Escuela de Humanidades,Lectura Mundi

Cómo leer a Rita Segato

Poco antes de iniciar su Cátedra de Pensamiento Incómodo en la UNSAM, la antropóloga y feminista argentina abrió la 45.ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires con un discurso desobediente. ¿Cómo acercarse por primera vez a su obra? ¿Qué leer? ¿Por dónde empezar? Recorré nuestra lista de recomendados y descubrí las “estructuras elementales” de Segato.

Por Camila Flynn. Foto: Leandro Martínez

El pensamiento de Rita Segato toca problemas centrales de la coyuntura como la violencia del racismo o la crisis de la familia heteropatriarcal. Segato hizo investigaciones de fondo sobre la situación de las cárceles en Brasil y sobre los femicidios en Ciudad Juárez (México). En 2016 también protagonizó un peritaje antropológico en el juicio contra los exmilitares guatemaltecos Esteelmer Reyes Girón y Heriberto Valdez Asig por los crímenes de lesa humanidad cometidos contra las mujeres q’eqchís de Sepur Zarco.

La potencia intelectual de Segato radica en esta combinación de una investigación empírica que incluye a América Latina con una imaginación filosófica y antropológica muy fina. Lo que a ella le interesa es la dimensión de los lazos comunitarios, entender qué significa hoy la experiencia comunitaria y cómo se construye, sobre todo porque ahí la mujer cobra una dimensión política.

En tiempos de guerra, dice Segato, la violencia contra las mujeres funciona como un sistema de comunicación entre las mafias del poder. Esta idea se articula con su noción de “violencia expresiva”, que establece que la violencia contra las mujeres no supone una relación vertical entre el agresor y la víctima, sino una relación horizontal que organiza la cofradía masculina. Los femicidios activan un tipo de violencia que asegura el pacto de masculinidad. Y esto es una lectura muy novedosa porque se enhebra con toda la discusión que la antropóloga quiere dar sobre qué significa afirmar el mandato de masculinidad en momentos de crisis.

En las nuevas alianzas y prácticas transversales convocadas por mujeres de todo el mundo, Segato reconoce una nueva capacidad teórica: la de pensar de manera colectiva en el bien común, que opera en contra del neoliberalismo y fortalece la autopercepción de las identidades. Esto impulsa la marejada feminista que estamos viviendo y explica también por qué la ofensiva está teledirigida hacia el cuerpo de las mujeres.

El jueves 25 de abril, la autora de Las estructuras elementales de la violencia inauguró la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires con un discurso desobediente. “Nuestro feminismo pertenece a un mundo en el que, aun en las metrópolis blanqueadas, la vincularidad es vital y puede y debe ser conservada por el amparo que nos brinda y la felicidad que nos trae”, dijo ante un auditorio colmado.

Cinco títulos de Rita Segato que tenés que leer

La guerra contra las mujeres (2017)

Una compilación de varios artículos en los que pueden leerse tanto su investigación sobre los femicidios en Ciudad Juárez (México) como la conceptualización que hace sobre la violencia y el patriarcado.

En su análisis de la violencia sexual, Segato separa la agresión de lo sexual para ubicarla en el plano del poder y postular su filiación con un mandato entre pares masculinos, un nuevo sistema de comunicación entre las mafias del poder.

“El género es, en este análisis, la forma o configuración histórica elemental de todo poder en la especie y, por lo tanto, de toda violencia, ya que todo poder es resultado de una expropiación inevitablemente violenta. Desmontar esa estructura será, por eso mismo, la condición de posibilidad de cualquier proceso capaz de reorientar la historia.”

Contrapedagogías de la crueldad (2018)

Una transcripción de un seminario que dictó en 2016 en la Facultad Libre de Rosario (Argentina).

Contiene las líneas que estructuran sus principales investigaciones: las cuestiones de género en los pueblos indígenas y comunidades latinoamericanas, la violencia de género y las relaciones entre género, racismo y colonialidad.

Las agresiones sexuales y la explotación sexual de las mujeres representan actos de rapiña y consumo del cuerpo femenino. Se trata de prácticas que expresan con elocuencia la cosificación de la vida. A la crueldad de la violencia, Segato propone el efecto pacificador e inclusivo de los derechos humanos.

“Llamamos ‘contrapedagogías de la crueldad’ a todos los actos y prácticas que enseñan, habitúan y programan a los sujetos a transmutar lo vivo y su vitalidad en cosas. Esto supone la captura de algo que fluía errante e imprevisible, como es la vida, para instalar en su lugar la inercia y esterilidad de la cosa mensurable, vendible, comprable y obsolescente, como conviene al consumo en la actual fase apocalíptica del capital.”

Las estructuras elementales de la violencia (2003)

Una etiología de la violencia que examina las usinas sociales en las que se gesta “la larga historia patriarcal”. Basada en entrevistas a violadores hechas en la cárcel de Papuda (Brasil).

Solo mediante una reforma de la intimidad será posible desmontar la escalada de la violencia social, que va desde los niveles microscópicos de las agresiones domésticas hasta los niveles macroscópicos de las agresiones bélicas.

“Combatir esas formas rutinarias de violencia es posible, pero es imprescindible entender esa lucha como parte de un trabajo de desestabilización y de erosión del propio orden de estatus, y no como un paliativo —una simple corrección de los excesos de violencia— para que este pueda seguir su marcha autorrestauradora. El objetivo es la construcción de una sociedad —por el momento y a falta de una perspectiva utópica más clara y convincente— pospatriarcal.”

La Nación y sus Otros: Raza, etnicidad y diversidad religiosa en tiempos de políticas de la identidad (2007)

Un conjunto de ensayos y conferencias en los que Segato analiza la política de identidades globalizadas y su impacto en países como Brasil y la Argentina.

Segato propone situar la dinámica global-local en el contexto de dos fronteras; la primera, representada por la línea entre ellos y nosotros, es decir, la divisoria entre los países con mayor poder de conducción de los flujos de la globalización —basado en su fuerza económica, tecnológica y bélica— y los países que acompañan ese proceso; la segunda, coincidiendo con los límites nacionales, producto de historias particulares que consolidaron fisuras entre sus diversas entidades sociales.

Se trata “de la intersección de dos estructuras: una de circulación global de bienes y grupos humanos a través de los canales de un circuito establecido de poder y prestigio definido por el diferencial de modernidad de las naciones; y la otra marcada por la configuración local de alteridad, que opera como matriz receptora de esos bienes y grupos que ingresan al horizonte de la Nación.”

La crítica de la colonialidad en ocho ensayos (2016)

Para pensar a fondo la cuestión del racismo y familiarizarse con la perspectiva anticolonial del trabajo de Segato.

Plantea que cada pueblo debe ser percibido no como un patrimonio fijo de cultura sino como un vector histórico. La cultura y el patrimonio son una decantación del proceso histórico, un sedimento de la experiencia histórica, que no se detiene.

“Afirmar la historia frente a la cultura es la única forma eficiente de garantizar el camino de la justicia en el interior de los pueblos por la vía de la deliberación y constante producción de sus sistemas propios de legalidad. Esa deliberación no es otra cosa que el motor de la transformación histórica, en curso propio y en diálogo constante con los otros pueblos.”

Cátedra de Pensamiento Incómodo en la UNSAM

La flamante profesora de la Escuela de Humanidades (EH) y Lectura Mundi de la UNSAM mantuvo una charla pública con la periodista Mariana Carbajal en el Campus Miguelete. Fue el 6 de marzo ante más de 1500 personas.

Allí presentó los lineamientos principales de su nueva Cátedra de Pensamiento Incómodo en la UNSAM, que comenzará a dictar en mayo.

Más información, acá.

Inscripción: [email protected]

 

, , ,

Nota actualizada el 9 de mayo de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *