whatsapp-image-2018-05-30-at-16-29-56

Dirección de Género y Diversidad Sexual

El Consejo Superior de la UNSAM se pronunció a favor de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

La propuesta presentada por las agrupaciones estudiantiles de la UNSAM fue aprobada el 28 de mayo por el Consejo Superior, que resolvió adherir al debate parlamentario de los proyectos de ley sobre interrupción voluntaria del embarazo en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación.

En el trabajo realizado por la mesa de Género integrada por más de once agrupaciones estudiantiles con el apoyo de la Dirección de Género y Diversidad Sexual, Celeste Grimolizzi, representante del Claustro estudiantil en Consejo Superior expresó: “Desde el claustro estudiantil entendemos que el aborto es una cuestión política, que debe atenderse en materia de salud pública. Por eso nos manifestamos a favor y apoyamos su discusión parlamentaria”. Las agrupaciones organizadas para el pronunciamiento fueron: Octubre en la UNSAM, La Mella UNSAM, Somos PyG, Politeia, Alternativa UNSAM, Agrupación José Martí en conducción del Cehum, Comisión de género y diversidad sexual del CEPyG, La Andariega en conducción del CEIAMK, Somos CyT, Compromiso UNSAM, El Empuje en conducción del CEICRyM, comisión de género y diversidad sexual de la EEyN, Construir IDAES. Por su parte la agrupación Pan y Rosas presentó otro Proyecto de resolución acompañado de firmas de estudiantes.

Por su parte se presentó una carta de adhesión de las decanas mujeres de la UNSAM al pedido de pronunciamiento. Y la docente Laura Masson coordinadora del Núcleo de Estudios Interdisciplinarios de Género y feminismos de IDAES en representación del claustro docente expresó sus argumentos: “Quiero destacar, en primer lugar, que la UNIVERSIDAD tiene una Maestría y una Especialización en Derechos Humanos y políticas sociales y una Maestría en Derechos Humanos y Democratización en América Latina y el Caribe; un Diploma de estudios avanzados en educación en y para los derechos humanos y un Diploma en género y salud en el Siglo XXI. Y además una Dirección de Género y Diversidad Sexual. Con el debate de la despenalización-legalización del aborto estamos ante un caso concreto que habilita una posibilidad de garantizar la protección de los derechos humanos de las mujeres. Es la oportunidad de que la Universidad, además de formar personas en la perspectiva de los derechos y la perspectiva de género asuma un compromiso público en pos de que el Estado garantice el respeto de los derechos de las mujeres. Considero también que la Universidad, en tanto Universidad pública, tiene el compromiso de que el conocimiento generado ayude a la resolución de problemas sociales y, por lo tanto, es importante asumir una posición comprometida ante decisiones que van a afectar la vida de muchas mujeres. Es, además, una oportunidad para pronunciarse acerca de la especificidad en materia de derechos humanos de las mujeres; Finalmente, creo que no puede haber una Maestría en Derechos Humanos que no tenga una perspectiva feminista. Y toda perspectiva feminista incluye una posición a favor de la despenalización y legalización del aborto. (…) La Universidad produce conocimiento en todos y cada uno de esos campos. La Antropología, la sociología, las ciencias políticas y la historia pueden aportar conocimiento y argumentos para mostrar cómo la condena a las mujeres que deciden interrumpir un embarazo afecta de manera desigual a las mujeres.

(…) Las Ciencias Sociales no pueden seguir pensando la sociedad sin incluir a las mujeres. La construcción del conocimiento se hizo durante mucho tiempo colocando a las mujeres al margen de la sociedad. Esta es una oportunidad para que desde la Universidad le dé a esta mitad de la humanidad el lugar que le corresponde tanto en la construcción del conocimiento, como en el cumplimiento de sus derechos.

 

Nota actualizada el 4 de junio de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *