Escuela de Economía y Negocios

Soberanía alimentaria: semillas y ciencia abierta

En el cuarto Seminario de Investigación de la Escuela de Economía y Negocios, la directora del CENIT-EEyN, Anabel Marín, habló del proyecto Bioleft, que propone una mirada innovadora en el sector productivo de la Argentina.

“La crisis dejó en evidencia cuáles son los productos y servicios de los que no podemos prescindir, como medicamentos y alimentos. Queda claro que los sistemas de producción dominantes hoy presentan serios desafíos para el acceso a estos bienes esenciales. Es una oportunidad para replantearnos los modelos de producción de conocimiento que dominan el escenario económico y social: en esos modelos alternativos estamos trabajando”, comenzó Anabel Marín, en el webinar del 25 de junio compartido con 80 participantes de distintos países de América Latina. 

 

Investigadora independiente del CONICET en políticas de ciencia, tecnología e innovación, la Dra. Marín dirige el Centro de Investigación para la Transformación de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad Nacional de San Martín -CENIT- e integra el Consejo de Cambio Estructural que asesora al Ministerio de Producción de la Nación en políticas de desarrollo productivo.

 

Durante la presentación en vivo se refirió a Bioleft, un proyecto innovador y participativo que pone el acento en las alternativas a las patentes en el mercado de las semillas: un laboratorio de investigación, co-diseño e implementación de herramientas para la conservación, difusión y mejoramiento abierto y colaborativo de semillas. “Las semillas son cruciales para la producción de alimentos, pero a la vez aportan una información elemental para el desarrollo de nuevas semillas: sin la posibilidad de acceder a ellas no hay soberanía alimentaria, -argumentó-. El sistema actual restringe ese acceso, por eso Bioleft surge en respuesta a los desafíos del contexto actual”. 

 

A través de un repaso histórico sobre desarrollo y patentamientos, mostró cómo el sistema restringe ese acceso y genera concentración en el mercado y mencionó los riesgos que la falta de diversidad económica, social, biológica y cultural produce. Con el proyecto se busca potenciar las herramientas para la creación de semillas de calidad adaptadas a los requerimientos de distintos productores. 

 

Luego detalló el alcance de la investigación, se refirió al concepto de mejoramiento colaborativo y presentó al equipo: “Hay mucha similitud entre una semilla y un software, por eso estamos trabajando en dos herramientas abiertas, una legal y una tecnológica que registre y fomente el intercambio de información”, explicó. Para terminar, respondió preguntas de los asistentes.

 

Los últimos jueves del mes, la EEyN propone que un/a investigador/a de su plantel exponga un paper o avances científicos y colegas, estudiantes e interesados en general comenten y así fomentar un espíritu de discusión e intercambio académico. El próximo encuentro será el 30 de julio. 

 

Próximo encuentro, aquí.

Para conocer más sobre Bioleft, aquí.

, , , , ,

Nota actualizada el 29 de junio de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *