CETyD

Trabajar para un futuro más prometedor

Galería

Especialistas en derecho laboral y representantes de diversos sectores analizaron el informe “Trabajar para un futuro más prometedor”, elaborado por la Comisión Global sobre el Futuro del Trabajo para el Centenario de la OIT. Fue el 13 de mayo en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

“El Informe de la Comisión Global sobre el Futuro del Trabajo es un documento muy potente y esta reunión constituye una oportunidad histórica de reformular la temática del trabajo”, dijo en la apertura del encuentro Ana Catalano, vicedecana de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

Por su parte, Carlos Tomada, director del CETyD-IDAES/UNSAM, destacó la relevancia del Informe a cien años de la creación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y dijo: “En un escenario que presenta niveles alarmantes de exclusión y de precariedad laboral, nos encontramos ante la necesidad urgente de renovar el contrato social de cara a un futuro que no es inexorable y que demanda el compromiso de gobiernos e interlocutores sociales para un desarrollo sostenible con trabajo decente”.

El primer panel estuvo integrado por los expertos en derecho laboral Héctor García y Pablo Topet, moderados por Susana Corradetti.

El segundo panel convocó a representantes de diversos sectores: por el estatal, Vanesa Siley, diputada nacional y dirigente sindical (SITRAJU); por los empleadores, Carlos Marin Rodríguez, abogado, asesor de empresas de la industria de la tecnología y las telecomunicaciones; por el sindical, Rubén Cortina, presidente de UNI Global y secretario de Asuntos Internacionales de FAECYS; y por el mundo académico, Ana Catalano. Moderó el panel Sandra Pérez, docente universitaria y especialista en temas de empleo y relaciones laborales.

Siley destacó la convergencia entre el Informe y la convocatoria del papa Francisco a los economistas del mundo para suscribir a un pacto global. También habló de la iniciativa de un grupo de parlamentarios sindicales que promovieron la creación de una Subcomisión sobre el Futuro del Trabajo en la Cámara de Diputados con un “proyecto consensuado sobre un piso de equidad en el mundo del trabajo que integra temáticas de cuidado, licencias y brecha salarial, y que es superador del proyecto presentado por el Poder Ejecutivo”.

Marin Rodríguez habló de la necesidad de generar condiciones para un empleo sustentable ante el impacto de la robotización y las nuevas tecnologías. “Ello implica, entre otras iniciativas, priorizar políticas de ingreso universal, garantía laboral universal, redistribución de las horas de trabajo y promoción de la economía del conocimiento de gran relevancia en nuestro país”, dijo.

Cortina señaló que el Informe refleja las tensiones actuales del mundo del trabajo, en el que el rol de la OIT adquiere relevancia. “Se trata de un documento refundacional que evidencia que la tecnología no es neutral y que la iniciativa política y las regulaciones son centrales en el debate sobre el futuro del trabajo”, dijo, y agregó: “Ante los cambios en la composición de la clase obrera, también se plantea la necesidad de reestructurar el poder sindical y reconstruir la solidaridad”.

Catalano definió la OIT como el primer “contrato social universal” y habló de la importancia de la concertación social en la Argentina  “con requisitos de legitimidad de los actores, consenso valórico e inclusión”. También habló del desarrollo de las capacidades de las personas ante el cambio tecnológico e hizo referencia al derecho universal de aprendizaje que implica “priorizar la institucionalidad y las condiciones de financiamiento y adaptación a las diversas transiciones y su nexo con los ciclos de vida”.

Al cierre, Enrique Deibe, director de OIT-CINTERFOR y vicepresidente segundo de la Asociación de Especialistas en Relaciones Laborales del Grupo Bologna, Castilla La Mancha y Turín (Sección Argentina), destacó la importancia del Informe. “La OIT encomendó a la comisión de especialistas la elaboración de este documento para que se logre una visión plural que permita sentar las bases de un diálogo profundo sobre el futuro del trabajo. Resulta fundamental que el documento sea considerado para avanzar sobre esta discusión global que tiene carácter refundacional, dado que la OIT fue el primer pacto social de la historia”, concluyó.

El evento fue organizado por la Asociación de Especialistas en Relaciones Laborales del Grupo Bologna, Castilla La Mancha y Turín (Sección Argentina) y el CETyD-IDAES de la UNSAM, en colaboración con OIT/CINTERFOR y la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Nota actualizada el 21 de mayo de 2019

Un comentario

  1. Silvia Kutscher dice:

    Felicitaciones! Me hubiera gustado mucho asistir, pero estuve de viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *