Consejo Superior,Notas de tapa,Territorio Educativo

Territorio Educativo: San Martín habla, activa, está de pie

Galería

La UNSAM presentó el Informe de Gestión 2018 y la Declaración del Partido de General San Martín como Territorio Educativo. Fue durante la tercera sesión ordinaria del Consejo Superior. En un acto sin precedentes, las autoridades cedieron sus asientos a referentes de diversas organizaciones sociales del territorio.

Por Solana Camaño. Fotos: Pablo Carrera Oser

“Nuestra comunidad no puede verse a sí misma de espaldas a su territorio. En su transformación, en la de los jóvenes que viven y sueñan en él, se juega parte de su destino y el de la propia Universidad”, dijo el rector Carlos Greco en la tercera sesión ordinaria del Consejo Superior de la UNSAM. 

Del encuentro participaron el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, representantes de diversas organizaciones sociales del territorio y profesores/as, estudiantes y trabajadores/as de la Universidad. 

La sesión tuvo lugar en el Auditorio Carpa del Campus Miguelete y fue histórica por dos motivos: se presentó el Informe de Gestión 2018 y se compartió su contenido con representantes de la comunidad local, quienes —promediando la reunión— ocuparon el lugar de los consejeros para protagonizar la Declaración del Partido de San Martín como Territorio Educativo.

En 2018 el país celebró el Centenario de la Reforma Universitaria. Con la presentación del Informe de Gestión correspondiente a ese período, la UNSAM inaugura una nueva tradición: la de rendir cuentas ante su comunidad.

“No somos dueños de la verdad, trabajamos todos los días para construirla y los/as estudiantes tienen mucho para decirnos”, dijo el rector sobre la necesidad de repensar la formación como un saber que se construye en diálogo con múltiples formas de aprendizaje y experiencias.

Las estadísticas del informe presentado revelaron que el 75 % de los inscriptos en 2018 fue primera generación universitaria. Otro dato relevante indicó que un 65 % trabaja, lo que demandará el diseño de dispositivos para evitar el abandono o la repitencia. Aún así, y por encima de la media del resto de las universidades nacionales, 1 de cada 3 estudiantes que ingresa a la UNSAM se gradúa. Desde su creación, 20 mil estudiantes lograron titularse y hoy están insertos en el mercado científico, profesional y académico.

Greco también habló del compromiso de la Universidad con la justicia social y con una formación integral y de calidad. “Entendemos que la educación superior es un factor de movilidad social ascendente y un derecho público, social y humano. También creemos que la educación es inescindible de la investigación: nuestra oferta académica abarca más de la mitad de los doctorados que se dictan en el conurbano”, amplió.

Sobre la producción de un conocimiento acorde a los estándares científicos, el rector confirmó el interés por articularla con las demandas concretas de la comunidad. “La Declaración del Partido de General San Martín como Territorio Educativo es la expresión de un proyecto colectivo que busca revolucionar la concepción de la educación como un factor de transformación”, sostuvo.  

Carlos Greco

Durante años la UNSAM acompañó los procesos comunitarios de colectivos de mujeres, cartoneros y desocupados y de primera infancia, adolescencia y juventud, entre otros. Organizó, además, actividades con sindicatos, fábricas recuperadas y organismos gubernamentales de San Martín. También creó el Centro Universitario San Martín (CUSAM), un espacio de formación superior ubicado en la Unidad Penal N.º 48 de José León Suárez al que asisten personas privadas de la libertad y agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense. 

El diseño y fortalecimiento de distintos proyectos educativos y culturales (bachilleratos y bibliotecas populares, centros culturales y radios comunitarias, escuelas primarias, secundarias, técnicas y de adultos, centros de formación profesional y programas de capacitación y entrenamiento para el trabajo, entre otros) dan cuenta de esta interacción. 

“Para un ciruja es un orgullo estar acá sentado en una sesión histórica con un montón de vecinos, amigos, empresarios y educadores”, dijo Lalo Paret, responsable del Área de Articulación Territorial de Lectura Mundi. “Nuestras comunidades tenían muchos sueños, y si teníamos experiencia en algo era en el fracaso. Hoy es un orgullo tener esta universidad acá en San Martín”, celebró.

Después Paret presentó a algunos de los vecinos y vecinas de San Martín que llevan adelante experiencias culturales y de educación popular, trabajo autogestivo y cooperativismo: mujeres que hacen del teatro, la organización colectiva o la docencia una herramienta de emancipación; trabajadores de fábricas recuperadas; estudiantes de bachilleratos y centros de formación profesional; egresados/as de la Escuela Secundaria Técnica de la UNSAM; y bibliotecarios y artistas comprometidos con sus barrios.

Lalo Paret

“Hablamos de un territorio con inundaciones, mucha pobreza, familias trabajadoras y cárceles donde la muerte y el dolor están presentes en la vida de todos los días, pero también está presente el amor de las organizaciones sociales que dan respuestas a las necesidades de la comunidad cuando las acciones estatales faltan”, dijo por su parte Juan Montalbetti, uno de los/as educadores/as de Puntos de Encuentro.

Nora Rodríguez, referente de la Cooperativa Bella Flor, leyó las palabras de Lorena Pastoriza, compañera que participó de las primeras asambleas de intercambio entre las organizaciones civiles y la UNSAM: “Siento plena gratitud y felicidad al ver concretada una parte importante de este sueño que hace diez años transmitimos en este mismo predio: el deseo colectivo de muchos y muchas que jamás tuvimos la posibilidad de pensarnos como universitarios o estudiantes, pero que sí entendimos que la única llave para la libertad es el conocimiento, aprendido quizá desde las tripas que duelen, muchas veces de hambre y otras tantas de injusticia. Lo que ayer fue una utopía hoy lo sentimos: muchísimos pibes y pibas de nuestros barrios dejaron de ser estadísticas para tener nombre y apellido y decir con orgullo que son estudiantes”.

Érica, del Bachillerato Popular La Esperanza, contó: “Para uno que es villero o viene de los barrios más pobres, la Universidad es algo impensado. Que la UNSAM acompañe este proyecto nos acerca más a nuestros sueños”. 

Por su parte, Waldemar Cubilla, sociólogo recibido en el CUSAM y referente de la Biblioteca Popular La Carcova, destacó el pasaje “del consumo a la producción de conocimiento, trabajo, arquitectura y arte” y aseguró que “desde el fondo de Suárez se está gestando un proyecto político, educativo e igualitario que quizás esté a la altura de la demanda social y la coyuntura política”.

Al cierre del encuentro, el intendente Gabriel Katopodis dijo: “Hoy declaramos como educativo a un territorio que habla, activa, interpela, está de pie. Hoy recogemos la historia de muchos años de lucha para tener una ciudad mejor, con más Estado, más universidad, más participación y más organización popular al mando de las decisiones en San Martín”.

 

, , ,

Nota actualizada el 2 de mayo de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *