Escuela de Política y Gobierno

Nuevo libro de la EPyG sobre gestión de residuos sólidos urbanos

El equipo de investigación que lidera Ricardo Gutiérrez publicó “Avances hacia la gestión integral de residuos en la región metropolitana de Buenos Aires”, dedicado al estudio de las políticas aplicadas en CABA y en otros 40 municipios.

Luego del primer libro —que analiza cómo y en qué medida los distritos se fueron adaptando al nuevo modelo de gestión de residuos sólidos urbanos (RSU), establecido por la normativa nacional, provincial y de la Ciudad de Buenos Aires—, el equipo de investigación de la EPyG que encabeza el doctor Ricardo Gutiérrez lanzó un segundo tomo, que continúa con el estudio iniciado en 2012. Avances hacia la gestión integral de residuos en la región metropolitana de Buenos Aires busca responder cómo y por qué, en estos años, algunos distritos consiguieron avanzar más que otros.

El libro, publicado por la Escuela de Política y Gobierno, cuenta con el financiamiento de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, la Subsecretaría del Área Metropolitana del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET).

Consultado sobre si es posible llegar a un tratamiento de residuos coordinado, integral y con lógica metropolitana, Ricardo Gutiérrez —secretario de investigación de la Escuela de Política y Gobierno, director de la Licenciatura en Ciencia Política e investigador responsable del libro— respondió afirmativamente y señaló: “Hoy existe en la Región Metropolitana de Buenos Aires (RMBA) una oportunidad única para la coordinación, que es la existencia de color partidario único. La nación, la provincia y la CABA, al igual que varios municipios bonaerenses de la región, son gobernados por el mismo partido político. Esto elimina, al menos durante los próximos cuatro años, uno de los principales obstáculos, ya señalado por expertos y funcionarios de distintas jurisdicciones: la competencia entre partidos y la competencia dentro del peronismo. Esta situación debería facilitar una mayor articulación entre organismos interjurisdiccionales que ya existen (como Acumar y CEAMSE), así como la creación de nuevos espacios para la coordinación metropolitana. Tenemos que esperar para ver si los políticos estarán a la altura de la oportunidad”.

Cuatro desafíos por delante

Al analizar el escenario actual, Gutiérrez considera que el nuevo gobierno tiene cuatro retos por delante vinculados a la gestión de RSU:

  • Reducir la generación de residuos: Es un aspecto que aún no fue enfrentado por ninguna jurisdicción. Según Gutiérrez, “el momento político no podría ser más propicio para la sanción de una ley de envases con incidencia directa en la RMBA, tan demorada y trabada durante los últimos años. Superado el obstáculo de la competencia interpartidaria, quedaría ahora por superar la oposición de algunos intereses económicos a la regulación de la producción y del uso de envases, que reduciría la generación de residuos”.
  • Construcción de plantas de tratamiento en conjunción con la extensión de la recolección diferenciada: “De modo que las primeras no desincentiven la segunda y que se continúe, además, con la incorporación de recuperadores urbanos en los programas de recolección diferenciada”.
  • Resolver qué hacer con los rellenos sanitarios: “Por un lado, encontrar soluciones y alternativas a Norte III; y, por el otro, resolver satisfactoriamente la remediación ambiental de los rellenos ya cerrados o que vayan a cerrarse”.
  • Fortalecer el control de la contaminación ambiental: tanto en lo que refiere a los rellenos sanitarios como a las plantas en funcionamiento o por construirse. En este punto, el secretario de investigación de la EPyG, destaca que “en el caso de la provincia de Buenos Aires, parece existir un acuerdo entre expertos y funcionarios ambientales de distintos municipios sobre la baja capacidad de control y monitoreo del OPDS —Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible—, que, se supone, tiene a su cargo el control de los rellenos y de las plantas del territorio bonaerense. Fortalecer la capacidad de control del OPDS será fundamental si se espera construir nuevas plantas y con tecnologías más complejas, en el territorio de la provincia”

Los interesados en contar con un ejemplar, pueden solicitarlo de modo gratuito a [email protected] o descargarlo aquí.

Nota actualizada el 9 de mayo de 2018

No están permitidos los comentarios.