Escuela de Humanidades,Honoris Causa,IDAES,Lectura Mundi

Carlo Ginzburg será doctor Honoris Causa por la UNSAM

El martes 22 de noviembre a las 18 Carlo Ginzburg recibirá en el Campus Miguelete el máximo reconocimiento que otorga la UNSAM. Además, el célebre historiador italiano ofecerá la lectio magistralis “Los benandanti: cincuenta años después”. Actividad gratuita con inscripción previa.

En el marco de las jornadas Encrucijadas del Saber Histórico, el martes 22 de noviembre a las 18 el historiador Carlo Ginzburg recibirá el título de doctor Honoris Causa en el Teatro Tornavía del Campus Miguelete.

El profesor Ginzburg es uno de los historiadores más originales e influyentes de su generación. El foco principal de su labor historiográfica ha sido la cultura de la temprana modernidad europea, pero también ha producido reflexiones fundamentales sobre el método histórico. Profesor emérito de la Scuola Normale Superiore di Pisa, se doctoró en la Universidad de Pisa en 1961 y enseñó, entre otras, en las universidades de Roma, Bolonia y California. También dictó cátedra en la Scuola Normale Superiore di Pisa; las universidades de Princeton, Harvard y Yale; el Instituto Warburg de Londres; y la École Pratique des Hautes Études en París. Ha desarrollado tareas de investigación en el Institute for Advanced Study de Princeton, el Getty Center de Santa Monica, el Warburg Institute de Londres y el Wissenschaftskolleg de Berlín.

Ginzburg es miembro correspondiente de la Accademia Nazionale dei Lincei y de la British Academy; miembro de la Accademia delle Arti del Disegno de Florencia, de la Accademia Raffaello de Urbino, de la Accademia Teatina delle Scienze de Chieti; y miembro honorario de la American Academy of Arts and Sciences. Además, es parte del consejo editorial de las revistas Comparative Studies in History and Society, Contrahistorias y Eadem Utraque Europa.

Asimismo, Ginzburg ha recibido Doctorados Honoris Causa del Hebrew College de Los Angeles (1994), la Université Libre de Bruxelles (2002), la Universidad Autónoma Juárez de Tabasco (2003), la Hebrew University de Jerusalén (2006), la Universidad Adolfo Ibañez de Santiago de Chile (2008), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México (2008) y l’Universitatea din Bucuresti (2009).

Los intereses académicos del profesor Ginzburg abarcan un amplio rango de temas y problemas, a los que se aproximó con gran erudición y solidez teórica. A lo largo de su carrera, ha buscado explicar la creencia en las brujas y las prácticas asociadas a ellas en el marco de las creencias y actitudes populares (I benandanti, 1966; Storia notturna, 1989); rescatar la creatividad de la cultura campesina (Il formaggio e i vermi, 1976); estudiar la cultura de las élites (Indagini su Piero, 1981, donde propuso una nueva interpretación de la iconografía de Piero della Francesca); e investigar cuestiones de iconografía política, lo que le permitió reflexionar acerca de las relaciones entre mundo antiguo y mundo moderno y entre las culturas popular y de elite en el marco de relaciones de fuerza (Paura, reverenza, terrore, 2015).

Igualmente, las reflexiones teóricas del profesor Ginzburg se volcaron en estudios acerca de la naturaleza de la evidencia histórica y los métodos para aproximarse a ella (Miti, emblemi, spie, 1986), en los que se evidencia una fuerte influencia de la escuela de Aby Warburg. El intelectual italiano se interesó también por la posibilidad de alcanzar la verdad en el estudio de la historia y el papel de la retórica y la prueba en esa empresa (Rapporti di forza, 2000). Igualmente, ha explorado los vínculos entre historia y antropología, historia y psicoanálisis e historia y morfología, tanto en su práctica como historiador cuanto en sus reflexiones metodológicas (Il filo e le tracce, 2006).

Ginzburg ha sido, además, uno de los principales exponentes de la microhistoria, una corriente historiográfica que postula la posibilidad de abordar grandes temas de la historia cultural o social por medio de casos individuales o, para usar una metáfora frecuente, utilizando el microscopio en lugar del telescopio.

Por último, pero no menos importante, Ginzburg ha intervenido con decisión en el campo político e intelectual contemporáneo. En 1979, por ejemplo, escribió una carta pública a Juan Pablo II en la que solicitaba la apertura de los archivos inquisitoriales. También reflexionó acerca de las diferentes aproximaciones a la evidencia por parte de historiadores y jueces a partir de la acusación de homicidio contra Adriano Sofri y su posterior prisión (Il giudice e lo storico, 1991). De igual modo, participó en debates y polémicas respecto del negacionismo de la Shoah (S. Friedländer, Probing the limits of representation, 1992).

Además de haber publicado decenas de artículos en las revistas más importantes en el campo de la historiografía y las humanidades (Past and Present, Annales, Quaderni storici, Rivista storica italiana, Critical Inquiry, entre muchas otras), el profesor Ginzburg es autor de un gran número de libros fundamentales, que han alcanzado difusión e influencia globales.

Por sus invaluables aportes al campo de la historia de la cultura de la temprana modernidad europea; su magistral interpretación de fuentes conocidas y desconocidas; su contribución a la provisión de bases sólidas a la actividad de los historiadores en un contexto de tensiones epistemológicas y su presencia como referencia obligada para los especialistas en la ciencia histórica, pero también en la antropología, la sociología y otras disciplinas, la Universidad Nacional de San Martín decide otorgarle a Carlo Ginzburg el título de doctor Honoris Causa.

Día y horario: Martes 22 de noviembre a las 18

Lugar: Teatro Tornavía, Campus Miguelete (Av. 25 de Mayo y Francia, San Martín)

Inscripción: lecturamundi@gmail.com

15055613_1276164785776435_9039552738029171281_n


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *