Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental

Carlos Greco: “La educación superior beneficia a la sociedad en su conjunto”

El rector de la UNSAM brindó una conferencia sobre el financiamiento de la educación superior en la Argentina. Fue el 17 de septiembre en el Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental (3iA).

Por Mariana Lanfranco

En el marco del Ciclo de Conferencias 2019 que organiza el Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental (3iA) de la UNSAM, el rector Carlos Greco ofreció la charla “Economía y financiamiento de la educación superior”, en la que brindó un marco teórico para entender cómo se financia el sistema universitario argentino.

En la presentación de la actividad, el decano del 3iA, Jorge Fernández Niello, se refirió al 70 aniversario de la gratuidad de la educación superior en la Argentina y dijo: “Hoy lo vemos como un derecho adquirido. Sin embargo, detrás de la gratuidad hay mucho esfuerzo, una gran cantidad de personas haciendo una laboriosa tarea para garantizar la continuidad de ese financiamiento”. Al respecto, el decano se refirió a Greco como “una de las personas que más conoce sobre la ingeniería financiera del sistema educativo universitario”. Cabe destacar que el rector de la UNSAM preside la Comisión de Asuntos Económicos del Centro Interuniversitario Nacional (CIN), que nuclea a las 56 universidades nacionales.

Greco, quien además tiene a su cargo la cátedra de Economía y Financiamiento de la Educación de la Licenciatura en Educación, caracterizó la educación superior como una “función compleja”, atravesada por el contexto histórico, político, cultural y económico. “Los beneficiarios de la educación superior no solo son los egresados, sino la sociedad en su conjunto. En las universidades se genera un valor agregado que va más allá del conocimiento”, aseguró.

En cuanto a los aspectos económicos del modelo de financiamiento del sistema universitario argentino, el rector explicó: “Un presupuesto es una expresión de la política. La evolución de los modelos de financiamiento se dan en el contexto de variación de las políticas públicas y es imposible descontextualizarlos”.

Luego, Greco definió la educación como “inversión”, tanto para el desarrollo personal como para el de las naciones. “Invertir en educación es aplicar recursos financieros hacia el futuro”, dijo, y amplió: “La educación superior no es una fábrica de tornillos de la que salen egresados. No solo es un proceso de ingreso, formación y titulación; es mucho más que eso. También hay funciones de investigación, transferencia y extensión. Y toda esa complejidad funcional hay que registrarla, calcularla y valorarla a la hora de defender una política pública”.

En esa línea, el rector advirtió que suelen hacerse simplificaciones en relación al costo del “egresado argentino”. “Creer que nuestros egresados son los más caros de la región o que tenemos los índices más altos de repitencia y deserción es caer en una visión sesgada de la función de la universidad. En primer lugar, porque los únicos beneficiarios no son los egresados, sino la sociedad en su conjunto”.

Greco también señaló que cualquier estudiante que pasa uno o varios años en el sistema universitario tiene un valor agregado, aunque las estadísticas no den cuenta de ese valor. “Pasar por una universidad permite acceder al pensamiento crítico y a intercambios con profesores y pares, lo que genera valores, el ethos académico, que de otra forma no se hubieran generado”, dijo.

Por último, el rector hizo hincapié en el Estado como garante de un educación superior al alcance de todos. “La teorías económicas se ocupan de la eficiencia y la eficacia, pero no de la equidad. Y aquí es pertinente la función del Estado, el cual debe generar una mejor distribución del ingreso y una movilidad social ascendente”.

Nota actualizada el 20 de septiembre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *