Notas de tapa,Secretaría Académica

Cómo usar herramientas virtuales en la formación

La Secretaría Académica y la Secretaría General de la UNSAM diseñaron una guía para lxs docentes con información sobre la implementación de herramientas de educación a distancia: automatriculación a las aulas moodle, Google Drive, Dropbox, Youtube, Zoom y Skype. Una guía completa que ayudará a lxs docentes a implementar la formación en las 1.800 aulas virtuales que prepara la Universidad.

Nos enfrentamos al desafío de pasar nuestras prácticas de enseñanza presenciales a un formato virtual. Sabemos que en muchos campos del saber, la presencia no se vincula solamente con la enseñanza de contenidos teóricos, sino con el aprendizaje de habilidades y disposiciones. En nuestra tradición pedagógica el encuentro entre docentes y estudiante durante las horas de clase representa un elemento clave de la formación.

Entendemos el desafío que implica abordar la docencia en este contexto y sin aviso previo. Sin embargo, tenemos que tratar de construir el encuentro pedagógico en otros marcos y pensar cómo implementar las mejores prácticas de enseñanza sin contar con la presencia. El modo en que diseñemos nuestras clases permitirá que ofrezcamos experiencias de aprendizaje de calidad. Es nuestro deber garantizar el acceso a la formación, enseñando aquellos saberes, habilidades y disposiciones que esperamos que los/as estudiantes aprendan y desarrollen a lo largo de cada materia.

Iniciamos un proceso de trabajo y aprendizaje colectivo, que iremos construyendo y perfeccionando con el correr de los días. Toda la UNSAM estará trabajando junto a ustedes para generar las mejores prácticas de enseñanza en este contexto y para garantizar experiencias de aprendizaje enriquecedoras para nuestro amplio y heterogéneo estudiantado.

 

LAS AULAS VIRTUALES DE UNSAM

Desde la Universidad estamos trabajando para completar una plataforma de 1800 aulas virtuales sobre Moodle, para que todos los equipos docentes de todas las unidades académicas tengan a disposición en los próximos días:

  • Para cada materia se ofrecerá un aula virtual estándar con un núcleo de herramientas básicas para la enseñanza y la interacción con los/as estudiantes: cartelera de avisos, foros de novedades, chat, mensajería interna, repositorio e intercambio de archivos.
  • El aula virtual podrá funcionar, además, como un espacio articulador y de vinculación con un ecosistema de aplicaciones que se encuentran disponibles. Al complementarse, las mismas permitirán el desarrollo de estrategias heterogéneas dentro de las limitaciones que supone el aislamiento social. Entre las aplicaciones de videoconferencia más difundidas se encuentran Zoom, Hangouts, Meet y Skype.
  • Es necesario tener en cuenta que, si la intención es dar una clase oral, la videoconferencia en vivo no es la única opción. La interacción sincrónica implica coordinar que todo el grupo de estudiantes se encuentre conectado con enlaces y equipos adecuados. Pero existen otras estrategias asincrónicas. Por ejemplo, las sesiones pueden grabarse y luego publicarse como video-clases para quienes no pueden conectarse en el momento pautado. También Youtube permite subir videos que pueden ser direccionados desde las aulas virtuales.
  • En el mismo sentido, una variante puede ser la creación de presentaciones con audio(PowerPoint o Presentaciones de Google). Esta opción permite, además, aprovechar material pre-existente, al que sólo hay que incorporarle el audio en el mismo archivo.
  • Otra estrategia de comunicación podría ser la escrita y asincrónica, que permite que cada estudiante se conecte y participe de acuerdo a sus posibilidades. Para estos casos los foros que proponen las aulas virtuales de Moodle son los indicados. También es útil el intercambio de archivos que permiten las aulas virtuales ya que dejan registro de las entregas e intercambios.
  • Para realizar trabajo colaborativo, la Universidad cuenta (mediante el correo electrónico @unsam.edu.ar) con la suite de herramientas de Google for Education que brinda la posibilidad de generar documentos de trabajo en espacios comunes. Son documentos que se pueden producir de manera simultánea entre distintas personas de manera remota. Esta herramienta, además, permite que los/as autores/as del documento inicien un chat paralelo al archivo. En caso de trabajar grupalmente, y que ustedes deban saber qué roles asumieron los/as estudiantes, o qué aportes realizaron al producto final, pueden sugerirles que escriban con distintos colores. A la vez el aula virtual ofrece la creación de WIKI colectivas.
  • Entre los repositorios, más allá de lo que ofrece el aula virtual, están el Dropbox y el Google Drive (como parte de la suite de google – unsam).
  • Para comentar o corregir trabajos, los documentos de Google son una opción si usamos la función de “sugerencia”; si no, el intercambio de archivos de Word, con uso de control de cambios, siempre es una buena estrategia.

 

ALGUNAS CONSIDERACIONES GENERALES

La suspensión de las clases presenciales no implica que ustedes deban convertirse en expertos en entornos virtuales de enseñanza. Más bien los/as invitamos a que puedan aprovechar, dentro de las herramientas disponibles, aquellas que mejor se adapten a las necesidades de los distintos campos de saber y, por supuesto, a la heterogeneidad de nuestros/as estudiantes. En ese caso es importante tener en cuenta que:

  • Muchos/as estudiantes no disponen de una computadora; otros/as tienen un limitado acceso a internet; también están quienes, al igual que muchos/as de ustedes, no están familiarizados/as con las herramientas virtuales. Es por ello que, antes de elegir qué herramientas utilizar, debemos preguntarnos qué queremos que nuestros/as estudiantes aprendan y cuál es la mejor forma para hacerlo
  • A partir de eso, el siguiente paso es ver entre las opciones de herramientas disponibles cuáles permiten que la mayor parte del estudiantado participe, tengan o no conexión ilimitada o computadora, cuáles permiten un intercambio fluido, aunque no necesariamente sincrónico, con los/as estudiantes y entre ellos mismos, y cómo podemos generar comunidad por fuera de la clase presencial.
  • En un contexto de aislamiento social, acercarse a otros/as, generar grupalidad, resulta un desafío. Una opción es que los/as estudiantes inscriptos/as en cada comisión creen un grupo de Whatsapp en donde todos/as estén incluidos. Por supuesto, no les pedimos que ustedes sean parte de ese grupo, pero de este modo, quienes, por motivos de fuerza mayor, no puedan participar de las clases en entorno virtual, contarán con la ayuda de sus pares para acceder a los materiales educativos que ustedes elijan.

 

APOYO PARA DOCENTES

Así como los/as estudiantes requieren del intercambio con sus pares para acompañar el proceso de aprendizaje, sabemos que muchos de ustedes necesitan soporte y colaboración. Es por eso que el campus virtual UNSAM ofrece un curso introductorio sobre su uso: Primeros pasos para el uso del aula virtual. Allí encontrarán foros y espacios virtuales para intercambiar conocimientos, experiencias e inquietudes con sus pares y también con el personal especializado que brindará soporte tecnopedagógico.

Todas las unidades académicas están trabajando para garantizar que sus equipos docentes puedan utilizar las herramientas disponibles. Buscar ayuda es importante, entre todos y todas podemos sacar el mayor provecho de los dispositivos digitales. En esta dirección, resulta importante subrayar que debemos racionalizar la utilización de las redes, contamos con antecedentes de problemas en otros países y el uso excesivo, por ejemplo, de las videoconferencias, puede contribuir a la saturación del sistema.

Algunos consejos para hacer un uso racional de las herramientas virtuales:

  • Definir los criterios para los que será utilizada cada herramienta y pensar en la pertinencia y eficiencia de esta definición.
  • Pensar en estrategias que permitan que la mayor parte de nuestro estudiantado acceda a las clases y pueda resolverlas; es decir, que puedan aprender.
  • Diversificar las estrategias de abordaje de cada uno de los contenidos que esperamos que los/as estudiantes aprendan.
  • Pedir ayuda y soporte si alguna de las herramientas representa una dificultad, en particular, si la consideramos pertinente para nuestra propuesta de enseñanza.
  • Tomar la coyuntura como una ventana de oportunidad para repensar nuestras materias y nuestras prácticas de enseñanza.

Nota actualizada el 25 de marzo de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *