Dirección de Género y Diversidad Sexual

#8M Un parto entre la nueva normalidad del COVID y el dengue. Escribe Carol Baldeon

Carol Baldeon, Mamá de Cosme y Gaspar. Fotografa y Viajera y No docente de la UNSAM en el área de Alumnos de Grado de la Escuela IDAES.

“Desde marzo del 2020 mi vida cambió para siempre. Estaba entrando en el tercer mes de embarazo y pensaba que era un buen momento para dar la feliz noticia a mis compañeros de oficina, compartiendo unos mates o un almuerzo en el quiosquito del Edificio de Sociales. Pero justo esa semana nos enteramos del primer caso de coronavirus en el país y a los pocos días nos avisaron que debíamos cerrar la oficina por prevención, y mientras tanto trabajar desde casa. Ese día fui una de las primeras en irme dado mi estado. Imaginé que en algunas semanas iba a regresar a la oficina, así que solo agarré mi cuaderno de anotaciones y dejé las plantitas que decoran la oficina en la entrada del edificio, como para que al menos les diera un poco de sol y agua de lluvia. Pensé… para cuando regresemos seguro ya se me iba a notar la panza.”

“Pero…todo lo que proyecté e imaginé cambió. Transité los siguientes meses de embarazo en mi casa, combinando trabajo a distancia + cuidado de mi otro hijo + clases por zoom + convivencia 24/7 con mi pareja.”

“Nos aislamos totalmente, teníamos mucho miedo. Como si no fueran pocos los temores que una tiene cuando está embarazada. No vimos a ningún familiar ni amigos por meses. El único contacto fue solo a través del zoom que se convirtió en  nuestro mejor aliado. Los controles médicos los hice totalmente sola, ni parejas ni familiares ni amigues. A esta situación trate de encontrar el lado positivo,  haciendo el esfuerzo de  ponerme contenta por salir luego de estar varias semanas encerrada. Así de contradictorios eran mis sentimientos, enojo y felicidad, miedo y fortaleza.”

“El país y el mundo estaban atravesando una pandemia, pero además en CABA que es donde vivo, durante la cuarentena aumentaron los casos de Dengue. Lamentablemente me picó un mosquito y contraje dengue. Jamás tuve tanto miedo como durante esas semanas enferma, ya que ambos estábamos en riesgo. Los temores y la ansiedad se hacían cada vez más grandes. Mi caso por suerte fue leve, con reposo y cuidados salimos adelante.”

“Así como yo puedo contar que fue difícil atravesar un embarazo en pandemia, trabajar y ser ama de casa, siempre conté con el apoyo de todes. Cuento con un trabajo que da una licencia por maternidad de 6 meses con goce de sueldo, y además de tener un compañero que está a la par mío ocupándose de los quehaceres de la casa y el cuidado de los hijos. Soy consciente que esta no es la realidad de todas las mujeres, y que lamentablemente muchas sufren y viven  situaciones de vulnerabilidad, violencia y machismo. Por eso pienso que el Día Internacional de la Mujer, es un día de lucha y reflexión por la igualdad de género”. 

 

Nota actualizada el 29 de marzo de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *