#OrgulloUNSAM,Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental,Notas de tapa

Marta Litter fue elegida miembro de la Academia Mundial de Ciencias

La investigadora y profesora del Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental (3iA) de la UNSAM fue distinguida por la prestigiosa institución en reconocimiento a su labor científica.

Marta Litter, exjefa de la División de Química de la Remediación Ambiental de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), investigadora superior del CONICET y profesora titular de la UNSAM, fue incorporada a la Academia Mundial de Ciencias (TWAS) junto con otros/as 45 investigadores/as de todo el mundo. Con sede en Trieste (Italia), la TWAS es un programa de la UNESCO que promueve el avance de la actividad científica en países en vías de desarrollo.

Litter es doctora en Química por la Universidad de Buenos Aires (UBA) y tiene un posdoctorado en Química de Polímeros por la Universidad de Arizona (Estados Unidos). Es investigadora superior del CONICET, profesora titular del Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental (3iA) de la UNSAM y miembro de la Comisión de Doctorado en Ciencia y Tecnología Mención Química del 3iA. Fue investigadora de la CNEA hasta 2018. Autora de numerosos artículos publicados en revistas científicas, Litter es reconocida por colegas del ámbito internacional. Entre otras distinciones obtuvo el Premio Mercosur de Ciencia y Tecnología en dos oportunidades: 2006 y 2011.

Especializada en el tratamiento del agua, el aire y los suelos contaminados mediante procesos químicos, Litter investiga la aplicación de procesos de oxidación y reducción avanzada incluyendo el uso de materiales nanoestructurados de hierro para la remoción de cromo, arsénico, plomo, uranio, nitrato y otros contaminantes. Hoy trabaja en la remediación de contaminantes presentes en el agua, especialmente metales y arsénico.

“No queda duda de que los metales están presentes en la industria y son necesarios. Elementos como el cromo, el mercurio, el plomo y el uranio se utilizan para diferentes aplicaciones, incluso la nuclear, pero todos ellos son tóxicos y por eso hay límites establecidos en aguas”, explica la investigadora, quien advierte sobre la importancia de medir y controlar esos valores para que no superen el límite permitido. “En el contexto actual debemos medir la contaminación y brindar métodos para remediarla. En el largo plazo tenemos que apuntar a modificar los métodos de producción para disminuir o eliminar su uso”, concluye.

Las investigaciones de la doctora Litter hacen foco en el agua de las zonas industriales del conurbano bonaerense; en particular, de la cuenca Matanza del Riachuelo, así como de zonas aisladas rurales y periurbanas sin acceso al agua potable.

Para leer “Marta Litter y la lucha contra los contaminantes del agua”, clic aquí.

, , , ,

Nota actualizada el 7 de diciembre de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *