Escuela de Humanidades

Los derechos de les jóvenes desde una perspectiva de género

El 8 de julio se realizó el 2° Conversatorio entre estudiantes “La experiencia del aislamiento desde los derechos de los jóvenes con una mirada de género” coordinado por Valeria Llobet del Programa de Estudios Sociales en Género Infancia y Juventud (CEDESI) junto a estudiantes de escuelas secundarias de San Martín.

En el comienzo de este segundo encuentro, Valeria Llobet estableció los ejes de debate del conversatorio definiendo en primera instancia el concepto de perspectiva de género como “una forma de entender las relaciones entre mujeres y varones” atravesadas por relaciones de poder que producen desigualdades en función de la diferencia sexual. Se refirió al concepto de derecho de les niñes de acuerdo al nuevo código civil que contempla el derecho a la toma de decisiones autónomas sin ningún tipo de coerción y su derecho a ser escuchades por todas las autoridades –educativas, sanitarias y judiciales- y la posibilidad de participar de las decisiones que los involucren como el cuidado de su cuerpo o la elección de con quién vivir. 

Los derechos de les niñes se concretan más allá de la institucionalidad formal en la relación establecida entre adultos y pibes y en este sentido Llobet afirmó que “las relaciones desiguales de edades y género median y hacen a las diferentes formas de acceder a los derechos”. El acceso a los mismos implica también, la necesidad de resaltar que la autonomía de les pibes es el resultado de un proceso de negociación con los adultos en un marco de relaciones de poder. En este sentido, se refirió a cómo las tareas de cuidado y reproducción de la vida se presentan como situaciones cotidianas que nuclean, naturalizan y reproducen desigualdades y micromachismos que muchas veces tienen que ver con formas marcadas por binarismo y heterosexismo y se distribuyen sobre la base de presunción de la sexualidad. Estos supuestos, afirmó Valeria, “también son usados por les pibes para resistir, para negociar, para negarse a participar de la división de tareas cotidianas”. En el contexto actual se generó un incremento en las tensiones en el hogar o expresiones de malestar potenciados por la distancia y la incertidumbre y en algunos casos se evidenciaron situaciones más extremas de violencias o la exposición de violencia de género.

El aislamiento social también potencia en les jóvenes el acceso a las redes y a la tecnología como herramientas que permiten sostener espacios y relaciones sociales con una cierta autonomía, con la producción de nuevos lenguajes comunicativos que no solo se presentan como espacios de exposición. En este sentido, Valeria mencionó la vulneración del derecho al respeto y la integridad en las redes sociales entendidas “no solo como una forma de conexión afectiva, de autonomía, gestión, identidad y respeto como también como formas de exposición en tanto las redes no son neutras en términos de desigualdades de género ni libre de machismos”. 

Finalmente, en relación al vínculo entre la educación y les jóvenes, la investigadora se refirió a la escuela media como una instancia de cierre de un proceso e inicio de otro que en la actualidad se vive desde una pérdida de sentido y que en muchos casos supone el riesgo de discontinuar las trayectorias escolares. La investigadora compartió algunos resultados de una muestra con 700 respuestas obtenidas de escuelas de CABA, donde indicaba que más de la mitad de les pibes no habían sido contactados por la escuela a mediados de abril “el para qué de la escuela es importante y si no hay acompañamiento esto se hace aún más difícil porque el sentido de la educación institucionalizada ya estaba puesta en cuestión” concluyó.

Este segundo conversatorio entre estudiantes habilitó un nuevo espacio de debate para repensar cuestiones relacionadas a los derechos de les jóvenes, la autonomía y la búsqueda de equilibrio en la negociación de sus libertades. Es importante repensar la cuestión de las resistencias ligadas a las narrativas machistas en un contexto actual que habilita diversas vías de escape pero que también potencia tensiones donde la edad y el género son marcadores de poder.

, , , , , ,

Nota actualizada el 11 de julio de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *