Biblioteca de la Universida de Malmö

LICH - Laboratorio de Investigación en Ciencias Humanas

Universidades más inclusivas en Suecia y Argentina

La Universidad de Malmö y el LICH desarrollan en conjunto un proyecto para lograr un conocimiento más profundo de los factores que promueven el acceso, la permanencia y la graduación de estudiantes que son la primera generación de universitarios en sus familias, un colectivo que constituye cerca del 65% del alumnado tanto en la casa de estudios sueca como en la UNSAM.

La Fundación Sueca para la Cooperación Internacional en Educación Superior e Investigación (STINT, por sus siglas en sueco) financiará con un subsidio inicial para la internacionalización a un proyecto que realizarán en conjunto investigadoras del LICH y de la Universidad de Malmö (UMA), Suecia.

Colaboración entre universidades para la inclusión en educación superior (Universities in collaboration for widening participation in higher education, en inglés) es el título de esta iniciativa. El objetivo del proyecto es lograr un conocimiento más profundo de factores que promueven el acceso, la permanencia y la graduación en poblaciones estudiantiles heterogéneas y diversas. El estudio se centra especialmente en las experiencias de los estudiantes que son la primera generación de universitarios en sus familias, un colectivo que constituye cerca del 65% del alumnado tanto de la UMA como de la UNSAM. En ambas instituciones trabajan activamente para favorecer la inserción exitosa al ámbito académico de todos sus estudiantes, independiente de su origen, condición socioeconómica o situación personal, por lo que la iniciativa también persigue poner en común antecedentes de investigación y estrategias institucionales para un enriquecimiento mutuo.

Lotta Bergman, coordinadora del proyecto e investigadora y docente de la Facultad de Aprendizaje y Sociedad de la UMA, sostiene: “Darle a una mayor parte de la población acceso a la educación superior es importante para el desarrollo social y democrático de un país. A universidades como UNSAM y MAU llegan estudiantes con diferente origen que tienen diversas expectativas y necesidades. Ambas universidades tienen un interés común, al igual que otras instituciones de educación superior en todo el mundo, en entender los desafíos que experimentan los estudiantes para poder mejorar sus posibilidades de terminar sus trayectorias formativas”. En el proyecto participan también Eva Davidsson, investigadora y profesora de Educación de la misma facultad; Cecilia Magadán, investigadora del LICH y docente de la Escuela de Humanidades; y Frida Hessel, doctoranda del Programa Interuniversitario de Doctorado en Educación (UNSAM/UNLA/UNTREF). Entre otros temas, tratarán de identificar factores que facilitan o imposibilitan el sentido de pertenencia de los estudiantes, indagarán en el desarrollo de su literacidad académica y se preguntarán sobre cómo se promueve la construcción de identidades de aprendizaje.

Actualmente el equipo está trabajando en el análisis de entrevistas a estudiantes de ambas universidades, en pos de identificar similitudes y diferencias en sus experiencias, expectativas y percepciones. En la agenda del proyecto figuran charlas, workshops y seminarios de discusión que tendrán lugar hasta septiembre del 2022.

El proyecto se enmarca en una relación de larga data entre la UNSAM y la UMA que incluye numerosas actividades que han convocado a investigadores, estudiantes, directivos y personal no docente. Desde 2014 está funcionando un programa de intercambio Linnaeus-Palme, financiado por la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional (SIDA), en el que han participado estudiantes y docentes. En el 2017 se firmó un convenio específico de movilidad entre ambas universidades.

Imagen: Estudiantes en la biblioteca de la Universidad de Malmö. Fotógrafo; Håkan Röjder, Universidad de Malmö.

, , ,

Nota actualizada el 2 de septiembre de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *