#OrgulloUNSAM,Escuela Secundaria Técnica,Notas de tapa

“Caminando juntxs llegamos todxs”

Galería

En un Auditorio Carpa repleto de familiares, docentes y autoridades de la Universidad, lxs 26 flamantes egresadxs de la segunda cohorte de la Escuela Secundaria Técnica de la UNSAM recibieron su diploma. Participaron el rector Carlos Greco, el director de la Escuela, Martín Perdriel; lxs vicedirectorxs Andrea Biscione y Alejandro Bergara; y representantes de organizaciones sociales de San Martín.

Por Equipo de Comunicación Institucional UNSAM

“Esta es una escuela que nadie tiene, es muy querida. Les pido a los profes que no cambien nunca. Siempre van a estar en mi corazón”. (Carolina Martínez, del barrio Independencia)

“Estos seis años quedan marcadísimos, no me los olvido más. De mi parte, gracias. Por los abrazos, los consejos, que me escuchen. Nunca había conocido a personas así”. (Iván Vázquez, de Costa Esperanza)

“No quiero que esto se termine, pero acá estamos: poniéndole toda la onda”. (Marcos Verón, del barrio Curita)

“En estos seis años de cursada me sentí muy bien. Todo lo que hicimos me gustó. Gracias a los profes por bancarnos. Estuvieron en los peores y mejores momentos de cada uno”. (Melody Cañete, del barrio 9 de Julio)

Caminando juntxs llegamos todxs y No te salvás solx fueron los lemas con los que los 26 chicxs de la Escuela Secundaria Técnica de la UNSAM transitaron los seis años de cursada. Desde el 2014, cuando las puertas de los primeros tres cursos se abrieron en el Edificio de Sociales del Campus Miguelete, hasta el último día de vida escolar en la nueva sede de la Escuela en José León Suarez, lxs estudiantes y los profesorxs compartieron alegrías, tristezas, esfuerzo, estudio y mucho amor.

Los chicxs que conforman la segunda camada de egresadxs de la Escuela Secundaria Técnica de la UNSAM y la primera cohorte en transitar los seis años completos recibieron su diploma en un Auditorio Carpa repleto de familiares, profesores, amigos y autoridades universitarias.

“Estxs chicxs fueron los primeros que arrancaron en primer año, hicieron los seis años y hoy reciben su título. Con ellos hemos caminado juntos, hemos tenido muchas alegrías y sufrimientos y hoy nos merecemos esta fiesta. Gracias a los papás y las mamás por confiar en nosotros y gracias a la Universidad por confiar en los pibes. Estxs pibxs nos enseñaron que si caminamos juntos llegamos todos”, dijo Martín Perdriel, director de la Escuela.

El rector Carlos Greco felicitó a los flamantes egresados y destacó que la entrega de diplomas “es el momento más sublime de una institución educativa”: “Este logro es una construcción colectiva. Ninguno de ustedes se va a salvar solo. Todos y todas tenemos algo para dar para que nuestro país salga adelante y tenemos mucha esperanza en que nos ayuden a lograrlo, porque forman parte de este proyecto”.

Luego, Greco habló de la importancia de defender la educación pública y distinguió a la Escuela como parte del proyecto Territorio Educativo. “Les propongo integrarse a este modelo virtuoso de universidades públicas argentinas y que continúen sus estudios para ser un ejemplo para los estudiantes que vengan atrás. Nosotros vamos a defender la universidad pública, gratuita, para todos y con acceso irrestricto. Los pobres también llegan”, dijo.

Alejandra, referente social y madre de uno de los nuevos egresados, les habló a los chicxs en representación de todxs los padres y madres. “Hoy se cumple un sueño del que ustedes, chicos, son protagonistas y creadores. Hoy están haciendo historia. Gracias a este territorio educativo que fue creciendo estos años y que nos dio oportunidades a todos. Chicos, les pedimos que sigan soñando y sepan que se los ama”.

Los chicxs también tenían algo que decir. De pie frente al auditorio y con Ludmila en el micrófono agradecieron a sus profesores y protagonizaron el momento más emotivo de la ceremonia: “Estamos muy agradecidos por todo lo que nos ayudaron a lograr a cada uno de nosotros. Gracias por motivarnos a no bajar los brazos, por los consejos, por enseñarnos con amor y paciencia el valor de cada cosa y cuánto valemos cada uno de nosotros. Gracias por encontrar en nosotros esa valentía de seguir por lo que uno quiere. Gracias por enseñarnos que un tropiezo no es una caída y que si caminamos juntos, llegamos todos”.

Hacia el final de la ceremonia, lxs vicedirectorxs Andrea Biscione y Alejandro Bergara brindaron un mensaje a los flamantes egresados: “Ustedes quedarán en la historia como aquellos que tuvieron la rebeldía de no hacer caso a aquellos que les decían que no podían. Rebeldes para rebelarse a los destinos fijados”, dijo Biscione.

“Por nuestra historia, un poco más larga que la de ustedes, sabemos que la rebeldía es el motor necesario para cambiar este mundo. Porque ustedes saben que este mundo no está bueno”, remató Bergara.

Finalmente, cada estudiante se acercó a recibir su tan merecido título entre abrazos, risas y llanto.

Caminaron juntos, llegaron todos.

Caminado juntxs llegamos todxs, el desafío es que nadie se quede solx. Sentirnos parte de la Escuela y sentirnos parte de todxs.

La inclusión significa no dejar afuera a nadie. La Escuela tiene sentido con los pibes y con las pibas adentro. Esta Escuela UNSAM va encontrando vínculos que no tienen precio y que tampoco se pueden comprar.

Quién puede comprar el viento, el sol, la lluvia, el calor, las nubes. Quién puede comprar la dignidad, la amistad, el futuro.

Qué precio tienen los sueños, la autonomía. Los abrazos de Lalo, la mirada y los gestos de Gaby. El compromiso de profes y coordinadores. El amor por el territorio de Andrea, la presencia sin descanso de Alejandro.

Qué precio tiene el día a día, lo cotidiano. El hacer de la Escuela tu segunda casa.

¿Quién puede comprar todo esto?

La comida compartida de cada día, los campamentos y las pernoctadas, los mensajes de los buenos días, sentirse parte de un equipo, sentir que tenés un título de la UNSAM.

Sentir el orgullo de que todxs nosotrxs somos parte de esta Universidad.

*Poema realizado por estudiantes y docentes de la Escuela Secundaria Técnica

Nota actualizada el 29 de noviembre de 2019

Un comentario

  1. Gerardo Castro dice:

    Me emocioné al leer esta nota. Claro que debe asegurarse que la educación sea accesible para todos, justamente porque se ve que no para todos es fácil hacer el camino.
    Orgulloso de pertenecer a una universidad que tomó la responsabilidad de hacerse cargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *