CUSAM,home,Instituto de Artes Mauricio Kagel

El arte del CUSAM llega al Campus Miguelete

Galería

“No sabía cómo expresar lo que pasaba ahí adentro para que la gente de afuera recibiera el mensaje”, dijo el artista plástico y estudiante del CUSAM Juan Valenzuela en la inauguración de su muestra “La Ranchada”. Visitá la exhibición hasta el 7 de noviembre en el Subsuelo del Edificio Tornavía. La entrada es abierta y gratuita.

Por Ivana Blanco. Fotos: Juli Jons

Galería Pasillo nació en el pasillo central del Centro Universitario San Martín (CUSAM) para desplazar la lógica de la cárcel, que separa e invisibiliza. Se pensó como un espacio de intercambio entre la Universidad y los proyectos culturales y educativos de José L. Suárez orientados a la transformación social a través del arte. El lunes 7 de octubre, la Galería llegó al Campus Miguelete con “La Ranchada”, una muestra del estudiante de Sociología en el CUSAM Juan Valenzuela. 

Letrista y fileteador de oficio, Valenzuela se formó a sí mismo como artista plástico en la Unidad Penal 47, y también formó a compañeros en un taller de dibujo autogestionado. Hoy trabaja en su tesis de licenciatura, en la que analiza los talleres artísticos como dispositivos pedagógicos en contexto de encierro.

“La ranchada es la celda. Si hacés una buena ranchada tenés un lugar donde sentirte seguro y donde podés expresar el arte que tenés. Todos estamos cruzados por el arte”, dijo Valenzuela en la inauguración de su muestra. “No sabía cómo expresar lo que pasaba ahí adentro para que la gente de afuera recibiera el mensaje que yo quería dar. Con el tiempo me di cuenta cuánto me han dado mis cuadros, y que todos tenemos algo de artistas, solo tenemos que intentar sacarlo”.

De la inauguración participaron Laura Malosetti Costa, decana del Instituto de Artes Mauricio Kagel (IAMK); Silvia Dolinko, coordinadora general del IAMK; Marisa Baldasarre, secretaria de Extensión del Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES); y Marcos Perearnau, coordinador de la Diplomatura en Arte y Gestión Cultural del CUSAM.

Juan Valenzuela

“En las pinturas de Juan nada está allí porque sí. El mate, los puchos, una manzana mordida, el buzo Adidas, los tatuajes, el código civil, la sociología de Weber o la perspectiva dramática de los pasillos del CUSAM rememoran las lecciones de arte del Renacimiento y el Expresionismo, pero son además mojones para contar las historias y los sentimientos que se despliegan dentro del penal. La vida carcelaria, la sociología, la pintura y la historia del arte se dan cita en esta obra”, dijo Baldasarre sobre los cuadros de Valenzuela.

Para Perearnau, con la inauguración de la muestra “se materializó la emancipación de Juan como estudiante y como artista”. “Son imágenes que se produjeron en contexto de encierro y hoy se están liberando a sí mismas. Con la mirada del público esas imágenes se liberan”.

Valenzuela agradeció a todos los presentes y a su familia y seres queridos. “Les aseguro que me cuesta, se me cierra la garganta. Siento un eterno agradecimiento. Nunca imaginé estando preso que podría llegar a estar acá. Agradezco profundamente a mi familia, que me sostuvo”, dijo.

La muestra podrá visitarse hasta el 7 de noviembre en el Subsuelo de Artes del Edificio Tornavía (Campus Miguelete).

, , , , , ,

Nota actualizada el 18 de octubre de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *