Relaciones Internacionales

EXPERIENCIA DE UNO DE LXS ESTUDIANTES DE INGENIERÍA AMBIENTAL UNSAM BECADO POR LA UNIVERSIDAD DE POTSDAM PARA CURSO DE VERANO

La Gerencia de Relaciones Internacionales comparte el informe de uno de lxs tres estudiantes de Ingeniería Ambiental, que obtuvieron una beca equivalente a 600 euros, que les permitió participar en la Escuela de Verano de la Académica de Desarrollo Sustentable de la Universidad de Potsdam.

La experiencia permitió a lxs estudiantes fortalecer los conocimientos sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, participando en conferencias, talleres y grupos  de estudios.
Cabe destacar que lxs estudiantes destacan en sus informes:
  •  La importancia de compartir un grupo interdisciplinario , en el que  más allá de los diferentes puntos de vista o las distintas realidades  culturales, tenían las mismas convicciones y preocupaciones en relación a los problemas del medio ambiente.
  • La valoración del diálogo y debate en las clases que se transformaron en un espacio interactivo y motivador.
A continuación el informe de Agustín Podestá:

“En primer lugar, es increíble la diversidad de personas con quienes te encontrás cursando, no solo porque pertenecen a otros países (como Francia, Italia, Inglaterra, Egipto, Jordania, Mauricio, entre otros), sino que también a otras carreras, como Ciencias Políticas, Económicas, Tecnológicas, etc. Esto generaba que cuando nos dividían en subgrupos de 3-4 personas para realizar alguna consigna pedida y opinar al respecto, cada uno tenía puntos de vista completamente diferentes debido a esta enorme diversidad cultural y profesional, y es increíble, verdaderamente te abre la cabeza. Lo que me lleva al siguiente punto, que es el sistema de educación en las clases, ya que cada una tenía una duración de 3 horas, y no eran seguidas con el clásico intervalo en el medio de 15 minutos, en el que uno escucha y nada más. En cambio, la clase constaba de una parte teórica de 40 minutos aproximadamente, luego unas preguntas para razonar en las que nos dividían en grupos pequeños como dije antes, y generábamos una puesta en común al respecto, de la cual luego comentábamos con el resto de la clase. Seguido a eso volvíamos a la parte teórica y se repetía el ciclo. De esa forma la clase era mucho más interactiva con los alumnos, y el tiempo se pasaba mucho más rápido, y encima los conceptos te quedaban mucho más que simplemente estar escuchando a una pantalla durante 3 horas. 

Es gracias a estos pequeños subgrupos que me hice un muy lindo grupo de amigos, que se ven en la siguiente foto:

 

Este es el grupo con el que hice mi proyecto final. El de arriba a la izquierda es Matteo (Cagliari, Italia), la que está abajo a la izquierda es Sheleena (Inglaterra), y la de la derecha es Cleménce (París, Francia). Son lo mejor que me pasó en este curso y me encantaría poder verlos algún día en persona. Seguimos en contacto por supuesto, y seguimos sumando más gente del intercambio; por ejemplo el domingo pasado hicimos un escape room virtual con más gente del intercambio, como se ve en la siguiente foto:

 

Y bueno para terminar, no quería dejar de mencionar a todos los integrantes del intercambio y la enorme energía de los profesores para organizarlo”.

¡Muchas gracias Agustín por compartir con nosotros esta experiencia!

  

Nota actualizada el 6 de septiembre de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *