TAREA-IIPC

Primera egresada de la Maestría en Conservación y Restauración de Bienes Artísticos y Bibliográficos

Constanza Rocío Natividad Pagone expuso su tesis en el Instituto de Investigaciones sobre el Patrimonio Cultural de la UNSAM.

El miércoles 27 de diciembre, Constanza Rocío Natividad Pagone defendió la primera tesis de la Maestría en Conservación y Restauración de Bienes Artísticos y Bibliográficos en el Instituto de Investigaciones sobre el Patrimonio Cultural (TAREA-IIPC).

La tesis, titulada El monumento a Jorge Newbery del escultor Leonardo Rodríguez en la Base Aérea Militar Morón. Su historia desde el concurso de 1977 hasta su restauración y emplazamiento definitivo en 2014, contó con la dirección de Daniel Saulino y la codirección de Carol Vitagliano, directora del Museo Histórico del Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín. El jurado estuvo conformado por Laura Malosetti Costa, Fernando Marte y Alejandra Rubinich.

El trabajo de Pagone resultó ser un proyecto ambicioso, fruto de muchos años de investigación y constancia, y con un objetivo compartido por diversos expertos provenientes de distintos campos de estudio. “En lo personal, la experiencia fue muy importante de muchas maneras, no solo por convertirme en la primera tesista de la maestría, sino por haber podido concretar el proyecto junto con mi padre, el comodoro Jorge Pagone, y con el artista y restaurador Ricardo Rodríguez, hijo de Leonardo Rodríguez, el escultor del monumento”, contó la flamante magíster. “Este proyecto además es muy particular por su historia y magnitud, y por su importancia para la Fuerza Aérea Argentina” agregó Pagone.

Monumento a Jorge Newbery

Constanza Rocío Natividad Pagone junto al monumento a Jorge Newbery

Pasaron varias décadas desde la construcción del monumento hasta su emplazamiento y, a pesar de las muchas complicaciones que sufrió en ese tiempo, gracias al proyecto de Pagone el monumento logró ser recuperado. La restauración se llevó a cabo en las instalaciones del Museo Nacional de Aeronáutica para su puesta en valor y posterior emplazamiento en la Base Aérea Militar Morón. “Uno de los problemas más importantes fue la restauración de la figura de Newbery, cuyo estado de conservación era deplorable: tenía agua estancada en su interior, el brazo derecho se encontraba desprendido del cuerpo y los dos ángeles alados también poseían faltantes de las alas inferiores”, detalló Pagone.

La planificación de la nueva obra civil estuvo a cargo de la Dirección General de Inmuebles e Infraestructura y contó con una financiación gestionada por el Ministerio de Defensa.

Documental relacionado:

, , ,

Nota actualizada el 14 de febrero de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *