Centro Calas,Lectura Mundi

Néstor García Canclini disertó en la UNSAM

Galería

Invitado por Lectura Mundi y el Centro CALAS, el célebre antropólogo argentino ofreció la conferencia “Calles y pantallas: Ciudadanos en el capitalismo electrónico”. “Ser ciudadano no significa ya lo que significó o se imaginó en etapas anteriores del capitalismo”, afirmó al inicio de la actividad.

Texto: Florencia Arce. Fotos: Laura Henao

Néstor García Canclini inició su presentación en la Biblioteca Casa de la Lectura (CABA) planteando algunos interrogantes sobre la ciudadanía: ¿A quién le importan los ciudadanos? ¿Los ciudadanos desean ser ciudadanos?

“Las acciones de protesta y las iniciativas de nuevos movimientos sociales en muchos países son respuestas. Pero también hallamos que los porcentajes de votantes decrecen”, propuso como primera reflexión para luego afirmar que hoy el sistema está en descomposición. “Existe una desciudadanización multicausada por tres razones: la elitización de los partidos y su desconexión de las bases sociales, la mercantilización de los medios que reducen su función social y la percepción ciudadana de que las protestas no son escuchadas por los poderes públicos”, analizó.

En esa línea, Canclini amplió: “Ser ciudadano no significa ya lo que significó o se imaginó en etapas anteriores del capitalismo. Hoy vivimos otro modo de entender la política, consecuencia de la disolución de los acuerdos entre los Estados, las empresas y los derechos sociales que daban sentido a la concepción moderna y democrática de la ciudadanía”.

Más tarde el antropólogo mencionó algunos procesos aplicables al estudio de la desciudadanización. “Ante el desprestigio de las instituciones del gobierno y la justicia, incapaces de esclarecer crímenes o enriquecimientos irritantes, los medios aparecen con la potencia de sus filmaciones aunque manejen evidencias o pseudoevidencias. Este papel justiciero es expandido por las redes sociales generando la sensación de que cualquiera puede actuar como ciudadano, denunciante y eventual juez”, sostuvo.

“Por otro lado —afirmó—, la vulnerabilidad e impotencia de los ciudadanos aumenta cuando sentimos no solo que nuestras comunicaciones pueden ser grabadas y expuestas en público sino que la suma de nuestros comportamientos y deseos será combinada en algoritmos que luego serán organizados por fuerzas secretas para encauzar nuestros actos como consumidores y ciudadanos. En este sentido, hoy experimentamos la sensación ambivalente y contradictoria de que nos empoderan y nos despojan en el mismo proceso”.

Por último, García Canclini reflexionó: “Entre la política de articulación efímera de las redes, la parapolítica de los partidos con las mafias y la infrapolítica de los movimientos, a los que les va peor en esta América Latina desciudadanizada es a quienes nos movilizamos desde la sociedad civil. En las nuevas vías para refundar la ciudadanía quizá necesitemos combinar el hackeo y la reconstrucción”.

 

, , ,

Nota actualizada el 24 de agosto de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *