Instituto Sabato

Investigadores de la UNSAM brindaron capacitaciones en Europa

Especialistas del Instituto Sabato dieron charlas y cursos avanzados en universidades y laboratorios de España y Suiza sobre temas vinculados con magnetismo y nanotecnología. El intercambio es parte del proyecto SPICOLOST del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea.

Por Vanina Lombardi

Ana María Llois, Gustavo Murgida y Jeremia Daniel Perea, investigadores del Instituto Sabato perteneciente a la UNSAM y a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), ofrecieron cursos y seminarios de especialización para investigadores y estudiantes avanzados en la Universidad de Zaragoza, en España, y en los Laboratorios Federales Suizos de la Ciencia y la Tecnología de los Materiales (EMPA), en Suiza. Las actividades forman parte del proyecto SPICOLOST (por el inglés de “Espines, conversión, lógica y almacenamiento en electrónicos basados en óxido”), financiado por el programa de la Unión Europea Horizonte 2020, del que Llois fue beneficiaria en el año 2016.

Durante febrero, Llois –que es investigadora superior del CONICET y también dirige el Instituto de Nanociencia y Nanotecnología de la Comisión Nacional de Energía Atómica (INN-CNEA) – ofreció en EMPA un seminario sobre electrónica e ingeniería de espines en nanoestructuras y un curso corto sobre magnetismo y materiales eléctricos. De manera similar, en el Departamento de Física de la Materia Condensada de la Universidad de Zaragoza brindó otro seminario, denominado “Exploración de sistemas de bajas dimensiones haciendo ingeniería de espines con diseños para pruebas”, en el que repasó las propiedades electrónicas y magnéticas de algunos sistemas de baja dimensión que han sido obtenidos o aislados en la última década, utilizando distintas técnicas de modelización.

SPICOLOST aborda la problemática del diseño de materiales avanzados capaces de reducir el consumo de energía en dispositivos electrónicos a través de dos acercamientos paralelos. Uno de ellos estudia uniones adecuadas de semiconductores con alta eficiencia de conversión de la energía térmica en electricidad, mientras que el otro se enfoca en la producción de materiales nanoestructurados para dispositivos superconductores, capaces de procesar señales de manera rápida, con lo que se busca minimizar la disipación y el consumo de energía.

Además de la UNSAM y la CNEA, forman parte de SPICOLOST la Universidad Tecnológica Nacional (UTN); la Corporación Nacional Universitaria de la Universidad de Tohoku, de Japón; especialistas del EMPA, de Suiza; de la Universidad de Santiago de Compostela, de España; y del Centro Nacional de Investigación Cientifica (CNRS), de Francia.

Nota actualizada el 2 de marzo de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *