Instituto Antártico Argentino

Las cabañas de Scott y Shackleton: Una charla sobre patrimonio antártico

¡Vení a conocer la historia de las cabañas que nunca vas a encontrar en Airbnb! Brindará la charla Bryan Linttot, investigador del Instituto Scott de Investigación Polar de la Universidad de Cambridge. Será el lunes 8 de abril a las 15 en el Campus Miguelete. Entrada abierta y gratuita.

Las cabañas de Scott y Shackleton están ubicadas en la isla de Ross en la Antártida.

Fueron construidas a principios del siglo XX por los expedicionarios ingleses Robert Falcon Scott y Ernest Shackleton como bases para sus travesías al Polo Sur durante la “Edad heroica de la exploración en la Antártida”.

Instalada en 1911 en el lado norte del Cabo Evans, la cabaña de Scott fue el último lugar en el que el expedicionario y sus cuatro compañeros se alojaron antes de partir. Murieron durante una tormenta meses más tarde, cuando regresaban con el abatimiento de saber que el noruego Roald Amudsen había llegado primero.

Cinco años antes, Shackelton había emprendido la segunda de sus míticas expediciones antárticas, también con la intención de alcanzar el polo sur geográfico. Durante su estadía en el continente blanco, el anglo-irlandés construyó junto con su equipo una casita de madera en el Cabo Royds, unos 40 kilómetros al norte de la cabaña de Scott.

Un siglo después, esas cabañas permanecen tal y como las dejaron: los camastros donde dormían, la mesa donde hicieron su última comida, las medias colgadas de las cuerdas, un cajón lleno de huevos de pingüino… Todo sigue ahí como si el tiempo no hubiera pasado.

El lunes 8 de abril a las 15 el investigador asociado del Instituto Scott de Investigación Polar (SPRI) de la Universidad de Cambridge conversará sobre la historia de ambas construcciones, que fueron restauradas en enero de 1961 por la División Antártica del Departamento Neozelandés de Investigaciones Científicas e Industriales y declaradas Sitio y Monumento Histórico en 1972.

Nota actualizada el 8 de abril de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *