Instituto de Nanosistemas,UNSAM en los Medios

Marina Simian en la TV: Repercusiones en los medios

La investigadora del Instituto de Nanosistemas participó en el programa televisivo “¿Quién quiere ser millonario?”, donde cuestionó la situación de la ciencia en el contexto actual.

“Era una participante más, que no hubiera sobresalido del resto, hasta que dijo por qué estaba ¿Quién quiere ser millonario?: la científica Marina Simian estaba allí en busca de fondos para poder avanzar en la investigación de una cura para el cáncer que lleva adelante con otros colegas del Conicet y que se vio comprometida por el recorte de las partidas presupuestarias del área que realizó el Gobierno”.

Nota en Página/12, acá.

“’Para que un laboratorio como el mío pueda funcionar, se necesitan unos 15.000 dólares por año’. Al tipo de cambio de este martes, cuando la prestigiosa investigadora del Conicet Marina Simian ganaba medio millón de pesos en un programa de preguntas y respuestas de Telefé (Quién quiere ser millonario), esa cifra equivalía a 690.000 pesos. Ni siquiera dividida por cuatro iguala el ajustado subsidio que recibe el laboratorio que dirige la experta en el Instituto de Nanosistemas de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). El premio, dijo con satisfacción, le servirá para ‘salvar el año’”.

Nota en Clarín, acá.

“Mi objetivo era recaudar fondos. En 2016 concursé por un subsidio de los que otorga la Agencia de Promoción (Proyecto de Investigación Científica y Tecnológica, PICT) y me lo adjudicaron, pero hasta ahora nos pagaron el monto en pesos de un año (hace un mes y medio depositaron la segunda cuota de los primeros 320.000 pesos). Los reactivos se me van acabando y no puedo reponerlos”.

Nota en La Nación, acá.

“La crisis del Conicet llegó al prime time de la TV. La participación de la bióloga molecular Marina Simian en el programa ¿Quién quiere ser millonario? (Telefé) dejo expuesto en horario central un reclamo que vienen sosteniendo hace tiempo científicos argentinos: la falta de financiamiento que afecta al sector y que pone al borde de la parálisis el trabajo de laboratorios e instituciones”.

Nota en Perfil, acá.

“’No nos depositan los subsidios que tenemos ganados y tenemos que trabajar. Me anoté porque soy osada y me pareció una oportunidad. Pueden venir cuando quieran a ver el trabajo que hacemos’, explicó la bióloga, madre de tres hijos adolescentes”.

Nota en Infobae, acá.

Nota actualizada el 9 de mayo de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *