Escuela de Política y Gobierno

Política y Gobierno debatió sobre la Nueva Ruta de la Seda

Galería

¿Quiénes se benefician con las inversiones chinas y quiénes son los afectados? Más de veinte especialistas internacionales debatieron en la UNSAM sobre la nueva Ruta de la Seda en América Latina. Lxs investigadorxs de la Escuela de Política y Gobierno Marcelo Saguier, Luciana Ghiotto, Maximiliano Vila Seoane y Sol Mora hacen un balance del encuentro y dan algunas pistas para entender el fenómeno.

El encuentro “El rol de las inversiones extranjeras y la nueva Ruta de la Seda en América Latina” reunió a especialistas en relaciones internacionales, medioambiente y desarrollo local de la UNSAM y de otras universidades de América Latina, Europa y Australia. Fue los días 2 y 3 de marzo en el Campus Miguelete.

Marcelo Saguier, Luciana Ghiotto, Maximiliano Vila Seoane y Sol Mora, investigadores del Área de Relaciones Internacionales de la Escuela de Política y Gobierno (EPyG) explican por qué es importante poner el foco en las relaciones comerciales con China y analizan las consecuencias económicas, sociales y ambientales para el desarrollo local.

“Necesitamos poner en discusión la idea de que las inversiones extranjeras son condiciones necesarias para el desarrollo sustentable”, dice Saguier, director de la Maestría en Relaciones Internacionales y especialista en narrativas visuales de la crisis ecológica global. “Se trata de un tema de relevancia en un contexto internacional signado por dos procesos simultáneos: el surgimiento de China como un actor de peso en las inversiones y el agotamiento de los modelos de desarrollo vigentes evidenciado en la crisis ecológica global y en los enormes niveles de desigualdad social, que no tienen precedentes”, amplía el investigador.

Por su parte, Ghiotto señala que el encuentro “se realizó en un momento crucial de la Argentina, en el que se vuelve a hablar de su inserción en la Nueva Ruta de la Seda”. “La conferencia permitió reunir voces críticas que alertaron sobre cómo deberían ser reguladas las inversiones chinas  —en particular, los megaproyectos que han generado gran preocupación en algunas de nuestras comunidades— para que puedan impulsarse proyectos de desarrollo local”, detalla la investigadora.

Para Vila, si bien las inversiones chinas en telecomunicaciones contribuyen a balancear la excesiva influencia de empresas estadounidenses, “aún se requiere de adecuadas políticas nacionales de ciberseguridad, protección de datos y regulación de plataformas, las cuales, por el momento, son incipientes o están ausentes en los debates de política nacional”. El investigador señala además que, para entender las relaciones comerciales con China, “primero debemos profundizar el conocimiento crítico sobre ese país y deshacernos de las caricaturas y prejuicios que abundan en el sentido común”. “Es imprescindible entender su sistema político, la competencia entre sus provincias, sus cambiantes estrategias globales y regionales, la internacionalización de múltiples actores chinos, así como su idioma y su cultura”, concluye.

En esa línea, Mora advierte: “Si bien China se aproxima a América Latina con un discurso que enfatiza las alianzas estratégicas, la cooperación Sur-Sur y principios tales como el beneficio mutuo y el desarrollo conjunto, en la práctica sus inversiones se apartan de esos conceptos. Esto es evidente si consideramos la concentración de sus iniciativas en sectores primario-extractivos, la cual expone a zonas de alto valor ambiental y provoca la emergencia de conflictos socioambientales”.

Organizadores: EPyG-UNSAM, Transnational Institute y Fundación Friederich Ebert

 

, , , , , , , , , , ,

Nota actualizada el 25 de marzo de 2020

Un comentario

  1. Francisco dice:

    Muy importante darnos este debate, porque en primer lugar, hoy día no es posible pensar lo local y regional fuera de lo global, como tampoco lo global sin su interdependencia con la escala local, como lo plantea Mabel Manzanal. También esta disputa que se da en los territorios con respecto al modelo de desarrollo extractivista de los recursos naturales que tienen estos capitales extranjeros, esto nos debe interpelar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *