Escuela Secundaria Técnica,home,Territorio Educativo

Ni zoom ni meet: la radio como plataforma de encuentro y educación

En una época de multiplicación de las pantallas, la Escuela Secundaria Técnica de la UNSAM lleva adelante “No queda otra”, un programa radial transmitido por FM Reconquista. La propuesta de comunicación comunitaria invita al territorio a vincularse a través de las voces y la escucha.

Por Solana Camaño

Imaginate vos, acordate un día de escuela. De esos que hay sol y te levantaste a tiempo. En bondi o caminando llegaste a la UNSAM. Te encontraste a Tincho en la entrada con una sonrisa, Lalo te dio un súper abrazo. Y ahora sí, entrás a la escuela y hay mate cocido. Se dan los buenos días, con ronda musical y llena de chistes. Te vas encontrando con los compas y las compas, hay reencuentros y abrazos. Y caés en la realidad o te vas dando cuenta de que hay que ir al aula. En las materias vas haciendo un montón de cosas. Qué bueno cuando pintan las salidas y cuando llega el recreo. Almorzar juntes, inventar cosas en taller y que se armen juegos. Que siempre haya más deporte para seguirla. Es por eso que ahora eso se vuelve sonido, nos encontramos con la música, la palabra, las anécdotas, los susurros, las voces. Acá, por la radio, poniendo la voz, nos podemos ver con los ojos cerrados”.

La que habla es Cecilia Leiva, profesora de Artes Visuales de la Escuela Secundaria Técnica de la UNSAM. De fondo, se escucha el rayador y el ritmo de una cumbia incipiente que invita a mover las pantuflas. Del otro lado, familias de Carcova, Curita, Lanzone, Independencia, 8 de Mayo y otros barrios prenden FM 89.5 Reconquista para escuchar “No queda otra”, el programa radial que crea todos los días a las cuatro de la tarde un puente entre docentes, estudiantes y organizaciones de José León Suárez. 

“Cuando comenzó la pandemia empezamos a pensar qué herramientas teníamos para estar comunicadxs. Sabemos que no todos tienen celulares, conectividad y datos, o los dispositivos son de los padres. Eso hacía más complejo el camino”, describe Nancy Salvatierra, una de las docentes.

Entonces, ¿cómo promover una pedagogía de la presencia desde la virtualidad? Caminar los barrios y pensar la institución desde la comunidad son dos pilares de la escuela. Pero el territorio no es solo una locación espacial; como entramado vincular, se reinventa constantemente y en ese gesto radica su potencia. “Nos vimos en este ‘no queda otra que acercarnos’”, cuenta Andrea Biscione, vicedirectora socioeducativa, en alusión al nombre del programa. 

Enseguida, la radio se presentó como una alternativa viable que las familias podían tener a mano. Aunque todo proyecto está impregnado de historias, esfuerzos y articulaciones que llevan mucho tiempo. Fueron las redes que la escuela venía tejiendo en la trama conurbana que hace a la UNSAM las que posibilitaron que FM Reconquista, de gran alcance barrial, brindara un espacio al aire. 

En el programa, que también puede escucharse en Spotify o RadioCut, conviven distintos segmentos. Por un lado, entrevistas a referentes de organizaciones sociales del territorio, como Waldemar Cubilla, coordinador de la biblioteca popular La Carcova y graduado del CUSAM, o Mariano Salamone, referente de Sedronar. También hay diálogos con personas emblemáticas de los derechos humanos, como Delia Giovanola, abuela de Plaza de Mayo. Además, abundan las producciones de lxs estudiantes y profesorxs, recetas de comidas tradicionales -la torta frita de Kevin o las hamburguesas de arroz yamaní de Zunilda- y los “viernes musicales”, inaugurados por el músico argentino León Gieco. 

“Queremos que se reconozcan las familias, los pibes, las orgas, los profes. Saber en qué andamos, qué nos pasa. El programa no es escolar, es una radio con el espíritu de la escuela, buscando el vínculo para que aparezcan todas las voces del territorio”, expresa Biscione.

El WhatsApp juega un rol fundamental. Muchas de las entrevistas se realizan por ese medio, el más accesible para lxs vecinxs del Área Reconquista. Lxs estudiantes también mandan audios que luego son retomados en el programa. O incluso aprovechan el momento de encuentro con lxs profes en la entrega de bolsones de comida para grabar lo que quieran compartir. 

“Pensamos a la radio como un dispositivo de escucha que tiene una continuidad, una presencia que acompaña y nos obliga a repensar nuestro rol pedagógico”, explica Cecilia.


La ESI en formato radial

El 3 de junio, día marcado por la consigna “Ni una menos”, una ficción relatada y ambientada musicalmente por distintxs estudiantes conmovió a lxs oyentes. En ese cuento realizado por Luana de quinto año para la materia de Lengua y Literatura, ella recrea el miedo de una adolescente que sale a bailar y es violentada por un varón. “De sus ojos y de sus manos fuertes, apretándome para que esté quieta, nunca me voy a olvidar”, dice al final. 

Luana fue entrevistada al aire. Contó que el audio fue más allá de los pasillos de la escuela y circuló por Whatsapp entre distintos grupos. “Es re lindo que los demás escuchen lo que vos creaste en algún momento”, manifestó.

Las voces de mujeres del territorio poblaron el programa de ese día. Teresa, docente de la escuela y artista del Área Reconquista, realizó una columna en homenaje a todas las vidas que arrebata la violencia de género. Ella retrata sus caras y cuerpos en los murales de José León Suárez, donde los puentes, las casas y paredes funcionan de altar.

Si bien faltaron las banderas en las ventanas del tren a Retiro, hubo una caravana de audios de integrantes de comedores y organizaciones definiendo en sus palabras cómo entienden y viven el feminismo. El cordón de esa marcha coral eran las cuerdas de una guitarra, que hacían de hilo conductor. Hacia el final, el volumen comenzó a bajar y Cecilia retomó el micrófono: “Se nos fue la movilización, ya regresamos con el corazón lleno, los abrazos, los cantos, la música y la fuerza renovada de esta lucha que esperamos que algún día se termine”.

La radio como recurso didáctico

Nancy comenta que el deseo de contar con una radio estaba en los genes de la institución. “Tenemos un lugar que es como una pecera y siempre se soñó con que fuese un espacio de radio hecho por les pibes, con les pibes y para les pibes”, agrega. 

Por lo general, su utilización en las aulas como recurso didáctico se enmarca dentro del paradigma de alfabetización multimedial. Esta propuesta indaga en el vínculo entre las tecnologías y las apropiaciones críticas, creativas y reflexivas de los sujetos de aprendizaje. Sacude los márgenes lineales de la escritura y lectura para pensar la enseñanza a través de diversos soportes.

Uno de los saltos de “No queda otra” se dio a partir de la segunda mitad del año, cuando Luis, estudiante, comenzó a conducir “los viernes musicales” junto a su papá, que hacía radio en Paraguay. “Nos vamos encontrando con que los pibes participan y al descubrir su voz en la radio se van animando a más, pero eso fue generado con insistencia. Ahora tuvo sentido que los profes hayamos sostenido el espacio. Esperamos que eso haga que se modifique el formato del programa a raíz de la mirada de les estudiantes”, reflexiona Cecilia.

El 14 de octubre se cumplieron 100 emisiones. Más de 80 personas celebraron al aire el aniversario de este gran diario colectivo acerca del presente complejo que vivimos. La introducción fue la misma de siempre: Imaginate vos, acordate un día de escuela. De esos que hay sol y te levantaste a tiempo…”. Pero la locución, desde esa fecha, fue de todxs.

, , , , ,

Nota actualizada el 23 de octubre de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *