#InvestigaciónUNSAM,Instituto de Investigaciones Biotecnológicas,Notas de tapa

La UNSAM homenajea a Rodolfo Ugalde

A diez años del fallecimiento del fundador del Instituto Tecnológico de Chascomús y el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas de la Universidad, estudiantes, docentes e investigadores se reúnen para conmemorar su legado. La cita es el miércoles 21 de agosto a las 10:30 en el Aula Tanque del Campus Miguelete.

“Para la UNSAM, es como quedarse sin su Maradona”, resumía en 2009 Diego Hurtado, por entonces secretario de Investigación y Transferencia Tecnológica de la Universidad. Un día después de la muerte de Rodolfo Ugalde, la nota del diario La Nación que incluía ese testimonio titulaba: “Falleció un impulsor de la ciencia nacional”. Ugalde era muy querido y reconocido por todos sus colegas y discípulos, pero con el paso del tiempo y el crecimiento de los institutos que ayudó a fundar, su figura se agigantó aún más.

Hoy, el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) que funciona en el Campus de la UNSAM y el Instituto Tecnológico Chascomús (INTECH), ubicado a 170 kilómetros de San Martín, son dos de las unidades académicas más relevantes de la Universidad, tanto por la cantidad de investigadores y becarios como por la calidad de su producción científica y tecnológica. Se trata, además, de dos institutos de investigación muy destacados en el campo de la biotecnología argentina y ampliamente reconocidos en el ámbito internacional.

Uno de los pocos institutos con los que el IIB y el INTECH pueden compararse en la Argentina es el Leloir, y no es casualidad: Ugalde fue discípulo del Premio Nobel que le dio su nombre, Luis Federico Leloir. Continuando ese legado, Ugalde formó decenas de investigadores de primera línea, muchos de los cuales hoy investigan y enseñan en la UNSAM. Entre ellos, Diego Comerci, Adrián Mutto y Juan Ugalde, hijo de Rodolfo y actual decano del IIB-INTECH.

Se cumplen diez años de su fallecimiento, pero su legado seguirá vivo a través de los institutos que fundó, los recursos humanos que formó y el conocimiento que dejó, los cuales fueron y seguirán siendo ejemplos para el desarrollo de la ciencia y la tecnología en la Argentina.

El miércoles 21 de agosto, la comunidad se reunirá para homenajearlo. Será a las 10:30 en el Auditorio Tanque del Campus Miguelete.

La apertura del acto estará a cargo del rector Carlos Greco, el vicerrector Carlos Frasch y los investigadores Diego Comerci (IIB) y Oscar A. Ruiz (INTECH).

También participarán exrectores y vicerrectores, decanos, secretarios de investigación y académicos e investigadores del INTECH, la Fundación Instituto Leloir, el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), FUNINTEC y FUNSAM.

Quedan todos/as invitados/as.

Rodolfo Ugalde

(1943-2009)

Médico veterinario y doctor en Química por la Universidad de Buenos Aires, a lo largo de su carrera brilló en el campo de la microbiología. Sus aportes más destacados estuvieron vinculados con el metabolismo de los azúcares en bacterias y con los procesos de fijación bacteriana de nitrógeno en plantas.

Sus investigaciones sobre la bacteria Brucella abortus posibilitaron la creación de nuevas vacunas y formas de diagnosticar la brucelosis, una enfermedad que en la Argentina afecta al ganado bovino, pero que puede extenderse a los seres humanos.

Ugalde entendía el lugar central que la biotecnología podía ocupar en la mejora del sector agrícola-ganadero argentino. Fue un pionero en ese sentido: además de sus estudios sobre la bacteria que causa la brucelosis, clonó la primera vaca de raza brangus en el país. Además, publicó 97 trabajos en revistas de impacto internacional, dirigió más de 20 tesis de licenciatura y doctorado y registró 3 patentes de invención.

Su trayectoria de formación incluyó una estadía prolongada en la Universidad de Wisconsin (EEUU). A su regreso, estableció su grupo de trabajo en la Fundación Campomar —actualmente, Fundación Instituto Leloir—. Allí fue discípulo del Premio Nobel de Química Luis Federico Leloir. En 1989 fundó y dirigió el Instituto Tecnológico de Chascomús, inaugurado en el ámbito del CONICET. Años después fundó en la UNSAM un segundo espacio, el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas. Fue profesor titular e investigador en la UNSAM y uno de los impulsores del desarrollo de la Universidad desde sus inicios.

Durante su carrera, ocupó diferentes cargos de gestión; entre ellos, asesor del Gabinete Científico Tecnológico de la Nación, miembro del Directorio de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica y presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires. Entre otros, recibió los premios Balseiro (1993), Konex (2003 y 2013) y Dupont-CONICET (2008).

Nota actualizada el 13 de agosto de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *