Iron Mountain

INCALIN,Notas de tapa

Tragedia en Barracas: falló la seguridad y el uso de nuevas tecnologías

La ingeniera Geraldine Charreau, directora de la Especialización en Tecnología y Gestión de la Seguridad Contra Incendios – INCALIN (INTI-UNSAM), reflexiona sobre el hecho y destaca que su unidad académica es la única en el país en la que se estudia la prevención y detección temprana de siniestros.

Por Geraldine Charreau. Foto: Télam

El incendio de Barracas ocurrido el miércoles 5 de febrero y las muertes de los bomberos-héroes nos estremecen. El mejor homenaje que podemos hacerles a ellos y a todas las víctimas de los incendios es trabajar con más convicción y compromiso para que estos hechos no se repitan: aprender de las trágicas experiencias capitalizándolas positivamente.

En este contexto es que brindamos el aporte de una mirada de la situación actual de la problemática de la seguridad contra incendios en la Argentina.

Lo primero a destacar es la falta de estadísticas completas, confiables y públicas que permitan  tomar conciencia de que el problema existe, y dimensionarlo. En general, la gente cree que los incendios no son un problema en la Argentina. Esto no es así, los incendios se suceden continuamente, pero como se van dando en un lado y en otro, de manera aislada, solamente trascienden aquellos en los que se producen víctimas, que tampoco son pocas.

Por otra parte, la reglamentación técnica referida a seguridad contra incendios de las edificaciones está muy desactualizada. Las exigencias de seguridad contra incendios para los edificios están plasmadas en el Código de Edificación de la Ciudad de Buenos Aires (y la Ley de Higiene y Seguridad en el Trabajo, que en estos temas son prácticamente lo mismo). Estas exigencias actuales fueron incluidas en el año 1978. Esto trae muchos inconvenientes porque muchos de los materiales, los sistemas constructivos y los usos actuales ni siquiera existían cuando se escribió la reglamentación.

Por ejemplo, los edificios de fachadas vidriadas que vemos en Puerto Madero tienen un comportamiento frente a la propagación del fuego muy diferente a los edificios de fachada tradicional. En lo que se refiere a los materiales, tanto los que se utilizan en la estructura del edificio como los que se incorporan en el equipamiento interior y en las aislaciones de los mismos, son en muchos casos muy diferentes y más riesgosos que los que se acostumbraban a utilizar tradicionalmente. Por otro parte, edificaciones como las de shopping center no tienen el uso previsto dentro de los usos vigentes.

No obstante, tampoco están incorporadas en el código las nuevas tecnologías que dispone la industria de la seguridad contra incendios, que permiten detectar tempranamente, controlar y extinguir los incendios.

El problema no se agota en corregir y actualizar la reglamentación, también deben revisarse los procedimientos de gestión de la habilitación, el control y la fiscalización de las obras en materia de seguridad contra incendios.

Pero en este rápido panorama subyace la necesidad fundamental de contar con una sociedad más alerta y conciente de la problemática, y con profesionales formados en seguridad contra incendios.

Son estos profesionales, conocedores del tema, los que puedan hacer una actualización permanente y coherente dela  reglamentación. Sonespecialistas quienes deben participar del diseño, construcción, habilitar, controlar y fiscalizar las edificaciones.

La seguridad contra incendios es un tema por excelencia multidisciplinario y por eso también complejo. Debe encararse tanto desde lo que se denomina la parte activa (sistemas de detección, control y manejo de humos, sistemas de control y extinción del fuego) como desde la parte pasiva (que tiene que ver con el correcto diseño de los espacios, de los medios de salida, las compartimentaciones resistentes al fuego, la correcta selección de los materiales, etc.). Es decir que acompaña a la edificación desde su concepción, materialización, uso y mantenimiento a lo largo de su vida útil.

¿Cómo capacitarnos para mejorar?

A la fecha, las carreras de grado de Arquitectura e Ingeniería de las universidades del país no poseen una materia dedicada a la multidisciplinaria temática de la seguridad contra incendios. Este es un problema que no es exclusivo de la Argentina, a pesar de que en algunos países más desarrollados la temática ya se incorpora en las materias de grado y se dictan cursos de posgrado desde hace muchos años.

En este sentido, desde el Instituto de la Calidad Industrial (INCALIN) de la UNSAM  hemos iniciado en el año 2009 la formación de profesionales a través de la Especialización en Tecnología y Gestión de la Seguridad Contra Incendios. También estamos incorporando el tema en la nueva carrera de Arquitectura que se está lanzando este año. Este es nuestro pequeño gran aporte desde la UNSAM, aprovechando capacidades desarrolladas en el Instituto Nacional de tecnología Industrial (INTI), a las cuales sumamos la experiencia de docentes del extranjero y de nuestro propio país convocados especialmente para esta oferta educativa.  Ese grupo humano que se engrosa año tras año con los egresados de estas aulas va conformando una reserva de profesionales capaces de poner esa excelencia al servicio de la sociedad.

Geraldine Charreau, directora de la Especialización en Tecnología y Gestión de la Seguridad Contra Incendios – INCALIN

Geraldine Charreau, directora de la Especialización en Tecnología y Gestión de la Seguridad Contra Incendios – INCALIN

 

 

Nota actualizada el 29 de mayo de 2014

3 comentarios

  1. Maria Ester Roccatagliata dice:

    Me resulto muy interesante el artículo y a su vez pone en evidencia lo mal preparados que estamos ante los incendios. Cuento algo personal: hasta hace dos años me desempeñaba como docente en la Ciudad de Buenos Aires y desde lo ocurrido en Cromagnon se practicaba de manera anual la evacuación de los edificios escolares. Alli aprendí algo sobre extinguidores y que había prioridades para salir de un edificio. Sin embargo vivo en una casa de departamentos chica( de tres pisos y no hay extinguidores porque no hay inspecciones regulares). Hace un año compré un extinguidor porque al prenderse fuego un repasador no encontraba manera rápida de apagarlo pero ante incendios que ocurren en los departamentos, se puede advertir que es milagroso que no sucedan desgracias personales.

  2. Me podrían mandar información o donde dirigirme para cursar esta especialización muchas gracias

No están permitidos los comentarios.