Parque de la Memoria

Instituto de Arquitectura y Urbanismo

Se realizó una charla-debate en el Día de la Memoria

Galería

El viernes 23 de marzo en el Aulario, el Instituto de Arquitectura conmemoró el Día de la Memoria con un encuentro donde el relato de cómo se pensó una obra arquitectónica destinada a ser un monumento y un homenaje a las víctimas del terrorismo de Estado el Parque de la Memoria.

Por Paola Aguilar

Claudio Ferrari, uno de los autores del proyecto, abrió la charla y se refirió al río -un elemento clave en la obra- y su relación con la ciudad de Buenos Aires. “El agua es un elemento determinante. El memorial está vinculado al río, por la carga simbólica que adquiere en relación con los vuelos de la Muerte”.

El proyecto se inició en el año 1998, y el Monumento a la Víctimas del Terrorismo de Estado fue pensado junto con los organismos de Derechos Humanos. El monumento exhibe los nombres de 8727 personas sobre sus muros que llevan hasta el agua marcando un sendero irregular. Queda espacio para seguir sumando nombres que aún no se conocen. Hasta llegar a 30.000. La irregularidad del camino hizo que Ferrari comparara al monumento con una cicatriz. “Se va a llamar herida, porque las cicatrices están cerradas, y las heridas están abiertas”, le dijo Estela de Carlotto. Ferrari comenzó a llamarlo zig zag. Que ese camino terminara en el río estaba pensado como un lugar de contemplación, pero terminó siendo el punto desde el que se arrojan flores al río, comentó. “El parque se convirtió en lo que la gente quiso que fuera”, concluyó Ferrari.

El diseñador gráfico Juan Lo Bianco, quien acaba de trabajar en la nueva edición libro institucional del Parque, un espacio al que considera muy significativo. “Soy navegante y miro el río siempre. Al mismo tiempo, el monumento tiene fechas que están relacionadas a mi adolescencia. Cuando recorro y veo las fechas hay personas que han nacido el mismo día que yo, son mis contemporáneos”, comenzó a contar Lo Bianco. Habló también del arte que despliega en el parque y en la sala de exposiciones, llamada Pays (Presentes Ahora y Siempre). Como dato destacado y vinculado al diseño gráfico, explicó que la tipografía que se usó en el libro se llama Perec, versión stencil, una tipografía diseñada en el país, y que tiene faltantes en su trazo, intermitencias. “Le faltan líneas que hablan de las heridas y de las ausencias”, detalló.

“Como proyecto de Arquitectura puede pensarse como logrado. Vinieron Obama y Holland, los reyes de Dinamarca, y todos quieren visitarlo. También van chicos en bicicleta, parejas, familias.Y los domingos es un parque de sanguches y gaseosa” dijo Lo Bianco para terminar.

El parque está ubicado en la Av. Costanera Norte Rafael Obligado 6745, CABA.
www.parquedelamemoria.org.ar

 

Nota actualizada el 27 de marzo de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *