Escuela de Humanidades

Silvia Bernatené fue electa decana de la Escuela de Humanidades

Galería

La asamblea de elección se realizó el miércoles 8 de agosto en el Campus Miguelete. La especialista en ciencias de la educación será decana de la Escuela de Humanidades por los próximos cuatro años.

La asamblea fue presidida por Héctor Mazzei, secretario designado por Resolución Rectoral N.º 464. Los titulares electores y representantes de los tres claustros de la UNSAM Valeria Pattacini, Beatriz Diuk, Cecilia Bajour, Jorge Steiman, Claudio Ingerflom, Héctor Pedrol, Candela Weiss, Martín Oporto y Paula Cristino dieron cuórum para el curso de la sesión, realizada el miércoles 8 de octubre en el Edificio Tornavía del Campus Miguelete.

En la apertura, Ingerflom puntualizó las características requeridas para cumplir el rol de la gestión: criterio político, respeto por la universidad pública y compromiso con el proceso de educación, producción y transmisión de conocimiento. En ese sentido, Ingerflom manifestó su apoyo a Silvia Bernatené “no solo por su arsenal de conocimiento, su experiencia ministerial y su camino por la Secretaría Académica de la UNSAM, sino también por su cordialidad, su simpatía y su calor humano en base al cual supo construir vínculos de confianza en la Escuela”.

A su vez, Steiman apoyó la moción de Bernatené y sostuvo: “Silvia tiene una enorme capacidad para llevar adelante la gestión: la escucha permanente, el talento para construir vínculos, la cultura del trabajo, la intencionalidad y las ganas de hacer. Ella es una usina de ideas generando las condiciones necesarias para su concreción”. En esa línea, Pattacini destacó la capacidad de gestión de la nueva decana “en el marco de la disidencia y la multiplicidad de voces, lo que permite un diálogo articulado dentro de la Escuela y en vínculo con otras áreas”.

Por su parte, Pedrol compartió la moción de los oradores previos y celebró la elección de Bernatené, la cual impulsa el “camino de la integración y el crecimiento de la Escuela de Humanidades, siempre orientada al desarrollo académico y la investigación”.

A su turno, la representante del claustro estudiantil, Candela Weiss, destacó la disposición y la cercanía de Bernatené con el estudiantado y su conciencia en cuanto al trabajo que aún queda por hacer para mejorar las prácticas en la Universidad. “Su mirada da cuenta de una búsqueda por la excelencia”, aseguró.

Por último, la representante del claustro no docente de la Escuela, Paula Cristino, adhirió a lo dicho por los consejeros, respaldó la candidatura de Bernatené y manifestó la confianza del claustro en su criterio a la hora de valorar uno de los recursos más importantes de la Universidad: su personal no docente.

Tras las palabras de los oradores se procedió a la votación, en la que se confirmó la elección de Silvia Bernatené como nueva decana de la Escuela de Humanidades por el período 2018-2021.

Bernatené agradeció el honor y la confianza depositada en su persona y definió la educación como un bien público y como un derecho humano fundamental. Al respecto, remarcó la importancia del trabajo colectivo, la responsabilidad y el diálogo, y manifestó su deseo de generar vínculos que alimenten y acompañen su proyecto, el cual requerirá de la expresión de un colectivo “que duplique la vehemencia de llevar adelante ideas y pensamientos libres, sin ningún tipo de ataduras”.

En esa línea, la decana electa señaló: “Tenemos la obligación de respetar dos dimensiones: el legado de cada una de las disciplinas de la Escuela y la visión crítica necesaria para pensar el mundo. Debemos construir un espacio de pregunta inteligente, de corrimiento de los lugares comunes, de audacia ante aquellas preguntas que no imaginamos. Esta gestión convoca a todos los claustros en su conjunto. Se trata de una conducción a puertas abiertas que espera un caudal de propuestas diversas”.

Al cierre de la asamblea, el rector Carlos Greco destacó la institucionalidad del acto eleccionario, “el cual da cuenta de una comunidad en su conjunto y de cada una de las personas que han construido esta realidad entendida como devenir del conocimiento con miras al futuro”. Por último, Greco subrayó el rol activo de la Escuela en la participación de las decisiones institucionales, producto de sus propias capacidades disciplinares y de gestión, y añadió: “La legitimación de un proceso inductivo en un proceso de transición garantiza una capacidad política integral al nuevo proyecto. Vale decir que Bernatené supo construir su capital con el apoyo y el reconocimiento de todos los claustros de la Escuela de Humanidades”.

, ,

Nota actualizada el 15 de agosto de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *