#ComunidadUNSAM,Instituto de Nanosistemas,Rectorado

Galo Soler Illia ofreció la lectio brevis 2017: “La ciencia es parte de nuestra cultura”

Galería

El rector Carlos Ruta le dio la bienvenida a la comunidad académica y destacó la importancia de la lectio brevis en la tradición de la Universidad. Este año la lección breve estuvo a cargo del decano del Instituto de Nanosistemas, Galo Soler Illia, quien habló sobre la utilidad de la nanotecnología y de le ciencia hoy.

Por Alejandro Zamponi | Fotos: Pablo Carrera Oser

“Estamos en la universidad porque, antes que enseñar, queremos saber”, expresó Ruta al inicio del encuentro ante autoridades, investigadores y miembros de la comunidad académica. “La lectio brevis es un gesto cotidiano, anual, para entusiasmar a nuestros jóvenes en la maravilla de entender el mundo y la naturaleza, y en la búsqueda de los límites del conocimiento”, agregó el rector.

“Esta es una ocasión especial, porque tenemos la oportunidad de reforzar una tradición que comenzó en 2006. Esta primera lección inaugural es parte de nuestra liturgia. Un año la ofrece un destacado profesor de sociales y humanidades; y otro, un destacado profesor de ciencias exactas y naturales. Lo que nos convoca es el conocimiento” aseguró Ruta, luego de la apertura musical a cargo de Juan Falú, director de la Licenciatura en Música Argentina del Instituto de Artes Mauricio Kagel.

“Solo se puede innovar si se tiene un vínculo con la tradición y solo podemos relacionarnos con la tradición de manera crítica, como hizo Falú con las tres canciones que reinterpretó″, advirtió el rector, quien, para finalizar, sostuvo: “No se trata de hacer nuevas cosas siempre, sino de hacer de una forma nueva lo que tenemos que hacer”.

Carlos Ruta

Luego, el decano del Instituto de Nanosistemas, Galo Soler Illia, expresó su agradecimiento a la Comunidad UNSAM y manifestó su orgullo por poder formar parte de sus tradiciones. Bajo el título “Nanociencias: Para qué sirve un niño recién nacido”, Soler Illia inició su disertación rememorando la historia de Michael Faraday, un físico británico que en 1820 realizó un experimento con dos copas de mercurio, un imán, una corriente eléctrica y una varilla. Veinte años más tarde, el experimento le permitió desarrollar la teoría del magnetismo. “Las primeras máquinas eléctricas basadas en sus teorías no aparecieron hasta 1880. Es decir que mediaron 60 años entre el experimento inicial y sus primeras aplicaciones”, explicó el decano. “La anécdota, que puede ser verdadera o no, cuenta que, luego de dar una conferencia en 1820 y mostrar su experimento, alguien le preguntó: ‘Dígame, señor Faraday, ¿para qué sirve esto que usted nos ha mostrado?’. Faraday lo miró, algunos dicen, que torvamente, y respondió: ‘Y dígame, ¿para qué sirve un niño recién nacido’”, relató Soler Illia.

Galo Soler Illia

“La ciencia siempre impacta en la sociedad, aunque no siempre nos demos cuenta. Por eso, a veces se dice erradamente: ‘Hagamos ciencia útil’, ‘Hagamos cosas tecnológicas’, ‘Ciencia que se venda’. La ciencia es parte de nuestra cultura, del deseo de conocer, por lo que es esencial para el desarrollo”, continuó el decano, quien luego se metió de lleno con la nanociencia, una disciplina que nace del encuentro de las ciencias exactas y naturales: “La lección del día es que las propiedades de la materia cambian de acuerdo con el tamaño y la forma que esta tiene en la escala nano”. Por último, Soler Illia describió los primeros pasos en la UNSAM y en el mundo de este niño recién nacido que es la nanotecnología.

Algunos de los prestigiosos académicos que ofrecieron la lectio brevis de la UNSAM fueron Guillermo O’Donnell, Marcos Saraceno, José Emilio Burucúa, Mario Címoli, Carlos Acuña, Lutz Birnbaumer y Daniel Malcolm.

, , , , , ,

Nota actualizada el 21 marzo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *