica, monopólica, regida por la neurosis monoteísta y blanca de los europeos. Nuestra lógica es trágica, en el sentido de que puede convivir con la inconsistencia, con verdades incompatibles. Y, por lo tanto, siempre dotada de la intensidad vital de la desobediencia”, dijo.

Durante el acto de apertura, la “desobediencia latinoamericana” se hizo sentir cuando la presidenta de la Fundación El Libro, María Teresa Carbano, habló sobre la crisis actual de la industria editorial. “Los resultados de 2018 nos muestran que se produjeron 43 millones de ejemplares. En 2015 se habían impreso 83 millones. Desde entonces, venimos decreciendo. El primer trimestre de 2019 fue el peor en cinco años. Si comparamos los índices de producción del primer trimestre de este año con los del primer trimestre de 2016, la caída alcanza prácticamente un 50 %. Y las ventas de libros cayeron un 12 %. El problema principal es la caída de consumo en general”, dijo.

Luego de que el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, expresara que la Feria del Libro es “la gran fiesta de la cultura de la Ciudad”, fue el turno del secretario de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto. Cuando el funcionario subió al escenario, decenas de profesionales de la educación y miembros de bachilleratos populares desplegaron sus pancartas y expresaron su repudio a las políticas educativas implementadas por el Gobierno nacional. En solidaridad con su reclamo, la mitad del auditorio dio la espalda al orador, que brindó su discurso en medio de gritos de desaprobación.

En la ceremonia también hubo lugar para la ciudad de Barcelona, invitada de honor en la Feria. Los representantes de Cataluña Iolanda Batallé, directora del Instituto Ramón Llull, y Joan Subirats, comisionado de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, agradecieron la invitación especial.

Entonces fue el turno de Segato. La antropóloga cuestionó la mirada “eurocéntrica” de la industria editorial y lanzó una crítica a Gabriel García Márquez, quien al recibir el Premio Nobel de Literatura en 1982 dijo que América Latina estaba sola porque Europa no la miraba. “Es Europa la que está sola”, retrucó Segato. “Se mira en el espejo narcisista de sus museos, pero carece del verdadero espejo, el que puede ejercer resistencia y mostrar los defectos. Europa carece de ese potente utensilio femenino que es el “espejito, espejito” de la reina mala de los cuentos. No ve su defecto en el reflejo que podrían brindarle los ojos de los otros, porque al otro lo tiene atesorado en la vitrina de su poder colonial”.

La antropóloga realizó un recorrido histórico por la industria editorial argentina y señaló que la última dictadura cívico-militar destruyó el “gran parque editorial” que tenía la Argentina por medio de la persecución política. “Menem concluyó el trabajo con la total desprotección en que dejó al sector”, señaló. Más tarde brindó un homenaje a “los editores que sobrevivieron en aquel tiempo de destrucción y a las editoriales que comenzaron después de la ruina”.

Cuando se refirió a la última de las siete desobediencias, los pañuelos verdes volvieron a agitarse y los cantos feministas desbordaron el salón de La Rural. “Construyamos nuestra propia desobediencia. No confundamos el Ni una Menos con el Me Too y no nos enredemos en su tensión con el Manifiesto de las intelectuales francesas. Cada movimiento y cada feminismo solo puede ser construido con los elementos de su propia historia”, dijo Segato.

Por último, la antropóloga reclamó justicia para Sabina Garnica, la niña de 11 años del barrio Virgen Desatanudos de La Rioja y militante de La Garganta Poderosa que fue violada y asesinada el 14 de abril, y se despidió al grito de “¡Abajo el mandato de masculinidad! ¡Por el derecho de los pueblos a sus territorios y a su estilo de vida en el arraigo comunal! ¡Sí al aborto legal, seguro y gratuito!, ¡Ni una menos!”.

“¡Aborto legal ya!”, fue el saludo y la respuesta del público que la despidió entre aplausos, selfies y abrazos. 

La Cátedra Pensamiento Incómodo de la Escuela de Humanidades y Lectura Mundi, dirigida por Rita Segato, se presentará el martes 30 de abril a las 20:30 en la sala José de San Martín en el Pabellón Blanco de la Feria del Libro.

Nota actualizada el 26 de abril de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *