OLYMPUS DIGITAL CAMERA

#UNSAMInternacional,Escuela de Ciencia y Tecnología,Lectura Mundi

Giacomo Rizzolatti: “Estoy orgulloso de poner un ladrillito en los primeros 25 años de la UNSAM”

Galería

En un Teatro Tornavía repleto, el neurobiólogo italiano que descubrió las neuronas espejo recibió el título de doctor Honoris Causa de la UNSAM. Participaron del evento el rector Carlos Ruta y el director del Centro de Estudios Multidisciplinarios en Sistemas Complejos y Ciencias del Cerebro (CEMSC3) de la Escuela de Ciencia y Tecnología, Dante Chialvo, quien brindó la tradicional laudatio.

Por Gaspar Grieco | Fotos: Pablo Carrera Oser

“Este Honoris Causa es un modesto reconocimiento de nuestra universidad a la vida y obra de Giacomo Rizzolatti, lo cual es también un gesto hacia nuestra comunidad UNSAM”,  dijo Carlos Ruta en la apertura del evento, luego de dedicar el acto a la memoria de Eduardo Pedro Serrano, docente e investigador de la ECyT que falleció en los últimos días.

Tras un breve repaso por los primeros años de la Universidad, Ruta definió el desafío de la experiencia UNSAM: “Como iniciadores, tenemos el deber de regalarles a nuestros jóvenes un pasado para que, en el futuro, puedan decir: ‘Quiero ser como ellos’”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Carlos Ruta

Luego, el director del CEMSC3, Dante Chialvo, brindó la tradicional laudatio. “La persona que hoy nos convoca cambió nuestra mirada acerca del cerebro e inauguró lo que yo llamo la neurociencia del otro”, dijo el investigador.

Chialvo también explicó que el paradigma de Rizzolatti —a quien definió como “el padre de las neuronas espejo”— permitió constatar la existencia de neuronas que codifican la acción y la interacción entre acciones. “Algo que supuso una revolución en las ciencias del cerebro y no cabe duda de que es uno de los descubrimientos más importantes de la neurociencia moderna”, afirmó.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dante Chialvo

Por último, Chialvo reconoció que “todos los aspectos de la vida de Giacomo Rizzolatti son interesante para los que aman el conocimiento” y recordó las palabras del reconocido neurólogo indio Vilayanur Ramachandran, quien en 2006 afirmó que “el descubrimiento de las neuronas espejo hará por la psicología lo que el ADN hizo por la biología”.

Giacomo Rizzolatti y las neuronas espejo

Cuando Rizzolatti subió al escenario, una lluvia de aplausos resonó en el Teatro Tornavía. Al reconocido neurocientífico italiano se lo notó cómodo y agradecido. “Estoy orgulloso de poner, aunque sea, un ladrillito en los primeros 25 años de la UNSAM”, expresó antes de brindar la lectio magistralis “De las neuronas espejo al mecanismo espejo”.

El aporte más importante del científico y director del Brain Center for Social and Motor Cognition del Instituto Italiano de Tecnología fue el descubrimiento de las llamadas neuronas espejo. Se trata de un grupo de células del cerebro que permiten adoptar el punto de vista de otra persona y que, por lo tanto, juegan un rol esencial en la imitación, la empatía y la capacidad de ponernos en el lugar del otro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con videos realizados por su equipo de investigación —en los que pudo observarse la interacción entre monos y científicos—, Rizzolatti ilustró el modus operandi de las neuronas espejo: “Cuando el mono aferra un objeto, hay neuronas motoras que se activan en su cerebro. Luego, cuando ese mono ve que el experimentador aferra ese mismo objeto, las mismas neuronas se reactivan. Es decir que, ante la misma acción, se repite la misma activación neuronal”.

Rizolatti señaló que ese mecanismo también se observa en las personas: “Con la ayuda de neuroimágenes, pudimos comprobar que algunas partes del lóbulo frontal del cerebro y el parietal derecho —donde están ubicadas las neuronas espejo—, se activan con los mismos estímulos”.

El científico destacó que dicho mecanismo está asociado a las emociones y suele observarse en el momento en que nos reímos cuando escuchamos una risa contagiosa o cuando percibimos dolor ante el sufrimiento ajeno. “Nosotros tenemos la capacidad de ser como el otro y no nos podemos separar de eso, pero sí lo podemos modular. Por ejemplo, un cirujano no se pone a llorar cuando ve sangre”, explicó y concluyó: “La ciencia impulsa la civilización”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al cierre de la ceremonia, Ruta hizo entrega del título de doctor Honoris Causa a Rizzolatti por sus aportes a las ciencias del cerebro. Luego, el director del programa Lectura Mundi, Mario Greco, obsequió al homenajeado un cuaderno artesanal con cubierta de cuero y las iniciales de su nombre grabadas en la tapa.

Participaron de la entrega el vicerrector Daniel Di Gregorio; el agregado científico de la embajada italiana en la Argentina, José Kenny; y autoridades, alumnos e investigadores de la UNSAM.

La actividad contó con el acompañamiento musical del dúo Giuntini-Ferrara, integrado por Bruno Giuntini en violín y Lucas Ferrara en guitarra, que interpretó los tangos Evaristo Carriego (de Eduardo Rovirta), Escarbadientes (de Bruno Giuntini), A la sombra (de Lucas Ferrara) y Responso (de Aníbal Troilo).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *