Escuela de Ciencia y Tecnología,ITeDA

Estudia el doctorado en Astrofísica en UNSAM y ganó el premio a la mejor tesis

Carmina Pérez Bertolli, estudiante del Doctorado en Astrofísica de la UNSAM y la Comisión Nacional de Energía Atómica, recibió el premio Luis Másperi 2020 a la mejor tesis de licenciatura que otorga la Asociación de Física Argentina. “Me fascina saber que somos parte de un universo tan grande y variado y del que conocemos tan poco”, dijo en esta entrevista.

Por Gaspar Grieco

Cuando los rayos cósmicos cargados de altas energías que recorren el universo ingresan a la atmósfera terrestre chocan con las partículas del aire produciendo una cascada de astropartículas radiactivas que llueven sobre la superficie de la tierra. En la Argentina, esta lluvia de partículas energéticas es detectada y estudiada por el Observatorio Pierre Auger, una colaboración internacional de la que forma parte la UNSAM por medio del Instituto de Tecnologías en Detección y Astropartículas (ITEDA) de la Escuela de Ciencia y Tecnología (ECyT).

Un tipo de estas partículas altamente energéticas son denominadas muones. Carmina Pérez Bertolli los estudió en su tesis Estimación del flujo de muones en el laboratorio subterráneo ANDES, por la cual obtuvo el premio Luis Másperi 2020 a la mejor tesis de licenciatura que otorga la Asociación de Física Argentina.

Pero la estudiante tucumana de 27 años no solo estudió los muones, sino que lo hizo en el marco del futuro laboratorio ANDES, el megaproyecto internacional que alojará un laboratorio subterráneo bajo las Cordillera de los Andes para estudiar el universo y develar algunos de sus misterios más oscuros. “Ahora estoy con mi doctorado y tengo entre 4 y 5 años de trabajo por delante. Creo que lo importante es amar lo que uno hace y ponerle mucho esfuerzo”, dice Carmina.

¿Qué importancia le atribuís a este reconocimiento?

Para mí es importante y es muy lindo saber que valoran el trabajo de una. El jurado que me evaluó fue excelente, muy amable y con preguntas muy claras sobre cada trabajo. Por otro lado, los trabajos que se postularon eran increíbles, había gente de todas las provincias. Así que estoy supercontenta y eso me motiva mucho.

¿Por qué elegiste el rumbo de la astrofísica en tu carrera profesional?

Durante toda la carrera de Física en la UBA, la astrofísica me gustó mucho. Me fascina saber que somos parte de un universo tan grande y variado, y del que conocemos tan poco. Nosotros tenemos siete materias experimentales y cuando llegamos a las últimas dos tenemos la posibilidad de elegir en qué laboratorio hacerlas. Yo sabía que me gustaba la astrofísica pero no sabía qué laboratorio elegir. Entonces me puse en contacto con Sergio Dasso y Ana Pichel, que son investigadores del Instituto de Astronomía y Física del Espacio de la UBA, que en ese momento estaban trabajando en un proyecto de radiación cósmica y detección de astropartículas. Hice esas dos materias experimentales con ellos y me encantó. Gracias a ellos me enteré del Doctorado en Astrofísica de la UNSAM y me pusieron en contacto con Alberto Etchegoyen -decano del ITEDA- y los doctores del ITEDA Hernán Asorey y Cristian Sarmiento me ofrecieron hacer la tesis desde el Instituto y quedarme para el doctorado. 

Observatorio Pierre Auger (Malargüe)

¿Por qué elegiste enmarcar tu tesis en el laboratorio ANDES?

El laboratorio ANDES va a alojar experimentos de muchas áreas, como física, geología, biología, ambiente… Pero dentro de lo que es el área de física, la razón para poner los equipos subterráneos bajo una montaña, es que son detectores altamente sensibles para la detección de neutrinos como experimentos de búsqueda de materia oscura. La señal de estos detectores es muy sensible, por eso tienen que estar aislados de cualquier tipo de ruido y radiación. 

En tu tesis hiciste una estimación del flujo de muones, ¿cómo es eso?

Una de las fuentes del ruido que podría interferir en las señales de estos experimentos son los muones. Hay partículas muy energéticas que llegan del espacio a la atmósfera terrestre. Están compuestas por núcleos altamente energéticos, como fotones y protones. Cuando ingresan a la atmósfera terrestre interactúan con las partículas del aire de nuestra atmósfera y generan una lluvia de radiación sobre la superficie terrestre. Entonces, los equipos se instalan en profundidades para aislarlos de esta radiación y que solo lleguen partículas como neutrinos que son capaces de traspasar la capa terrestre. Pero así y todo los muones también pueden atravesar la montaña y generarían interferencia en estos experimentos.

Lo que hicimos en la tesis fue simular las lluvias de partículas que caerían sobre el sitio donde se va a encontrar ANDES. Lo hicimos mediante un software de simulación validado dentro de los estudios de radiación cósmica. Luego simulamos el paso de los muones a través de la montaña. Pudimos hacerlo porque accedimos a un estudio preliminar geológico que hizo una empresa minera. La idea es poder diferenciar a los muones de las partículas que vos estás queriendo detectar, por ejemplo un neutrino, cuando ingresan ambos en el detector.

¿Cuál es el proyecto que vas a desarrollar desde el doctorado?

Estoy trabajando para el observatorio Pierre Auger. Sigo estudiando a los muones pero desde un punto de vista de señal. Yo lo que haría sería estimar la componente muónica de las lluvias de partículas que se detectan en los detectores del Observatorio. 

¿Cuál es la importancia de la detección de los muones?

Sirve para conocer cuáles son las partículas altamente energéticas que llegan a la atmósfera y de dónde vienen, porque no se sabe muy bien de dónde vienen los rayos cósmicos y estas astropartículas. Si detectás los muones, que son producto de los rayos cósmicos, podés obtener información del rayo cósmico que los originó. Lo que se busca son las fuentes de estos rayos cósmicos para caracterizarlos. 

¿Ves posible que se pueda obtener o entender la materia oscura?

Yo creo que sí. La ciencia está avanzando mucho en ese sentido. Yo no me especializo en eso, pero sé que hay laboratorios muy grosos dentro del área y ANDES va a ser uno y el primero del hemisferio sur. Si se siguen bancando estos experimentos, todo se puede lograr.

Detector de astropartículas (Observatorio Pierre Auger)

Además en Argentina tenemos muy buenos científicos y científicas en astrofísica

Sí, totalmente. ITEDA es un instituto increíble donde participa gente de todo el mundo, el IAFE de la UBA también es tremendo, el observatorio Pierre Auger es una colaboración internacional pero está en nuestro país. Tenemos astrofísicos muy preparados y yo creo que la divulgación científica es muy importante porque es un derecho de las personas saber y conocer sobre la ciencia que se desarrolla en el ámbito público. Y lo mejor es que los científicos más grosos te dan clases en la universidad. Eso me vuela la cabeza. 

Me parece que se tiene que valorizar más a la ciencia en nuestro país. Por más que haya habido mejoras, yo creo que el reclamo por el aumento salarial de los científicos es completamente válido. La ciencia es importante en todas partes porque permite que una sociedad, que un país, se desarrolle y que no dependa de la producción, la tecnología o la investigación de otros. Me parece que todavía hay mucho trabajo por hacer en lo que es la valorización de la ciencia nacional y lo que permite. Por eso creo que el reclamo salarial es muy válido, aunque estemos mejor ahora que en los últimos años.

¿Sufriste algún tipo de rechazo o discriminación por ser mujer en tu carrera?

No lo sentí por parte de mis profesores ni de mis compañeros, pero sufrí una situación de acoso por parte de alguien de la UBA que no se quién es, porque era un anónimo que me mandaba mensajes por Facebook desde perfiles falsos diciéndome que me veía en lugares de la universidad. Por otro lado, hace un par de días me pasó que con la publicación en twitter en la UNSAM sobre el premio recibí muchísimos comentarios hermosos y un montón de gente que me escribió cosas superlindas y son la mayoría y lo más importante (Nota de la Redacción: a fines de septiembre, desde la cuenta de Twitter de la UNSAM se informó sobre el premio que obtuvo Carmina. Más de 2,5 millones de personas vieron el tuit). Pero hubo otros comentarios que fueron irrespetuosos. Me parece que tener el lugar en la ciencia para las mujeres no es suficiente, porque todavía nos siguen faltando el respeto. El tweet fue sobre física y aparecieron tipos que lo único que ven es un objeto en la mujer y eso no hubiera pasado con un hombre. Yo creo que cada vez vamos conquistando derechos y me pareció muy lindo que muchas chicas saltaron a defenderme y eso es más importante que los comentarios en sí.

Nota relacionada: Proyecto ANDES: Develar los misterios del universo desde las profundidades

Nota actualizada el 16 de octubre de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *