Escuela de Bio y Nanotecnología (EByN), home, Instituto de Nanosistemas

De superbarbijos a remeras contra insectos: La nanotecnología y la “doble función” de los textiles

Galería

La empresa que creó los barbijos Atom-Protect junto con la UNSAM y el CONICET está cerca de lanzar al mercado textiles para el hogar e indumentaria con repelente de mosquitos y con propiedades que eliminan olores de transpiración y humedad. La Escuela de Bio y Nanotecnologías forma parte del proyecto.

Acostarse a dormir y taparse hasta la nariz con las sábanas y las colchas está en el mismo nivel de placer que comer un asado al costado de un río en un camping bajo el sol. Sin embargo, muchas veces los mosquitos arruinan estas maravillosas experiencias ¿Y si pudieras solucionar este problema solo poniéndote una remera? Pero no cualquier remera: la UNSAM y la empresa Kovi SRL, la misma que fabrica los barbijos Atom-Protect, ya trabajan en proyectos para desarrollar indumentaria repelente de insectos y con propiedades bactericidas y antihongos.

Con los superbarbijos como bandera y experiencia exitosa de investigación, innovación y desarrollo, la empresa textil y la Escuela de Bio y Nanotecnología (EByN) de la UNSAM trabajan en el desarrollo de remeras, buzos, camperas, sábanas, cortinas y cubrecamas. “Entendemos que estos textiles funcionales van a mejorar la calidad de vida y la seguridad de la gente porque funcionarán para la prevención de trasmisión de dengue, que no tiene cura ni vacunas”, dice Alan Gontmaher, CEO de Kovi.

Las telas para la fabricación de los nuevos productos son modificadas con nanomateriales específicos, los cuales les otorgan diversas funcionalidades. “Desde la UNSAM se van a desarrollar los materiales y procedimientos para poder modificar estas telas con nanoespecies. Lo bueno es que las nanopartículas se adhieren bien a las fibras, con lo cual esto le da ventajas frente al lavado”, explica Galo Soler Illia, decano del Instituto de Nanosistemas de la EByN y responsable científico del proyecto.

Además de su acción repelente, los nuevos productos serán capaces de eliminar a las bacterias que causan el mal olor de la transpiración y su acción fungicida podrá inhibir el olor a humedad. “Hay muchas especies moleculares nanoestructuradas que se pueden incorporar por diversas metodologías y pueden ayudar a que las telas tengan una combinación de propiedades funcionales. Es interesante porque esas nanopartículas hacen que una tela pueda al mismo tiempo repeler insectos y eliminar las bacterias que causan el mal olor”, completa Soler Illia.

Los especialistas calculan que las nuevas prendas mantendrán sus propiedades activas por 50 lavados -lo que equivale a aproximadamente dos años de uso para la ropa y unos 10 años para las cortinas- y planean comenzar a comercializarlos en el segundo semestre del año. “Estamos trabajando para llegar a un costo de mercado general. Van a tener un valor similar a los precios que hoy se manejan para que no exceda demasiado a la demanda”, adelanta el empresario.

Los nuevos productos se desarrollarán 100% en las fábricas de la empresa Kovi ubicadas en Lomas del Mirador (La Matanza), Bella Vista (San Martín) y la nueva planta que hoy se está montando en El Palomar, que contará con una capacidad de producción seis veces mayor a la actual. “Planeamos producir 200 mil prendas mensuales y lograr una capacidad de exportación del 30%. Haremos indumentaria para todas las edades, desde bebés, y en todos los talles”, cuenta Gontmaher.     

En tanto, los Barbijos Atom-Protect seguirán siendo fabricados, pero ante la baja de casos de Covid-19 ya está siendo certificado el agregado de una nueva funcionalidad antigripal y protectora ante posibles enfermedades respiratorias. 

Nota actualizada el 28 de abril de 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *