Secretaría de Extensión

La relación entre el estrés y la alimentación

Las licenciadas Karina Mignolo (Psicología) y Mariela Cardozo (Nutrición) de la Secretaría de Extensión nos explican cómo funciona el estrés en nuestro organismo, cuál es su relación con nuestros hábitos alimenticios y cómo combatirlo.

Una de las funciones del estrés es ayudar a adaptarnos a situaciones que son cada vez más exigentes, pero cuando se produce un desequilibrio entre lo que percibimos que son nuestras demandas (académicas, deportivas, laborales, personales, etc), y la evaluación que hacemos respecto a nuestra capacidad de respuesta se produce el estrés psicológico, que es en gran parte subjetivo. 

Las modalidades de respuesta de nuestro organismo ante el estrés pueden ser fisiológicas, motoras y/o mentales provocando serias consecuencias a nuestras vidas. Por eso es sumamente importante reconocer las señales que pueden prevenir niveles de estrés nocivos para nuestro organismo. Por ejemplo si sentimos leves cambios en el humor, sentirse agobiado, tener una visión general negativa sobre lo que hacemos y observamos a nuestro alrededor. Lo primordial es reconocer nuestras modalidades de respuesta, identificarlas y aprender a manejarlas para no estresarse en exceso.

A su vez, una mala selección de nuestros alimentos predispone al cuerpo en un estado de estrés físico y debilita el sistema inmunológico dejándonos más susceptible a infecciones y al desgaste, lo cual nos predispone a enfermarnos más. El ritmo de vida acelerado, la falta de tiempo para cocinar y un descanso deficiente, hacen difícil llevar a cabo hábitos saludables. Por estos motivos muchas personas pueden comer en exceso,realizar picoteos entre comidas o pasar muchas horas sin comer. 

Recomendaciones importantes:

  • Realizar actividad física regularmente.
  • Descansar adecuadamente.
  • Aceptar que no vas a poder con todo. Muchas veces es difícil poner un límite a las demandas que van surgiendo desde afuera, pero este límite es importantísimo para respetar tus tiempos y preservar tu salud. El día tiene 24 horas y es necesario repartirlas entre responsabilidad, ocio, y descanso.
  • Tener siempre presente cuales son tus prioridades, esto te va a ayudar a considerar las diferentes opciones y a partir de esta evaluación poder tomar las decisiones que te hagan bien y te permitan disfrutar de lo que hacés.
  • Darle valor a cada momento

Recomendaciones nutricionales importantes:

  • Elegir alimentos variados a lo largo del día y distribuirlos en al menos 4 comidas.   
  • Incluyamos legumbres como lentejas, garbanzos, porotos de todo tipo, que son fuente de hierro, mineral importante para el transporte de oxígeno y nutrientes a nuestro tejidos, entre ellos el sistema nervioso, vitaminas del grupo B, fundamentales para el buen funcionamiento de la química cerebral y las reacciones para la obtención de energía de cada célula que nos compone, también son fuente de fibra, cuyo consumo (entre muchas funciones) nos ayuda a un buen tránsito intestinal y de esta manera a eliminar sustancias de desecho, sirven de sustrato a las bacterias intestinales para mantener nuestro sistema inmunológico en óptimo funcionamiento.  
  • Frutas y verduras frescas: fuentes de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, todos nutrientes fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo y para la eliminación de desechos del metabolismo. La falta de estos nutrientes puede llevar inclusive a estar deprimidos y agravar las situaciones de estrés.
  • Consumir pescados con mayor frecuencia nos aportan fósforo, omega 3 y proteínas de alto valor biológico fundamentales para tener una buena estructura de células nerviosas y correcta comunicación entre las mismas.
  • Frutas secas: fuente de minerales, proteínas vegetales, antioxidantes, ácidos grasos omega 3 y 6 ( recordar que debemos moderar siempre la cantidad que consumimos, ya que también son altamente calóricas).
  • Incluir cereales integrales: fuente de vitaminas del grupo B y fibras. Pacientes vegetarianos y veganos deben suplementarse con VIT B12.

Este informe fue desarrollado por la Licenciada Mariela Cardozo, Nutricionista del Servicio de Diagnóstico y Tratamiento Nutricional de la Dirección de Extensión y Bienestar, y la licenciada Karina Mignolo, Psicóloga de la Dirección de Deportes de la Secretaría de Extensión de la UNSAM y se realizó a partir de los resultados obtenidos en la Encuesta Comportamiento nutricional en cuarentena dirigida a la Comunidad UNSAM realizada entre el 10 y el 20 de febrero pasado.

Para más información escribir a nutricion@unsam.edu.ar

Nota actualizada el 6 de abril de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *