Relaciones Internacionales

El rol de las universidades en la ejecución de la Agenda Global 2030

En el marco de su último seminario, la Secretaría General Iberoamericana planteó que las universidades tienen un rol fundamental en la implementación de los objetivos de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030. En virtud de su función específica, se trata de espacios que deben apostar al diseño y la aplicación de nuevas políticas formativas orientadas a la innovación y el compromiso con la acción.

Convocados por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), un colectivo amplio de profesores, profesoras y autoridades académicas de uno y otro lado del Atlántico se reunieron en Salamanca (España) los días 1 y 2 de febrero de 2018 para discutir el papel que las universidades deben desempeñar en el apoyo a la difusión e implementación de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030.

En ese marco, se debatió un informe elaborado por la SEGIB sobre las líneas de acción que las universidades deben implementar para apoyar a los gobiernos en la concreción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Frente al desafío propuesto por la Agenda 2030, dicho informe plantea que “la Universidad está llamada a tener un marcado protagonismo en esa tarea; (…) tiene un papel clave en la promoción de la investigación e innovación que muchas de las metas de la Agenda 2030 reclaman; (…) le corresponde la tarea de preparar a expertos y expertas comprometidos con el mundo al que la Agenda 2030 remite; tiene entre sus funciones formar a la sociedad y desarrollar un esfuerzo pedagógico explicando la relevancia de la tarea a la que se nos convoca; y, en fin, a la Universidad le corresponde un papel crucial en la promoción y configuración de las alianzas multiactor que se requieren para hacer realidad los ODS. La Agenda 2030 no dependerá solo de lo que las universidades hagan, pero es claro que sin el concurso de la Universidad es difícil que la Agenda sea una realidad.”

De este modo, el informe fija las líneas de acción que las universidades deberán adoptar de acuerdo con los siguientes ejes:

  1. La promoción de la investigación y la innovación
  2. La formación de grado y posgrado relacionada con la Agenda 2030
  3. La educación y la sensibilización para el desarrollo
  4. La participación activa en alianzas con otros actores sociales para alcanzar los ODS

Por consiguiente, las estrategias que las instituciones universitarias tendrán que considerar para avanzar sobre las metas de la Agenda 2030 están vinculadas con la generación de un cambio en los valores, en las competencias formativas, en las reformas institucionales y en las políticas públicas, y con la promoción de la investigación, la innovación y las alianzas con otros actores.

Al respecto, el informe hace hincapié en que “las universidades deben ser en sí mismas espacios de coherencia con los fines que se persiguen, y en este caso particular con los ODS: sus propias actividades y el funcionamiento de sus instituciones y dependencias deben reflejar el compromiso en la acción, lo que permitiría además que la universidad se convierta en un “campo de prueba” de la innovación que busca producir, aumentando su credibilidad y generando ejemplos que terceros puedan seguir en sus prácticas.”

Para ver el documento con las ponencias del Seminario de la SEGIB, clic aquí.

Nota actualizada el 23 de mayo de 2018

Un comentario

  1. Muy buen material que lo utilizarè en un curso de postgado para profesores universitarios que impartirè en la Universidad Catolica de Cueca como parte de la preparaciòn a las universidades que integran a la International University Network.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *