home,Instituto de Investigaciones Biotecnológicas

Desarrollaron un equipo para diagnóstico rápido de COVID-19 en UNSAM

Se trata de un termobloque, clave para el proceso de amplificación del virus SARS-CoV-2 previo a su detección con tiras reactivas. Se llama PuntoLabArgentina, tiene capacidad para 48 muestras, es el primero fabricado en Argentina que funciona a 220 V y sale un 40% menos que los equipos que se consiguen en el mercado. Ya obtuvo las certificaciones y está siendo producido en el Campus, en instalaciones de FUNINTEC.

Por Alejandro Zamponi

 

Hay diferentes técnicas para diagnosticar COVID-19 de manera directa, a partir de la identificación del material genético del virus SARS-CoV-2. La más rápida de ellas es la que utiliza la tecnología ELA o LAMP de amplificación viral mediante la acción de enzimas a una temperatura constante de 60°. El termobloque es justamente el equipo que ofrece esa temperatura. Funciona calentando pequeños tubos que contienen las muestras purificadas de pacientes, como si fuera una especie de baño maría, con un margen de error de 0,1 grados centígrados.

A partir del desarrollo de los kit diagnósticos ELA CHEMSTRIP de UNSAM y UNQ y del NEOKIT del Instituto Milstein y el Laboratorio Casará, la demanda de termobloques creció en Argentina y fue cubierta con equipos importados. Ahora acaba de salir al mercado el primer equipo nacional con capacidad para 48 muestras por vez y conexión a 220V, con certificación de TüV rheinland. El emprendimiento se llama PuntoLabArgentina y está cargo de Francisco Guaimas, técnico de apoyo del CONICET en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) de la UNSAM. Contó con el respaldo de la Fundación FUNINTEC y de la Secretaría Pyme del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación. En el desarrollo también participaron Edgardo Coria, quien trabaja en la industria metalúrgica y fue el encargado de diseñar el chasis del equipo, y el padre de Francisco Guaimas, quien es ingeniero.

“Identifiqué la necesidad de este equipamiento por mi pertenencia al Instituto de Biotecnología de la UNSAM. Después de hacer un prototipo en el garage de mi casa, por así decirlo, se lo mostré a Diego Comerci, que además de dirigir el grupo de investigación donde trabajo, es quien lideró el desarrollo el kit de diagnóstico rápido ELA-CHEMSTRIP. Enseguida le pareció un gran emprendimiento, entonces recibí el apoyo de la UNSAM a través de FUNINTEC y obtuve financiamiento para insumos, adecuar las instalaciones para producir y el proceso de certificaciones, que es costoso. Todo el desarrollo llevó unos meses”, contó Guaimas.

“Es un producto robusto y de muy buena calidad, a un precio por lo menos 40% más bajo que otros equipos con similares prestaciones en el mercado. El equipo lleva alrededor de 100 piezas diferentes, 98 de las cuales se producen en Argentina”, destacó Guaimas, quien luego contó que CHEMTEST, la empresa que produce y comercializa los kit ELA-CHEMSTRIP, tiene los primeros dos equipos. “Actualmente tenemos capacidad para producir 10 equipos por semana y apuntamos a proveer a laboratorios de diagnóstico y de investigación”, aseguró Guaimas.

Hay dos modelos. Uno con tapa caliente que impide la condensación de las muestras, lo cual podría arruinarlas, y otro sin tapa caliente. Además, PuntoLabArgentina tiene la capacidad de adaptar los equipos a los requerimientos de cada cliente. Para más información está disponible el sitio web: puntolabargentina.com.ar.

 

Diagnósticos de COVID-19: los aportes de UNSAM

El desarrollo del termobloque se suma una serie de aportes de UNSAM para garantizar y ampliar los testeos de COVID-19 en el país.
En primer lugar, la UNSAM junto con UNQ desarrollaron el kit ELA-CHEMSTRIP para diagnóstico molecular rápido del virus SARS-CoV-2 (clic aquí).

En segundo lugar, el grupo dirigido por el investigador Fernán Agüero desarrolló un reactivo clave para los diagnósticos moleculares del virus SARS-CoV-2. Se trata de una enzima (transcriptasa reversa optimizada) que transcribe el material genético del virus de ARN a ADN, para que pueda ser multiplicado y detectado en menos pasos. La empresa INBIO HIGHWAY radicada en Tandil ya comenzó su producción, para sustituir las enzimas importadas y ampliar los testeos (clic aquí).

Además, el investigador Diego Álvarez del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la UNSAM  tuvo una participación destacada en el desarrollo del test COVIDAR, que mide anticuerpos contra SARS-CoV-2. El desarrollo fue liderado desde el Instituto Leloir y sirve para identificar si una persona cursó la enfermedad y es apta para donar plasma (clic aquí).

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Nota actualizada el 15 de abril de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *