CRIP, home, Instituto de Investigaciones Biotecnológicas

Miguel Angel Deriane, estudiante de la UNSAM y “Líder en Biotecnología”

El estudiante de la Licenciatura en Biotecnología y tesista de grado en el Centro de Rediseño e Ingeniería de Proteínas del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas participó de la Cumbre Allbiotech 2021, donde fue reconocido como “Joven Líder en Biotecnología de Latinoamérica”. 

Por Gaspar Grieco

Allbiotech es una organización sin fines de lucro que promueve el desarrollo de la biotecnología y la bioeconomía en América Latina mediante la creación de una comunidad de jóvenes investigadores. La cumbre, que se realiza anualmente, es un evento de tres días que reúne a 100 jóvenes líderes para discutir, en conjunto con prestigiosos ponentes, sobre los retos que enfrenta la bioeconomía en la región y las iniciativas para enfrentarlos.

Miguel Angel Deriane fue el único participante de la UNSAM y uno de los 10 jóvenes líderes argentinos en la Cumbre Allbiotech 2021. Dentro del grupo organizador estuvieron convocados los investigadores de la UNSAM Marcos Ortega y Jerónimo Batista, quienes participaron en ediciones anteriores.

¿Cuál es la importancia de ser seleccionado y participar de la cumbre Allbiotech?

Ser seleccionado como líder en biotecnología es muy importante por diversas razones. Por empezar porque sienta un antecedente académico y profesional muy importante. En este campo es muy común aplicar a becas para movilidad internacional, becas estímulo, becas CONICET, y participar de este tipo de eventos suma muchísimo porque se trata de un congreso internacional que es sponsoreado por empresas muy importantes y por gobiernos. Por otro lado, está el networking que se genera, que para mí es lo más enriquecedor y lo más importante. Conocés un número impresionante de futuros colegas, con quienes pueden surgir proyectos a corto o mediano plazo y de quienes podés aprender muchísimo. Además, la modalidad que generaron los organizadores permitió que interaccionáramos directamente con los ponentes, por lo que también tuvimos la oportunidad de conocer y charlar con personalidades súper reconocidas del campo biotecnológico, tanto de Argentina como de todo Latinoamérica.

¿Por qué fuiste seleccionado?

La postulación evalúa el compromiso y la capacidad del postulante de proponer respuestas a los desafíos que enfrenta la humanidad. Por ejemplo, para postularse se pedía que en un ensayo y en un videopitch expliquemos cómo creemos que la biotecnología puede contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU y además que habláramos de los futuros desafíos de la biotecnología y la bioeconomía y que propongamos iniciativas para solucionarlos. La realidad es que es un espacio en el que convergen personas que están haciendo biotecnología desde la investigación, la educación, la divulgación, un bioemprendimiento o políticas públicas por lo que es súper interesante ver cómo hay perfiles muy diversos trabajando conjuntamente para promover la biotecnología en la región.

¿Cómo fue para vos participar de la cumbre?

Cuando fui seleccionado, al comienzo de la pandemia, me sentí muy contento y motivado porque la cumbre se realizaba en Rosario. Eso implicaba que el viaje no iba a costar tanto y que iba a estar inmerso por tres días en un congreso internacional de jóvenes biotecnólogos. La realidad nos sobrevino a todos y naturalmente, siendo de tantos países distintos, la Cumbre tuvo que realizarse en formato virtual. Al principio estaba bastante afligido porque no había podido darse con el formato original, pero la realidad es que el equipo organizador se encargó de hacer que la cumbre se sintiese súper cálida y cercana. Tuvimos la posibilidad de interactuar directamente entre nosotros y con los ponentes, lo que fue super enriquecedor. No es que aprendí conocimientos técnicos nuevos, sino miradas distintas e incluso desde otras aristas, que me hicieron ver que la biotecnología está conquistando campos diversos además de únicamente el de la investigación.

¿Qué le dirías a un joven biotecnólogo con respecto a la oportunidad de participar de la Allbiotech?

¡Le diría que se anime! A los que quieran investigar, los que quieran divulgar ciencia o los que quieran trabajar en el sector productivo. La articulación de todos los sectores de la biotecnología es importante y la cumbre Allbiotech es una excelente oportunidad para hacerlo. Muchas veces es común pensar que no tenemos las aptitudes para quedar seleccionados o que la postulación no va a estar ‘tan buena’. La respuesta a eso es que hay que arriesgarse y animarse a escribir y presentarse porque las ideas que uno tiene dando vueltas pueden estar desorganizadas en la cabeza y al plasmarlas en un ensayo se ordenan y pueden sorprendernos hasta a nosotros mismos.

Nota actualizada el 5 de agosto de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *