home,Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental

Superbarbijos: La UNSAM distribuyó la producción destinada a fines sociales

Gracias a un trabajo coordinado entre investigadorxs, personal no docente y referentes barriales, los superbarbijos desarrollados por el Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la UNSAM, el CONICET y la UBA ya se distribuyeron en distintos barrios de San Martín.

Por Mariana Lanfranco

Los “superbarbijos” confeccionados con telas antivirales Atom Protect están en el mercado desde hace varios meses. La empresa KOVI SRL, a cargo de su comercialización, entregará a la UNSAM y a la UBA el 10 % de la tela producida como parte del canon durante los primeros seis meses de la licencia.

La Fundación UNSAM Innovación y Tecnología (FUNINTEC) gestionó la distribución social de los barbijos en algunos puntos clave del territorio. La primera partida fue para el Municipio de San Martín —que recibió 6 mil barbijos destinados al personal que cumple funciones esenciales y al sistema de salud comunal— y para el personal esencial de la UNSAM —además de distintas organizaciones sociales que avanzan con la ayuda de la Universidad—.

Estudiantes y docentes del ICMR-UNSAM

Entrega de barbijos en la UNSAM

La Gerenta de Logística y Mantenimiento de la UNSAM, Mariela Coria Gategaray, coordinó la distribución de los 3 mil barbijos en el Campus Miguelete. Coria Gategaray también integra el Comité de Prevención de COVID-19 y dengue, que definió las prioridades de entrega: “En primer lugar, se decidió que los barbijos llegaran a los sectores vinculados a la salud. El Centro Asistencial Universitario, el Centro Universitario de Imágenes y el Instituto de Ciencias de la Rehabilitación y el Movimiento eran prioritarios, ya que brindan atención a pacientes. También se distribuyeron barbijos en el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas, que investiga el COVID-19”.

También se destinaron barbijos para el personal de otros centros de la UNSAM, como la Escuela Secundaria Técnica, la Mesa Reconquista y el Centro Universitario San Martín (CUSAM). “El personal docente y no docente de la escuela secundaria realiza la entrega de alimentos quincenalmente”, detalló Coria Gategaray.

Asimismo, el personal no docente de la UNSAM que cumple funciones esenciales y lxs docentes y estudiantes de la carrera de Enfermería también recibieron barbijos.

De cada partida producida, se prevé el envío de un porcentaje a la UNSAM. “Esto reduce mucho los gastos de las unidades de salud, en donde se necesitan barbijos permanentemente para atender a los pacientes. Si bien parte del personal necesita usar barbijos N.º 95, con esto se reduce mucho el presupuesto destinado a barbijos de uso común, más aún se se tiene en cuenta que los Atom Protect resisten hasta quince lavados sin perder sus propiedades”, destacó Coria Gategaray. 

Personal no docente esencial de la UNSAM

Entrega de barbijos en José León Suárez

Natalia Porzionato es investigadora del Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental (3iA) de la UNSAM, biotecnóloga (UNQ) y doctora en Ciencia y Tecnología por la UNSAM. Forma parte del equipo de investigación de Gustavo Curutchet (3iA) y también integra el Laboratorio de Investigaciones en Ciencias Humanas (LICH) de la Escuela de Humanidades de la UNSAM. 

Junto con Curutchet, Porzionato está abocada al desarrollo de un plan piloto de remediación del canal José León Suárez La Carcova. “Trabajamos de manera conjunta con lxs vecinxs del barrio. La idea es remediar cuidando el ambiente natural para recuperar el lugar como un espacio de esparcimiento”, explicó.

La investigadora cuenta que la gente del barrio está muy comprometida con el proyecto, con la preservación y el cuidado del lugar común. Gracias a eso, el grupo de investigación fue creando vínculos con distintas organizaciones locales, entre ellas la Escuela N.º 47 de José León Suárez y la radio FM Reconquista de Villa Hidalgo. “La interacción con lxs vecinxs es fluida: además de ir con frecuencia, estamos en contacto permanente por un grupo de Whatsapp. Ellxs armaron una red que facilita mucho la comunicación”, cuenta Natalia.

Entrega de alimentos en la Escuela N.º 47 de José León Suárez

Como personal esencial, Porzionato concurrió al barrio durante toda la cuarentena. Cuando comentó la posibilidad de distribuir 2 mil barbijos, lxs referentes barriales en seguida organizaron la logística de distribución. Esa interacción permitió que los barbijos llegaran al personal y a las familias de las Escuelas Primaria N.º 51, la Escuela Secundaria N.º 47 y al personal de dos centros de atención primaria de salud que funcionan en el barrio. La FM Reconquista de Villa Hidalgo y la Biblioteca Popular Carcova también fueron puntos de distribución de 500 tapabocas. Desde la radio, se repartieron a lxs estudiantes del Plan FINES (que funciona en la emisora) y al personal y familias del jardín de infantes La Colmenita.

Porzionato también llevó una parte de los barbijos a lxs vecinxs que organizan ollas populares en sus casas. “Cuando supe que se estaban desarrollando las telas con activos, me comuniqué con Griselda Polla —una de las investigadoras que lideró la iniciativa— para ver la posibilidad distribuir barbijos en el barrio. Ella se comprometió enseguida”.

Los tapabocas tuvieron muy buena recepción y está previsto distribuir más en las próximas partidas. Para Porzionato, la experiencia fue positiva: “Todas las personas que recibieron los barbijos se mostraron muy agradecidas. Creo que es una forma mínima de colaborar en medio de las situaciones tan difíciles que a veces tienen que atravesar, además de la pandemia”. 

Docente del Jardín de infantes “La colmenita”

Nota actualizada el 14 de diciembre de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *