Escuela de Economía y Negocios

Entrevista a Florencia Fares sobre su participación en el Congreso de Macroeconomía de Sudáfrica

La economista y miembro del Centro de Investigaciones Macroeconómicas para el Desarrollo de la Escuela de Economía y Negocios de la UNSAM asistió al Congreso Internacional de Macroeconomía y Desarrollo Sostenible 2018, que se realizó en Sudáfrica. En esta entrevista habla de su participación en el evento y de su trabajo de investigación.

Florencia Fares es egresada de la Licenciatura en Economía de la UNSAM y se desempeña como investigadora en el Centro de Investigaciones Macroeconómicas para el Desarrollo (CIMAD) desde 2016. El objetivo de su trabajo es comprender qué factores del comercio exterior inciden en el comercio regional de la Argentina. 

¿Cómo llegaste a la UNSAM? 

Ingresé a la Licenciatura en Economía en 2012 y en 2016 empecé a hacer pasantías coordinadas por el Departamento de Empleo y desarrollo de Talentos (DET) en empresas privadas. En ese momento hice varios cursos de extensión que me permitieron comenzar a formarme en el sector de ventas, pero no veía proyección en esa área. Fue entonces que, en una de las materias finales, me ofrecieron una entrevista para ser parte del CIMAD. 

¿Fue tu primer acercamiento a la investigación? 

Sí, fui a la entrevista con demasiadas dudas e incertidumbre. Después de la entrevista me asignaron la primera tarea, y en poco tiempo ya estaba preparando una presentación para un congreso en la Universidad de Buenos Aires. Hoy, luego de dos años, participé en un congreso internacional, algo que, cuando empecé en investigación, no habia imaginado que me pasaría tan rápido.

¿Cómo fue esa experiencia?

El congreso trató sobre macroeconomía y desarrollo sostenible y reunió a estudiantes e investigadores/as de diferentes universidades del hemisferio Sur. Fueron cinco días que incluyeron mesas con distintas temáticas, seminarios de formación sobre metodologías cuantitativas, exposiciones de especialistas y debates.

Se realizó en el campus de la Universidad de Pretoria. Costó llegar porque en Sudáfrica el transporte público tiene poca frecuencia y tuvimos que hacer muchos trasbordos. Allí conviví con otros estudiantes y expositores compartiendo desayunos, almuerzos y cenas e intercambiando lecturas. Fue otro espacio de aprendizaje. Nunca dejé de aprender y discutir.

¿Cuales fueron las ponencias que más te interesaron?

Las presentadas por los equipos de la India y China. La primera trató sobre el impacto del desarrollo de energías en la contaminación del medioambiente. Creo que es necesario permitir que estos debates se den en nuestro país considerando que nuestras principales fuentes son el petróleo y el gas. La segunda propuso repensar las cadenas globales de valor y el modo en que los productos básicos y los complejos se posicionan dentro de dicho concepto.

¿Qué rol tuvo América Latina en las ponencias?

Hubo solo un panel que trató sobre las economías de la región. Allí se hizo mención al estudio de la actividad económica en relación con el mercado de capitales y se hizo mucho hincapié en la economía internacional y el comercio interregional por zonas.

¿Cómo sumó esta experiencia a tu carrera como investigadora?

Conocí muchos investigadores e investigadoras cercanos a mi tema y a estudiantes y profesores con ganas de comentar, leer y debatir sobre diferentes proyectos. Regresé con muchos comentarios sobre mis análisis y muchas preguntas sobre mi caso. Creo que esa experiencia de intercambio opiniones y lecturas es lo más enriquecedor en este tipo de eventos y jornadas.

, , , , ,

Nota actualizada el 19 de diciembre de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *