Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental

Buenas prácticas en aeronavegación: el 3iA asesoró a la Secretaría de Seguridad de Aeronavegantes

Un equipo de investigadores del 3iA brindó varias capacitaciones y elaboró un informe sobre la exposición del personal de aeronavegación a la radiación ionizante.

La exposición de lxs tripulantes a las radiaciones cósmicas y sus efectos es una preocupación constante del sector aeronáutico. Hace varios años que un grupo de investigadores del 3iA asesora al sector mediante una serie de capacitaciones y la elaboración de un informe, el cual fue incluido recientemente en el Manual de Buenas Prácticas en Aeronavegación a cargo de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo.

Griselda Polla, quien fuera Directora del Área de Vinculación y Transferencia del 3iA, explicó que en marzo de 2017 se acercaron a la universidad representantes de la Comisión de Seguridad de Aeronavegantes junto a los sindicatos de vuelo (APLA y UALA) y la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) con la inquietud acerca de la exposición de los tripulantes a la radiación. “Los diferentes sindicatos y asociaciones de aeronavegantes recibieron muchas denuncias de asociados debido a enfermedades vinculadas a la radiación recibida.  La información epidemiológica disponible no permitía establecer una clara relación entre la duración del trabajo de la tripulación, las dosis de radiación  y un exceso de  riesgo sobre posibles enfermedades asociadas.” Si bien a nivel internacional se recomendaba reconocer a las tripulaciones como personal ocupacionalmente expuesto, en nuestro país no se contemplaba esta situación.

Polla, junto a los investigadores Jorge Fernández Niello, Agustín Negri y Diego Martínez Heimann, coordinaron un equipo de trabajo para brindar una propuesta a las inquietudes recibidas. “Decidimos brindar una capacitación para ver en qué estado de conocimiento estaban los trabajadores de la aviación comercial respecto al tema de las radiaciones ionizantes y su influencia en la aviación, dar respuestas, salvar dudas y llevar tranquilidad desde el punto de vista científico”, señaló.

La capacitación se desarrolló a lo largo de dos años, mediante una serie de charlas  dirigidas a representantes de Aerolíneas Argentinas, Austral y LaTAM Argentina (tanto comandantes  como  personal de cabina), de sindicatos y de asociaciones de aeronavegantes. El objetivo fue brindar información sobre radiación, clasificación y fuentes, dosis y efectos, cálculo de dosis recibida por la tripulación, entre otros. Además se analizó la normativa de la Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP) y el marco legal a nivel nacional e internacional.

Diego Martínez Heimann, Doctor en Física (UBA) especializado en física nuclear experimental, estuvo a cargo de las conferencias. “Como parte de esta asesoría, durante el año 2019 fuimos invitados a participar de la denominada Comisión Cuatripartita Tripulantes de Cabina, un espacio enmarcado en el Programa Nacional de Prevención de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo con el objetivo de debatir y generar prácticas seguras entre los sectores interesados (sindicatos, empresas, estado y aseguradoras)”, detalló Martínez Heimann. “Allí realicé la presentación de los resultados más relevantes del informe que elaboramos y participamos de la discusión y producción de una serie de recomendaciones a considerar en el Manual de Buenas Prácticas, específicamente en lo relacionado a la exposición a radiación ionizante.”

El equipo del 3iA elaboró un informe detallado sobre la problemática de la exposición a la radiación ionizante por parte de los trabajadores en la aviación comercial. Martinez Heimann señaló que “el informe constó de una introducción general acerca de las problemáticas de radiación, dosimetría y radioprotección, seguida de una reseña de estudios internacionales publicados sobre niveles de dosis recibidas por tripulaciones aéreas en el mundo y su posible relación con diversos problemas de salud en base a estudios epidemiológicos. También se incorporó un resumen del marco legal actual en más de una decena de países y por último se analizó la situación en la Argentina.”

A principios del mes de febrero, la Secretraría de Seguridad de Aeronavegantes aprobó el Manual de Buenas Prácticas en donde se incluyen las recomendaciones del informe elaborado por el equipo del 3iA. Griselda Polla destacó: “Todxs lxs profesionales involucrados en la propuesta estamos satisfechos, contentxs de que este proyecto haya sido aprobado.”

 

 

Nota actualizada el 13 de abril de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *